Tolerancia cero para la cadena de suministro de Coca-Cola ante el acaparamiento de tierras

CE26 diciembre 2013
0

Coca-Cola se ha comprometido a dar los pasos pertinentes para acabar con los acaparamientos de tierra en su cadena de suministro después de que casi 225.000 personas hayan firmado una petición y emprendido acciones para exigir a las empresas de alimentación y bebidas que respeten los derechos sobre la tierra de las comunidades. Estas acciones se enmarcan en la campaña de Oxfam Tras la marca.

Asimismo, la empresa se ha comprometido a lograr que sus empresas embotelladoras y franquicias también lo hagan. Además, Coca-Cola ha afirmado que llevará a cabo análisis sociales y medioambientales en su cadena de suministro, comenzando por Colombia, Guatemala y Brasil y siguiendo con la India, Sudáfrica y otros países. También hará públicos los nombres de sus proveedores de azúcar.

PepsiCo y Associated British Foods (ABF), las otras dos empresas objetivo de la campaña de Oxfam, aún deben abordar las cuestiones denunciadas en el informe La fiebre del azúcar.

«Una de las mayores empresas del mundo se ha movilizado para asumir una mayor responsabilidad por el impacto de sus actividades», ha señalado Paula San Pedro, investigadora Oxfam Intermón. «Coca-Cola ha dado un importante paso adelante para demostrar a sus clientes y a las comunidades de las que depende que aspira a ser parte de la solución a los acaparamientos de tierras. Esto se reflejará en toda la industria».

«La respuesta del público a esta campaña ha sido enorme. Esto demuestra que ninguna empresa es demasiado grande como para no tener que escuchar a sus consumidores. Las empresas de alimentación y bebidas más grandes del mundo están cambiando su forma de funcionar porque los consumidores así lo han exigido», ha añadido San Pedro.

Oxfam acoge con satisfacción el compromiso de Coca-Cola de aplicar una política de tolerancia cero ante el acaparamiento de tierras además de comprometerse a:

1. Adherirse al principio de consentimiento libre, previo e informado en todas sus actividades y exigir a sus proveedores que hagan lo mismo.

2. Hacer públicos de forma inmediata los tres principales países y empresas proveedores del azúcar de caña que consume.

3. Realizar y publicar evaluaciones sociales, medioambientales y sobre derechos humanos –realizadas por terceros–, así como sobre la problemática de la tierra.

4. Colaborar con gobiernos y organismos internacionales para apoyar prácticas responsables con respecto a los derechos sobre la tierra.

5. Abordar junto a los proveedores los casos citados en el informe de Oxfam Un trago amargo para encontrar soluciones que respondan a las preocupaciones de las comunidades afectadas.

Como el mayor comprador de azúcar del mundo, Coca-Cola tiene un inmenso poder de influencia sobre sus proveedores y la industria. Estos pasos mejorarán la transparencia en la cadena de suministro de Coca-Cola.

Como resultado de estos compromisos, Coca-Cola adoptará medidas preventivas para evitar conflictos sobre la tierra que provoquen el desalojo de familias campesinas de sus hogares.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.