Las grandes empresas centran su acción social en el impulso del empleo durante la crisis

Entre los nuevos programas de acción social de las fundaciones de bancos, grandes fortunas y corporaciones de éxito, cada vez son más numerosos y reciben mayor apoyo aquellos asociados al plano laboral: integración de personas en riesgo de exclusión; formación y colocación de parados; y apoyo al emprendimiento son sólo algunas de las pautas más utilizadas.
0

Es un hecho que la crisis se ha dejado notar en la actividad de carácter social y benéfico de los más poderosos, aunque no tanto desde el punto de vista económico como cabe pensar. Según diversos estudios, bancos, grandes empresas y fundaciones asociadas a las mayores fortunas de España han variado el destino de sus inversiones.

El área más favorecida ha sido la de la empleabilidad, con programas de formación y colocación de parados; de integración en el ámbito laboral de personas en riesgo de exclusión; y de apoyo al emprendimiento, entre otras.

En lo que respecta a las dotaciones anuales, menos de la mitad de las grandes instituciones han mermado sus cantidades, aunque tampoco son muchas las que lo han elevado. “El 51% de las grandes empresas ha aumentado o no ha cambiado su presupuesto para responsabilidad social”, asegura la profesora de EADA Business School, Elisabet Garriga.

También la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) han aportado datos favorables en el ámbito bancario. Según su estudio El nuevo mapa de las fundaciones, las antiguas cajas destinaron más de 675 millones de euros a obra social en 2014, un 4,3% más respecto al ejercicio precedente.

tabla-evolucion-accion-social

¿Quién invierte, cuánto y en qué?

La Caixa: Su conocida Obra Social, que celebró sus 100 años en 2014, se integró el pasado año en la Fundación Bancaria la Caixa para adaptarse a la nueva Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias. Según fuentes de la entidad, en 2015 mantendrá su presupuesto de 500 millones de euros, la misma cantidad que en los siete ejercicios precedentes. Una dotación que la coloca como la primera fundación privada de España y una de las más importantes del mundo.

El grueso de la inversión se destinará al desarrollo de programas sociales y asistenciales (336 millones de euros); el apartado cultural acaparará el 13,5% de la inversión (67 millones); los programas de ciencia y medio ambiente supondrán el 11,2% (56 millones); y el apoyo a la educación e investigación, el 8,2% (41 millones).

En lo que respecta a 2014, Obra Social ‘la Caixa’ invirtió sus fondos en diversos programas. Uno de los más exitosos, Incorpora de integración laboral, facilitó la inserción en puestos de trabajo a 18.405 personas en riesgo de exclusión.

Pero también se impulsaron actividades en el plano sanitario, de pobreza infantil, para la tercera edad, de acceso a la vivienda social, de prevención de la violencia, de educación y formación, y de apoyo a la cultura y a la investigación.

Bankia: La entidad bancaria, que prevé registrar unos beneficios de 1.100 millones de euros este 2015, destinó cerca de 14 millones de euros en 2014 a la acción y el patrocinio social. La línea de educación concentró el mayor peso del presupuesto (30%) como apoyo a la empleabilidad, un objetivo que se reforzó con otro 11% adicional en programas destinados a la integración laboral.

Un ejemplo es el Plan de Apoyo al Empleo, que se mantiene en 2015 y que se le ha ofrecido a los más de 4.000 clientes del banco que se encuentran en situación de desempleo. Se trata de un programa de formación y búsqueda activa de trabajo llevado a cabo en colaboración con Randstad. Hasta marzo de 2015 se habían inscrito 1.344 personas, de las cuales 242 han encontrado empleo.

BBVA: En febrero de 2013, BBVA creo el programa Yo soy Empleo, para el impulso, mediante ayudas económicas y de formación, de la empleabilidad. A lo largo de estos dos años de funcionamiento, ha concedido 7.500 ayudas económicas a pymes y autónomos con las que se ha contratado a 6.500 personas (un 67% con contrato indefinido).

“Más que hablar de concepto de responsabilidad corporativa, creemos superada esa aproximación y nos sentimos más cómodos hablamos de negocio responsable”, aseguran desde BBVA. El pasado año, además de continuar con Yo soy Empleo, esta entidad centró sus acciones en educación financiera para sus clientes. Cerca de 1,4 millones de personas se beneficiaron de esta iniciativa a través de talleres y contenidos formativos.

Por otra parte, a través de su Fundación, BBVA ha creado toda una serie de ayudas y premios para dar su apoyo a los ámbitos de la cultura y la educación, de la ciencia y la investigación, de la salud y del medio ambiente.

Inditex: La multinacional española más exitosa invirtió en 2013 (últimos datos oficiales) más de 23,5 millones de euros en acciones sociales, un 10% más que en el ejercicio anterior y un 1% del beneficio neto del Grupo en ese año.

El 37% de su inversión se destinó a programas de bienestar social, principalmente de fomento del empleo entre colectivos vulnerables; el 31% se destinó a educación; y un 13% a ayudas humanitarias.

