Los principales periódicos españoles pierden credibilidad al no informar sobre sus procesos periodísticos

CE28 febrero 2011
3
NOTA DE PRENSA

Las principales cabeceras de prensa de los más importantes grupos de comunicación españoles informan escasamente sobre sus procesos de producción periodística. Así lo ha determinado el Informe Esporas de helechos y elefantes, elaborado por Fundación Compromiso Empresarial, sobre la responsabilidad corporativa de los periódicos.

El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia, El Periódico, La Razón, Público y La Gaceta han sido objeto de estudio de este informe que desprende datos de transparencia poco alentadores afectando directamente a la credibilidad de la prensa, su máximo activo por definición. Los medios de comunicación, y en concreto los periódicos, tienen la responsabilidad de convertirse en los ojos del lector, por eso tienen que garantizar que la información publicada es elaborada a través de un proceso legítimo, transparente y ético y está regida por unos criterios de objetividad y veracidad.

Los periódicos tienen el deber de publicar en su página web los documentos que acrediten aspectos tan importantes como su política ante el respeto al honor y la intimidad, el tratamiento que dará a los contenidos de riesgo, la ética que rige la publicación o no de anuncios de contacto o las políticas que encaminan hacia una publicidad responsable y la existencia o no de canales de comunicación con el lector, entre otros aspectos que se detallan a continuación.

1 Contenido. Es necesario que todos los periódicos publiquen, entre las directrices editoriales, el tratamiento de los contenidos de riesgo; la misma definición con respecto a la posición del periódico ante el respeto al honor, la imagen y la intimidad, y finalmente acerca de los contenidos que respondan a sensibilidades sociales. En este sentido despunta única y exclusivamente el periódico El País, cuyo Libro de Estilo marca la posición del diario ante diversos temas como el suicidio, la violación y las expresiones malsonantes. Este mismo documento corporativo ejemplifica también casos concretos de respeto al honor.

El resto de diarios analizados, El Mundo, ABC, La Vanguardia, El Periódico de Cataluña, La Razón, Público y La Gaceta, no abordan estos temas en su documentación pública, sembrando la duda sobre la existencia o no de políticas que los rijan.

2 Proceso de producción editorial. Se solicita que todos los periódicos contemplen una declaración de compromiso explícito con la veracidad de la información, la libertad de expresión y la independencia. En este punto vuelve a suspender prácticamente la totalidad de los diarios analizados a excepción de nuevo de El País, donde tanto el Libro de Estilo como el Estatuto de Redacción ofrecen pautas de comportamiento que garantizan la veracidad de sus informaciones.

3 Publicidad responsable. Destaca la necesidad de publicar las políticas editoriales sobre los productos publicitarios a los que se da soporte; también es necesario comprometerse con estas políticas renunciando a la publicación y por tanto ingresos de anuncios de contactos y líneas eróticas, y, finalmente, la publicación de la política que garantiza la independencia de la redacción con respecto a los anunciantes.

Atendiendo a los criterios o reglas sobre la inserción de determinados anuncios ningún diario hace referencia a estos en los documentos publicados en sus webs; sin embargo, revisando los periódicos en su edición impresa, el informe ha comprobado que tanto La Razón como Público y La Gaceta renuncian a los ingresos por la publicación de anuncios de contacto, comprometiéndose así con temas como la lucha contra la degradación de la mujer o las tramas de trata de personas.

4 Relación con los lectores. Se valorará la existencia de canales de comunicación con el lector: cartas al director, rectificaciones, defensor del lector, análisis y publicación de quejas y demandas de los lectores, y encuestas sobre la adecuación a las expectativas de los lectores. En este sentido, El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia, El Periódico de Cataluña, La Razón y Público, a excepción de La Gaceta, reservan un espacio en sus páginas para publicar cartas al director, en cambio, sólo El País y La Vanguardia poseen la figura del defensor del lector, un profesional que se encarga de resolver dudas y escuchar y leer las quejas de los lectores.

Ninguno de los periódicos analizados posee una sección fija para rectificaciones ni cumplen con los otros aspectos requeridos en este punto, como sí lo hacen los diarios de referencia anglosajones: The Guardian y The New York Times.

5 Control y cumplimiento. Es recomendable que se haga público el sistema de control y cumplimiento que rige la publicación. Es importante la existencia de órganos internos de seguimiento y control, mecanismos externos que verifiquen el cumplimiento, como auditorías, y, por último, la posesión de un código deontológico que promueva la sensibilización interna con los temas relacionados con la responsabilidad social, aspectos sobre los que ningún diario español analizado informa.

A la vista del estudio, los periódicos españoles deben mantener informados a sus grupos de interés o stakeholders de sus prácticas internas de elaboración de noticias que les aporten credibilidad. El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia, El Periódico, La Razón, Público y La Gaceta se retratan del siguiente modo respecto a sus referentes anglosajones:

Enlaces adicionales:

Descargar el informe Esporas de helechos y elefantes. La responsabilidad corporativa de los medios de comunicación en la elaboración de contenidos. II Los diarios nacionales de información general.

Descargar portada Esporas de helechos y elefantes.

Leer también:

La RC se queda sin espacio en las programación televisiva.

3
Comentarios