Voluntariado corporativo para mejorar la integración laboral de jóvenes en peligro de exclusión

1

El proyecto Coach de la Fundación Exit llega a su 14ª edición en un ambiente social en el que la tasa de paro juvenil asciende a más de un 55%. Este año, la participación de jóvenes, empresas, voluntarios corporativos y entidades sociales ha aumentado de manera significativa.

El proyecto Coach da nombre a una iniciativa de voluntariado corporativo, enfocada a empresas socialmente responsables que quieren contribuir a mejorar la integración laboral de jóvenes que están en riesgo de exclusión social.

A través de la motivación y orientación, los empleados de las empresas trabajan para que los jóvenes continúen con su formación, mejorando así las posibilidades futuras de conseguir un empleo.

Los participantes de esta iniciativa tienen entre 16 y 19 años y han sufrido fracaso escolar; proceden de entornos familiares en los que la orientación laboral y las referencias empresariales son inexistentes, por lo que necesitan de personas que les guíen hacia una ocupación y transmitan cómo funciona el mundo laboral.

La Fundación Exit es la encargada de formar a los voluntarios corporativos en técnicas de coaching y mentoring. Una vez adquiridas, las aplicarán en el día a día y acompañarán a los jóvenes durante dos meses a una empresa.

De esta forma, ambas partes se beneficiarán: Por un lado, los voluntarios tendrán la oportunidad de potenciar sus competencias profesionales de liderazgo y comunicación ayudando a los participantes, de quienes aprenderán. Por el otro, los jóvenes tendrán una experiencia en el mundo laboral, entendiendo la importancia de su formación para acceder a él.

En esta edición que acaba de finalizar, la Fundación ha contado con la participación de 94 voluntarios corporativos y 71 jóvenes

1
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.