En total, desde Inditex se pusieron en marcha 455 iniciativas sociales y se apoyó a 313 asociaciones sin ánimo de lucro, entre las que están Entreculturas, Médicos Sin Fronteras, Cáritas o Cruz Roja, entre otras.

Juan Roig Y Mercadona: A través del Grado Universitario ADE para Emprendedores de EDEM Escuela de Empresarios (de la que Mercadona es patrono), la compañía persigue inculcar el espíritu emprendedor entre los jóvenes a través de una formación reglada. De hecho, el presidente de la sociedad, Juan Roig, ha ejercido de profesor titular.

Precisamente Roig, el tercer español más rico según la revista Forbes, lleva ya dos años financiando a título personal el programa Lanzadera de apoyo a emprendedores con ideas innovadoras, ofreciéndoles recursos formativos, económicos y estructurales.

Hasta el momento, esta iniciativa ha lanzado a 27 nuevas empresas. En total se ha destinado a los proyectos algo más de 4,5 millones de euros. “Aunque no se han invertido, sólo financiado, puesto que durante el programa lo que se les ofrece es un préstamo, sin avales ni garantías, a Euribor + 0%”, explican fuentes de Lanzadera.

Además, la compañía valenciana ha dado su apoyo a diferentes bancos de alimentos, a los que ha donado 4.100 toneladas de productos en 2014, más 6.500 toneladas recogidas en su Operación Kilo, aportadas por los clientes.

Y las demás empresas, ¿a qué dedican su acción social?

El Corte Inglés: Con una facturación que rondó los 173 millones de euros en 2013, la compañía presidida por Dimas Gimeno tiene vinculada su acción social a las políticas de RSE del grupo. La mayoría de sus acciones son campañas de sensibilización asociadas a la lucha contra determinadas dolencias, como el cáncer: “Se colabora de forma continua con la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) a través de carreras, torneos de golf y competiciones que se realizan a lo largo del año y cuyos fondos van destinados a la organización”, explican desde la corporación.

Por otro lado, son frecuentes las colaboraciones con bancos de alimentos. Gracias a la generosidad de clientes y empleados, el Grupo donó 2.200 toneladas de alimentos en 2014. Además, recaudó más de 100.000 euros para Unnicef con el fin de dar soporte a los damnificados del tifón Haiyán, que asoló Filipinas el pasado año.

Banco Santander: El mayor banco en número de activos de España invirtió a través de su fundación más de 8,6 millones de euros en acciones sociales en 2014, sobre todo en el campo cultural: arte, música y educación se llevaron el 70% del monto final.

“No sólo ofrecemos exposiciones de altísimo nivel, sino que apostamos por la educación y el talento joven en el arte contemporáneo a través de programas como Levadura, un proyecto de residencias para creadores-educadores, o el patrocinio de diferentes programas pedagógicos en centros como el Mncars, el Macba o el CA2M”, explican desde la entidad.

Fundación Botín: Representada por una de las familias más adineradas de España, la Fundación Botín invirtió 53,1 millones de euros en fines culturales y sociales en 2013, su último ejercicio registrado.

El 66% de esa cantidad se destinó al mundo del arte y la cultura, incluyéndose la construcción del Centro Botín, que estará ubicado en Santander, un espacio dedicado a las artes plásticas, la cultura y la actividad formativa.

Esta institución también ofreció su apoyo al mundo de la ciencia, a mejorar la educación, al desarrollo rural y a la acción social, y mantuvo su Observatorio de Tendencias y Desarrollo del Talento, que tiene como objetivo la divulgación y la atracción de conocimiento.

La rentabilidad de la labor social

Más allá de lo moral, las compañías son conscientes de que estas actividades son sinónimo de grandes beneficios, fundamentalmente fiscales. “Por una parte las donaciones que realizan las empresas a las fundaciones pueden deducirse en la cuota del impuesto de sociedades. Por otra, las fundaciones no bancarias tienen un régimen fiscal especial establecido en la Ley 49/2002. Es por ello que en muchos casos las grandes empresas crean fundaciones para realizar la acción social”, explica Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas.

Tampoco hay que olvidar el beneficio reputacional o de buena imagen. “El ser patrono de una fundación implica tener publicidad”, añade Pich.

Elisabet Garriga también apunta que las buenas prácticas en acción social y RSC repercuten positivamente en la internacionalización de una sociedad: “En el caso de las grandes empresas firmantes del Pacto Mundial de Naciones Unidas, un 13% han visto crecer su facturación proveniente del exterior hasta en más de un 60%”, afirma.

Galería de fotos: La acción social de las empresas

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Empleo Senior

    Asi, a bote pronto, parece que unas 25000 personas han tenido suerte y han encontrado empleo. Pero aun hay mas de 2,5 millones de mayores de 45 años en el PARO.
    Lo llamamos GENOCIDIO LABORAL, pero parece que no son «suficientes» con ese impactante numero, repito DOS MILLONES Y MEDIO DE PERSONAS en paro, por el «delito» de tener mas de 45 años.

    Ni RSC, ni obras sociales ni nada