“Si priorizamos el medio ambiente podremos crear una gran industria del reciclaje, generadora de empleo"

Compromiso Empresarial entrevista a Luis Palomino, secretario general de Asegre, Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales, sobre el reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos.
1

¿Existen cifras de la cantidad de aparatos eléctricos y electrónicos que se consumen en España?

En estos momentos los datos de generación que maneja la industria son de 600.0000 toneladas por año y una tasa del orden de 13 kg por habitante y año.

¿Manejan cifras de las toneladas que se reciclan correctamente en España y alguna estimación de los que se dejan de reciclar por prácticas ilegales o canales no regulados?

Calculamos que se trata correctamente el 30% de estas 600.000 toneladas, lo que significa entre 150.000 y 180.000 toneladas al año. Lo cierto es que debido a ello estamos perdiendo una gran cantidad de materias primas muy valiosas que se obtendrían a partir del reciclado de estos productos, lo que nos hace depender de la importación de estas materias y, generalmente, esta importación proviene de países con baja calidad democrática, lo que fomenta la corrupción, e incluso los conflictos armados.

¿Qué ocurre con los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que no se gestionan y reciclan de manera correcta?

La mayor parte se trata en instalaciones sin autorización para gestionarlos. En muchos casos, mafias organizadas recogen los residuos en la puerta de los puntos limpios o directamente entran en ellos a robarlos. Al ser operaciones al margen de la legislación, no dejan trazabilidad ni datos de cantidades. También sabemos que una parte se estaría exportando de forma ilegal a países donde los estándares ambientales son muy inferiores a los europeos. Además del impacto económico y sobre el empleo que produce esto en la industria ambiental, también genera un impacto en el entorno que nos afecta a todos, a pesar de la distancia.

¿Por qué es importante reciclar correctamente?

Por un lado, reciclando minimizamos el impacto ambiental ya que los gestores retiran y tratan con las técnicas más punteras los residuos peligrosos. Además, el tratamiento en instalaciones especializadas maximiza el aprovechamiento de los materiales contenidos en los residuos -llegándose en algunos casos al 85% en peso del residuo-, de distintos tipos de metales, plásticos, vidrio, etc. Por ejemplo, una industria especializada en extraer metales preciosos de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos extrae 350 gramos de oro por tonelada de residuo, mientras que una mina sudafricana extrae 50 gramos de oro por cada tonelada de tierra que mueve.

Los ciudadanos, las empresas y las instituciones deben comprender que si las cuestiones ambientales recuperan la importancia perdida, se puede generar una gran industria en torno al reciclaje, generadora de empleo y que, a la vez, colabore en la mejora de nuestro entorno.

¿Quién tiene la clave en este asunto: el consumidor, siendo más responsable cuando compra, o la industria, apostando por una mayor sostenibilidad o sin crear necesidades falsas de compra?

No puedo responder a esta cuestión. Lo que sí está claro es que se podría reciclar mucho más si consiguiéramos que las políticas sobre residuos fueran homogéneas en todo el territorio nacional y si las Administraciones destinaran recursos a la inspección y el control. Por otro lado, las empresas deberían actuar con mayor responsabilidad.  Y esto sólo se consigue cuando las políticas de RSE se implantan realmente en su misión y valores y no se utilizan sólo como una herramienta de marketing.

1
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.