Las empresarias iberoamericanas piden compromiso social y personal para alcanzar la igualdad

CE24 noviembre 2014
6

Las mujeres van accediendo poco a poco a puestos de alta responsabilidad dentro de las organizaciones, e Iberoamérica no es ajena a esta realidad.

Sin embargo, la representatividad en relación a su peso demográfico es una meta aún lejana. Un encuentro de empresarias iberoamericanas celebrado en el marco de la XXV Asamblea Plenaria CEAL, ha analizado los retos pendientes en materia de equidad y el papel de la mujer como clave del éxito empresarial.

Su principal conclusión: la igualdad solo se podrá alcanzar a través del esfuerzo personal y el compromiso de toda la sociedad.

Para la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, Iberoamérica es una de las regiones que más progreso ha mostrado en equidad de género, pero la paridad aún está lejos. «El esfuerzo personal no es suficiente. Se requiere el compromiso de toda la sociedad para que las mujeres podamos optar a ser lo que queremos ser», ha afirmado.

Según la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, la evolución de España en este campo se ha reflejado con especial intensidad en el ámbito de la administración.

Además, desde los poderes públicos se están consolidando iniciativas para alcanzar uno de los principales retos que las mujeres tienen hoy en día: la conciliación. Un ejemplo de ello es el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades puesto en marcha este año. «Es imposible para las mujeres estar en igualdad real sin medidas de conciliación familiar que favorezcan la condición de no tener que elegir entre la vida familiar y la carrera profesional», ha insistido.

«La igualdad de la mujer es una cuestión de justicia y de una sociedad desarrollada, pero además es una necesidad para el futuro», ha subrayado.

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva de Eulen, María José Álvarez, ha destacado la importancia de la formación para que las mujeres tengan la capacidad de elegir. «Puede que no necesitemos cuotas de paridad, sino simplemente la posibilidad de poder optar. Eso sí, debemos ser consecuentes con las decisiones que tomamos», ha matizado.

Para Álvarez, además, mujeres y hombres se complementan profesionalmente: «Tenemos diferentes formas de pensar, aportamos un punto de vista diferente, somos capaces de ver a medio y largo plazo…». No obstante, el reto aún no se ha logrado ya que en el ámbito español, la empresaria tiene que demostrar a diario su valía.

La vicepresidenta ejecutiva del Banco Interamericano de Desarrollo, Julie Katzman, ha desvelado sus tres claves para el éxito: trabajar mucho, centrarse en la excelencia y tener suerte. Para la ejecutiva, el aumento de la competitividad de una compañía está estrechamente ligado con la incorporación de mujeres a su fuerza de trabajo. «Las compañías con mayor diversidad y con mujeres en la alta dirección obtiene un mayor éxito en todos los sentidos: cotización, crecimiento, mejor gobierno, competitividad…».

No obstante, ha coincidido con las demás ponentes en que las empresas iberoamericanas aún no son plenamente conscientes de ello. «Ocupamos solo el 5% de los altos cargos en grandes empresas latinoamericanas», ha añadido.

El debate también ha contado con las aportaciones de la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, quien ha sostenido que «en España hay igualdad de oportunidades, pero no igualdad de destino».

A su parecer, las medidas regulatorias y recomendaciones como el establecimiento de cuotas en los consejos de administración no son la solución del problema, y es necesario distinguir entre un puesto de trabajo y una carrera profesional. «Solo a través del sacrificio podemos llegar a liderar grandes compañías», ha insistido.

Jessica Kuljis, presidenta y líder ejecutiva de Red Uno, ha sido la encargada de cerrar esta mesa de debate a través de su experiencia al mando de uno de los principales medios de comunicación de Bolivia. «La igualdad es un desafío por el manejo de los recursos humanos que exige, y es solo alcanzable a través de la justicia, la integridad, la comunicación y el respeto», ha explicado.

También ha destacado el rol que las mujeres desarrollan en todos niveles de una compañía: «Tenemos capacidad para equilibrar lo estratégico y lo humano, ingredientes fundamentales para el éxito de cualquier empresa», ha concluido.

6
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.