Murray Grainger: “Medir la integridad ética de las empresas repercute en la cuenta de resultados”

0

En un momento en el que en España la crisis de credibilidad ha alcanzado su punto álgido; donde los casos de corrupción copan los titulares de las noticias, y los ciudadanos desconfían de sus instituciones, Murray Grainger, británico de nacimiento, se ha instalado recientemente en Madrid con su iniciativa Impact on Integrity para impulsar los comportamientos éticos en las empresas españolas.

¿Podría describir su trayectoria personal y que le llevo a dejar un puesto seguro en la empresa para lanzarse a crear Impact on Integrity?

Existe un gran potencial en las compañías para mejorar las prácticas empresariales que impulsen comportamientos éticos en toda la organización. Esta es una evidencia que pude comprobar cuando desempeñaba el cargo de Head of the Ethics and Compliance Programme en Airbus y que se vio fortalecida mientras realizaba el Global Executive MBA at IESE Business School.

En ese momento descubrí la conveniencia de trasladar ese convencimiento a otras empresas ayudándolas a identificar los “retos de la integridad” como una oportunidad de diferenciarse y mejorar su rentabilidad y posición en el mercado.

¿Cuál es el foco de Impact on Integrity? ¿Qué novedades aporta este enfoque frente a las visiones tradicionales de la RSC o la gestión de la reputación?

Impact on Integrity pone en relación a las personas de la organización con herramientas transformadoras y de gran impacto. Nuestra metodología consiste en evaluar, desarrollar e inspirar. Trabajamos con los clientes para impulsar cambios duraderos, sostenibles y positivos en la cultura y las relaciones de negocio, internas y externas.

No se trata de una versión reciclada de la RSC. Por ejemplo, nosotros analizamos las áreas de negocios y de posibles riesgos usando una herramienta que se denomina Integrity Health Check; formamos a los directivos seniors en Liderazgo Responsable, y motivamos a los equipos con herramientas como nuestro Global Business Ethics Challange (GBEC).

El Integrity Health Check es una herramienta online de evaluación, también disponible en español, que se centra en el análisis de seis dimensiones: compromiso, liderazgo, estándares de integridad, proceso de toma de decisiones, recompensas y sanciones y oportunidades.

El GBEC es un juego que permite a los directivos gestionar una empresa virtualmente y les ayuda a tomar decisiones prácticas, operativas que les plantean un dilema ético. El próximo otoño tendremos la oportunidad de presentar el GBEC en Madrid.

Si medir los resultados financieros en una compañía es una actividad llena de dificultades, muchos son incrédulos ante la posibilidad de medir algo tan difuso como la integridad de una empresa. ¿Qué les respondería a los escépticos?

La integridad se encuentra en el corazón de todo lo que hacemos. Si las compañías pueden desarrollar métricas objetivas sobre la integridad, esto tendrá un valor e impacto real positivo en la cuenta de resultados.

Las estadísticas nos muestran que las empresas pierden un 5% de sus ventas por fraudes. Invertir una pequeña cantidad en un programa eficaz antifraude puede ayudar a ahorrar muchos millones de euros cada año.

Los juicios y multas por comportamientos poco éticos nunca han sido tan altos en la historia; en lugar de gastarte 100 millones de euros en una sanción, es mejor invertir el 1% de esa cantidad en un programa eficaz que impulse la integridad y prevenga los comportamientos poco éticos.

¿Qué empresas lo están haciendo bien en el área del comportamiento ético o impulsando la integridad? ¿Podría darnos algún ejemplo de buenas prácticas?

Muchas compañías están desarrollando ventajas competitivas gracias a programas de formación ética. Algunas son proactivas, otras tienden a reaccionar cuando se ha producido un fallo.

Siemens tiene un programa muy bueno, con procesos de verificación y vigilancia en todos sus negocios. En Airbus desarrollamos un programa del que estamos muy orgullosos que contaba con 120 directivos responsables del área de compliance en 18 países, incluida España.

El programa de Nutreco presentado en el C5 Anti-Corruption Forum Spain también es muy impresionante. La estructura clásica sigue el modelo prevenir-detectar-responder que están adaptando muchas compañías españolas.

Impact on Integrity ha decidido instalarse en España, ¿cuáles son las razones que le han impulsado a prestar atención a este país?

Los españoles han sufrido suficientes problemas económicos, de desempleo y corrupción. La economía española está recuperándose lentamente, pero en la buena dirección. Pienso que España se encuentra en un momento estupendo para desarrollar e impulsar maneras más responsables y sostenibles de desarrollar la actividad empresarial.

La recepción de Impact on Integrity en España ha sido muy buena. Nuestro próximo seminario el 17 de junio en Madrid se centra en la gestión de la Integridad, Riesgo y Reputación, áreas todas ellas, en las que los directivos españolas se encuentran preparados para liderar en España, Europa y más allá.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.