“La afición por las aves en España está por debajo de la media europea, pese a tener una fauna envidiable”

Compromiso Empresarial charla sobre aves con Asunción Ruíz, directora ejecutiva de la ONG más veterana en España, la Sociedad Española de Ornitología -SEO/Birdlife-, que este 2014 ha celebrado su 60 aniversario.
0

Ruíz advierte de que en España el respaldo a las ONG es muy bajo, y que es necesaria una actitud “más activa” en defensa del medio ambiente. “El reto a conseguir es de tal magnitud que requiere un cambio de visión de todo el entramado social: Administraciones, empresas, consumidores, etc.”. Y es que, “sin un medio ambiente de calidad, no será posible gozar de calidad de vida”, alerta.

¿En general, cuál es el estado de las aves en España? ¿Qué especie o especies tienen actualmente una situación o amenaza más preocupante?

Es difícil generalizar, ya que hay muchas especies a las que le va muy mal, no tantas a las que le va bien (sus poblaciones están en aumento) y otras que aparentemente permanecen estables.

Aun así, nos preocupa la situación, hay muchos problemas ambientales originados por la acción directa del hombre que generan a su vez problemas globales muy graves, no solo para las aves, sino para la biodiversidad en general.

La situación más preocupante ahora es para las especies más comunes de nuestra avifauna, aquellas que convivían más cerca de nosotros, como golondrinas, perdices, gorriones… Los problemas ya no se limitan a especies ‘estrella’ como el águila imperial o el quebrantahuesos.

Hoy en día, cuestiones locales o a pequeña escala, como el abandono del campo, facilitan sin embargo que algunos ambientes se puedan regenerar y se produzcan ciertos aumentos en algunas poblaciones de aves.

Pero los grandes cambios que se están originando por los efectos del cambio climático, el uso masivo de contaminantes, etc.,  están provocando alteraciones muy importantes a muchas especies que no logran adaptarse.

Por ejemplo, los compuestos químicos en la agricultura generan una pérdida de biodiversidad en medios agrícolas, cuya superficie en el planeta es enorme, muy alarmante. De ahí que las especies ligadas a los medios agrarios sean las que muestran los mayores declives en España.

Asimismo, la sobreexplotación en los mares también origina una pérdida de biodiversidad que ni siquiera llegaremos a cuantificar por el gran desconocimiento que tenemos del medio marino, aunque ya se han detectado importantes problemas en la productividad pesquera en numerosos caladeros.

Los expertos hablan de que las aves son el mejor termómetro para alertar sobre el estado o deterioro de los hábitats en los que viven y del entorno en general. ¿Cómo se explica esto de forma sencilla?

Las aves son uno de los grupos taxonómicos (entre mamíferos, insectos, anfibios, etc.) más visibles, más conocidos y con mayor esfuerzo en programas de seguimiento continuado en nuestro país, y pueden reflejar perfectamente lo que ocurre con la biodiversidad.

Tanto es así que Eurostat escogió, ya a mediados de la década del 2000, este grupo, “las aves” como uno de los indicadores de nuestra calidad de vida, junto con otros indicadores de naturaleza como las emisiones de CO2, superficie de Parques Nacionales y muchos otros indicadores.

Las aves son un elemento más de la cadena trófica, y cada especie forma parte de un piso de la pirámide ecológica de cualquier ecosistema. Lo que ocurra con sus poblaciones es un reflejo de lo que pasa con el resto de especies, ya que no son organismos aislados, dependen todos ellos entre sí.

Que les vaya bien o mal a las aves tendrá su repercusión sobre el resto de organismos (tanto fauna como flora) y a la inversa: el que le vaya bien o mal a las aves puede estar originado por el hecho de que le vaya bien o mal al resto de organismos.

¿Qué pueden hacer ciudadanos, consumidores, empresas, administraciones… para proteger y mejorar el estado de conservación de las aves?

De forma aislada debemos tener un comportamiento más respetuoso con el medio, pero la unión hace la fuerza y hay unas cuantas ONG que tienen la influencia adecuada para que los gobiernos mantengan una política más respetuosa con el medio ambiente y con nuestra propia vida.

Sin embargo, el respaldo a las ONG por parte de los ciudadanos españoles es muy bajo respecto a otros países, y debe crecer mucho para que se potencie el respeto al medio ambiente.

Nuestra actitud como ciudadanos debe ser más responsable. Por ejemplo, mediante un consumo responsable que influya en el sistema de producción. Si la ciudadanía aumentara su demanda de productos responsables con el medio ambiente, eso tendría sin duda una clara influencia en el sistema productivo. Debemos tener una actitud más activa en defensa del medio ambiente. El reto a conseguir es de tal magnitud que requiere un cambio de visión en todo el entramado social: Administraciones, empresas, consumidores…

Pato-colorado-@JCAtienza_2

El conocimiento de las aves, su observación, por ejemplo, es una actividad de la que muchas personas disfrutan en su tiempo libre. ¿Qué nivel de afición, y por tanto, de conciencia de su cuidado y protección, tienen los españoles en este sentido?

Efectivamente, solo el hecho de estar en el campo y tener capacidad de percibir lo que hay a nuestro alrededor, su olor, color y toda la fauna, flora y vida que nos rodea es un elemento de disfrute de nuestro tiempo libre que mejora nuestra salud en muchos sentidos.

Muchas personas dedican buena parte de su tiempo libre a pasear por el campo disfrutando del sonido de las aves en general, y algunos menos realizan actividades ornitológicas sólo centradas en su observación.

Sin embargo, la afición por las aves en España está ligeramente por debajo de la media europea, a pesar de tener una avifauna realmente envidiable respecto a casi todos los países de nuestro entorno. Tanto es así que recibimos muchos miles de visitantes del resto de países europeos, cuyo principal interés es disfrutar de nuestro campo y nuestras aves.

En SEO/BirdLife contamos ya con más de 12.000 socios y seguimos creciendo, afortunadamente. A esto se suma la colaboración desinteresada de unos 8.000 voluntarios al año, a los que estamos muy agradecidos. Sin embargo, el medio ambiente necesita muchísimos más aficionados. Porque sin un medio ambiente de calidad no será posible gozar de calidad de vida.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.