Vivienda, educación, energías renovables y violencia de género, apuestas de Ashoka en 2010

0

Ashoka, la primera organización mundial de emprendedores sociales innovadores, ha presentado a los emprendedores sociales seleccionados en España en el año 2010: Raül Robert, Merche García Villatoro, Martín Ascacíbar y Ana Bella. Todos ellos están dando soluciones innovadoras a importantes problemas y retos sociales de nuestro país:

  • Raül Robert ha puesto en marcha un modelo accesible de vivienda que frena la especulación.
  • Merche García Villatoro está expandiendo por todo el país un modelo de educación en el tiempo libre que completa el sistema educativo formal.
  • Martín Ascacíbar está integrando a los productores de biomasa en la cadena de valor de la energía.
  • Ana Bella está trabajando para ayudar a las mujeres que sufren violencia de género.
Raül Robert

«Tras un riguroso proceso de selección Ashoka ha invitado a estas cuatro personas a formar parte de su red, al entender que están desarrollando una innovación en su campo», ha relatado Elena Correas, responsable del programa de Selección de Emprendedores de Ashoka en España, que ha explicado que uno de los criterios clave de la organización para la selección de emprendedores, además de la innovación, es el potencial de transformación social.

Merche García

«Nuestra labor ahora es apoyarles profesional y económicamente para que su impacto se amplíe drásticamente y lo más rápido posible», ha explicado Correas.

A través de Ashoka, los emprendedores sociales tienen acceso a colaboración con socios estratégicos y colaboradores de la organización y reciben apoyo profesional en consultoría legal y estratégica, de comunicación, etc.

Ana Bella

El apoyo económico, por su parte, tiene como objetivo que los emprendedores puedan dedicarse al desarrollo y expansión de su idea a tiempo completo. Pero además, hay otros beneficios y oportunidades para los emprendedores seleccionados.

«Formar parte de la mayor red de emprendedores sociales del mundo les ayuda a impulsar sus procesos de consolidación y expansión. La red permite tener acceso a multitud de experiencias internacionales y les permite realizar intercambios de metodologías, estrategias y prácticas de éxito». Correas ha recordado que el objetivo último de Ashoka es el de contribuir a la construcción de una sociedad de impulsores de cambios, «ejemplos como los de Raül, Merche, Ana o Martín son necesarios para que la sociedad vea que el cambio es posible y que está en nuestras manos».

0
Noticias relacionadas
Más noticias