UPS enfrenta los retos medioambientales del e-commerce con renovación de flota

UPS ha publicado su 13º Informe Anual de Sostenibilidad, en el que destaca el crecimiento de la inversión en combustibles alternativos y vehículos con tecnología avanzada, así como su compromiso de destinar 20 millones de horas de voluntariado para finales de 2020.
CE20 agosto 2015
0

A través de su estudio Laboratorio Rodante, UPS ha impulsado su inversión en combustibles alternativos y la equipación de su flota con tecnología de vanguardia, con más de 5.000 vehículos el año pasado.

Esta cifra supone un incremento del 61% del número de vehículos respecto a 2013, además de sumar 1.100 más operados mediante gas natural.

Según el informe, UPS registró en 2014 más de 246 millones de km recorridos con su innovadora flota, de acuerdo al objetivo de conducir 1.600 millones de km para finales de 2017 -cerca del triple desde 2013-.

“Nos ha llevado trece años conducir los primeros 560 millones de kilómetros con nuestra flota, tecnológicamente avanzada, a través de combustibles alternativos”, ha afirmado Rhonda Clark, directora de sostenibilidad y vicepresidente de asuntos ambientales de UPS.

“En solo un año hemos sido capaces de desarrollar enormemente esa cifra y ahora ya estamos a mitad del camino hacia nuestro objetivo fijado para 2017. Gracias a la inversión continua en esta flota, estamos contribuyendo a la transformación del sector transporte”.

UPS ha comunicado que el 5,4% -o lo que es lo mismo, 94,5 millones de litros- del gas y diésel total adquirido en 2014 fue reemplazado por combustibles alternativos que incluyen: gas natural, propano, etanol, bioetanol, diésel renovable y electricidad.

El compromiso con la utilización de combustibles alternativos y tecnologías más avanzadas permitirá a UPS reducir el uso anual de gasolina y diésel un 12% para finales de 2017.

El informe también resalta dos tendencias globales a las que se enfrentan el transporte y la industria logística: el incremento del comercio electrónico entre empresas y consumidores, así como el crecimiento de la urbanización.

Los envíos de e-commerce generalmente son B2C y conllevan un menor número de paquetes por parada, comparado con los envíos B2B. Esto supone que los transportistas necesitan conducir más km y, por lo tanto, consumir más combustible, para enviar menos mercancías.

Mientras el e-commerce aumentó un 6,8% el volumen global de paquetes en 2014, UPS emitió menos gases de efecto invernadero por paquete, con un incremento total de emisiones de carbono de solo el 3,3%.

El 14,1% de la reducción de emisiones de carbono logrado desde 2007 equivale a retirar de la carretera 380.000 vehículos de pasajeros durante un año.

Con la previsión de que, para 2019, el volumen de envíos particulares aumentará hasta suponer la mitad de los realizados por UPS en EEUU, la compañía esta implementando estrategias y tecnologías innovadoras para abordar este reto.

Entre las medidas, se encuentra el sistema de ruta Orion, el servicio UPS My Choice™ y las ubicaciones Access Point™. Estos servicios proporcionan a los clientes control sobre cuándo y dónde recibir sus envíos, lo que ayuda a UPS a evitar km innecesarios.

La población global realiza envíos desde zonas rurales a urbanas lo que significa mayor congestión, ruido y polución para las ciudades. UPS trabaja de forma cercana a los clientes, líderes gubernamentales y otros agentes sociales para desarrollar nuevos métodos de envío que permitan llegar a las zonas urbanas más densas.

Por ejemplo, UPS cuenta con 28 camiones eléctricos que operan en Londres, a los que espera añadir 40 más los próximos años, hasta alcanzar su objetivo de disponer de una flota totalmente eléctrica en el centro londinense.

UPS también opera 80 vehículos eléctricos en diversas ciudades europeas, entre las que se incluyen Ámsterdam, Rotterdam y Hamburgo. Asimismo, la compañía utiliza bicicletas para los envíos en algunos centros urbanos.

“La urbanización y el crecimiento del e-commerce suponen retos únicos para nosotros, nuestros clientes y las comunidades a las que damos servicio”, continuaba Clark. “UPS está comprometido con el cumplimiento de estos desafíos, al minimizar nuestro impacto en el medio ambiente y al construir el camino hacia un futuro más sostenible”.

UPS mantiene su trayectoria de devolver beneficios a la comunidad, con la promesa que asumió en 2014 de designar 20 millones de horas de voluntariado para finales de 2020.

Empleados y jubilados de UPS, amigos y familias han registrado 7,2 millones de horas de voluntariado desde 2011. La compañía espera que 20 millones de horas de trabajo voluntario se traduzcan en un impacto económico de unos 500 millones de dólares, destinados a organizaciones sin ánimo de lucro en todo el mundo.

Garantizar que la ayuda humanitaria llega a aquellos que la necesitan en cualquier punto del globo continúa siendo una prioridad para UPS. Sus empleados, junto a la red logística, coordinaron más de 263 envíos humanitarios de alimentos, productos sanitarios y de emergencia en 43 países.

El trabajo se tradujo en fondos y ayuda logística en las áreas afectadas por la epidemia del ébola, en la crisis de los refugiados sirios y en las catástrofes medioambientales sucedidas en Filipinas y en EEUU.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.