Las empresas, más abiertas y transparentes tras la crisis, según la multinacional Hays

0

«Apertura y transparencia» son dos términos que definirán la actividad de las empresas en la economía post-recesión, según la multinacional británica de selección de profesionales cualificados Hays. Dos nuevos «valores» que empiezan a calar con fuerza en la gestión de los recursos humanos de las grandes empresas de todo el mundo.

«El nuevo desafío -explica Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España- es identificar los vectores que favorezcan la creación de un nueva cultura empresarial más abierta y plural».

Según Hays, se está asistiendo al nacimiento de nuevos modelos culturales en el ámbito de las empresas basados en planteamientos más modernos acordes con entorno empresarial más global. «Nada será igual -indica Noelia de Lucas- tras la crisis. Los departamentos de recursos humanos trabajan en nuevas ideas orientadas a potenciar el talento, su retención y la implantación de nuevos procedimientos más sociales y abiertos».

A medida que salen de la crisis, las empresas han empezado a cuestionar sus antiguos comportamientos de liderazgo y cultura organizacional. Los departamentos de RRHH deben preparar a la empresa para estos cambios y colaborar en el desarrollo de una cultura abierta, que escuche tanto a los empleados como al mundo exterior.

Hoy la reputación pública de una organización es un factor clave a la hora de atraer talento. Su cultura y cómo se percibe desde el exterior nunca ha sido más importante.

Por eso, para crear una cultura transparente y de colaboración interna, que es lo que caracteriza a las organizaciones abiertas, se requiere una participación activa de los equipos de recursos humanos desde el primer momento de su gestación.

«Los RRHH tienen hoy, más que nunca, un papel fundamental en la introducción de esta nueva forma de trabajar», indica Noelia de Lucas. Una tarea, que según Hays, pasará por la eliminación de jerarquías convencionales y cargos y la implantación de redes sociales internas, para conseguir esa apertura y transparencia.

«Los equipos de recursos humanos tienen que trabajar en estrecha colaboración con otros departamentos empresariales y líderes de la organización para desarrollar políticas claras, que pongan en valor los beneficios de una mayor apertura, dentro de los parámetros que protegen la reputación de la organización, los datos y la propiedad intelectual», añade de Lucas.

Según Hays estos nuevos desafíos no se pueden lograr sin el apoyo de la dirección. Los líderes tienen que adaptarse y asumir un papel colaborador más allá del mando y esto puede ser una curva de aprendizaje a la que deben someterse algunas organizaciones. Un proceso que debe estar apoyado por el área de recursos humanos, explicando los beneficios una organización abierta para la mejora de la reputación de la organización con los clientes, los accionistas y los empleados.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.