Microcréditos: Una oportunidad para los desahuciados

CE14 diciembre 2010
0

Un banco para los pobres. Eso pensó Muhammad Yunus cuando volcó todos sus conocimientos financieros y sus recursos económicos en crear productos para la base de la pirámide. Desde que fundó el Banco Grameen en Jobra (Bangladesh), su fórmula ha sido replicada en otros muchos países en vías de desarrollo.

Este reportaje elaborado por Euronews muestra cómo en Etiopía el banco Decsi Dedebit, que cuenta con 133 agencias por todo su territorio, ofrece créditos a las personas sin recursos, a aquellas que han sido rechazadas por los bancos convencionales.

Las microfinanzas están tomando mucho peso y se convierten en nuevas oportunidades para los desahuciados. Estos bancos de microcréditos corren unos riesgos importantes, pero los beneficiarios cuentan con la supervisión de la entidad para garantizar el éxito del negocio.

Han pasado ya más de 15 años desde que este banco fuera fundado en 1994; actualmente cuenta con 400.000 clientes que hacen cola pacientemente a las puertas de sus «oficinas» para devolver los créditos concedidos. Es tal su demanda que se podría llegar a triplicar si tuvieran los suficientes recursos, cuenta el reportaje. Reciben el apoyo de la Unión Europea y de distintas Ong como Oxfam.

Su director, Atakilt Kiros, explica en el vídeo su principal propósito: «ayudar». Dice que no tienen pérdidas debido al compromiso que contraen los beneficiarios con el banco, que se ha convertido en una institución respetable por todos sus habitantes. «Los pobres necesitan confianza y si se la das, se comprometen. Hemos demostrado que se puede financiar a los pobres y a la vez crear una institución financiera perfectamente sostenible», cuenta Kiros. Cuando se refiere uno al término de microfinanzas se puede hablar también de revolución social: «En vez de esperar ayudas para comer han aprendido a ser productivos», señala Kiros en el vídeo.

0
Noticias relacionadas
Más noticias
Comentarios