La confianza de los líderes de opinión en las ONG se multiplica

0

A pesar del entorno económico, la confianza en las empresas no sufre ninguna erosión en España. Esta es una de las conclusiones que arroja la undécima edición del Barómetro de la Confianza que realiza anualmente la consultora Edelman entre más de 5.000 líderes de opinión de todo el mundo.

El 53% de los encuestados en España declara confiar en las empresas, el mismo porcentaje que el año pasado y 13 puntos por encima de la cifra de 2009. Así, respecto a la confianza que generan, las empresas se sitúan por delante de los medios de comunicación (con un 46%) y del Gobierno (con un 43%), y sólo por detrás de las ONG en las cuales confía el 60% de los encuestados.

Los resultados en España son similares a los de Alemania y Suecia, países en los cuales el 52% de los encuestados afirma confiar en las empresas. Sólo Holanda e Italia tienen una confianza mayor en las empresas, alcanzando el 74% y el 64% respectivamente.

A nivel mundial, «confianza» y «calidad de productos y servicios» son los dos principales vectores que refuerzan la reputación de las empresas.

En España, lo más valorado son «el buen trato a los empleados» y seguir unas «prácticas honestas y transparentes» destacadas por el 54% y el 52%, respectivamente. El estudio identifica las sanciones que una empresa puede sufrir si no genera confianza entre sus públicos. El 59% afirma que «rechazaría adquirir productos o servicios» de empresas en las que no confía, y el 58% declara que «criticaría estas empresas» en sus conversaciones con amigos. En el lado opuesto, el 64% «recomendaría a sus amigos» aquellas empresas en las que confía y el 39% «pagaría un sobreprecio» por sus productos o servicios.

Sobre las fuentes en las que los líderes de opinión confían a la hora de informarse sobre las empresas, el 72% confia en «académicos y expertos», y el 69% en «analistas financieros».

Destaca la recuperación de la confianza en los «Consejeros Delegados» que pasa del 23% en el Barómetro del 2009 al 56% en el Barómetro 2011, y de las ONG que pasan del 29% al 54% en el mismo periodo. De todos los países encuestados, España es el país que menos está de acuerdo con la afirmación de que «el único objetivo de las empresas es aumentar los beneficios». Si en Emiratos Árabes, Japón y la India el 84%, 72% y 70%, respectivamente, de los encuestados acepta esta premisa, en España sólo el 30% lo hace, situándose al lado de países como Italia o Alemania, en la que el 33% y el 35% de los encuestados la aceptan.

Leer también:

Milton Friedman y los españoles

0