60 años ¿qué hace la ONU por España?

El mes de diciembre cada vez acumula más efemérides para la historia de España; en este mes se refrendó la Constitución Española; se aprobó la Ley de Transparencia; se inauguró el Portal de la Transparencia del Gobierno y, especialmente, en este mismo mes hace 60 años -fue el 15 de diciembre de 1955- España se convirtió en miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque la organización a nivel mundial también está de aniversario por sus 70 años de vida, para España este acontecimiento adquirió una mayor relevancia por lo que supuso tanto para el Estado a nivel internacional, como para la propia nación española; cabe destacar que España era una dictadura cuando se aprobó su entrada en la ONU y aquello supuso la apertura de una ventana hacia el exterior y dejar de ser invisible en la política internacional.

Pero ¿qué ha supuesto para los españoles formar parte de la ONU estas seis décadas? Compromiso Empresarial ha hablado con Pacto Mundial en España (Global Compact en inglés), una organización que se creó hace 15 años a instancias del que entonces era secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, y que en España lleva constituida desde hace 11, gracias a la iniciativa de Rafael del Pino, fundador del Grupo Ferrovial.

La razón de ser de este organismo era “hacer un pacto entre los líderes empresariales y económicos y Naciones Unidas para dar a la globalización un rostro humano”, explica Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial y presidenta del Consejo Asesor de Redes de Global Compact.

A nivel mundial, la organización se articula en forma de redes locales, contribuyendo de esta manera a que los países cumplan con los objetivos de la iniciativa, siendo uno de los principales: conseguir que el sector privado alcance los objetivos de Naciones Unidas. La principal herramienta para alcanzar dichos objetivos es la alianza público-privada y con otros organismos de la ONU, como en los casos concretos de Unicef o la OIT.

Décadas de mucho trabajo

Cumplir 70 años como institución internacional no ha sido una tarea fácil y por este motivo el aniversario de 2015 está adquiero un significado especial, sobre todo en un momento en el que el panorama internacional ha ido tomando un cariz más conflictivo y de menos entendimiento entre los Estados.

De esta manera, Isabel Garro reconoce que a lo largo de estos años de trabajo se han hecho bien “muchas cosas”, pero que también es el momento de analizar flaquezas y mejorar aquellos aspectos necesarios para seguir obteniendo buenos resultados: “Debemos trabajar nuestro liderazgo y aumentar nuestra visibilidad. En un momento en el que la vida media de las organizaciones ha pasado de los 40 años a los 20 meses debemos volcarnos en ser más eficientes y transparentes”.

En este aspecto, desde Red Pacto Mundial se fijan como objetivo para el año que comienza llegar más a la población para ser capaces de explicar mejor lo que hace Naciones Unidas, sobre todo para dar visibilidad a la labor de la organización en la mejora de la vida de la gente, no solo en países en desarrollo o en zonas de conflicto, sino también en el seno del país.

Acciones de Pacto Mundial

A nivel nacional la organización tiene dos líneas muy concretas de trabajo. La primera está relacionada con la nueva Agenda de desarrollo 2030, en la que llevan dos años trabajando para que el sector privado tenga el “protagonismo que de él se espera”.

De esta manera, han presentado un informe llamado España, motor de la agenda de desarrollo donde destacan las fortalezas y oportunidades que tiene el país para favorecer las colaboraciones público-privadas en pos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La otra línea de trabajo tiene que ver con los Diez Principios del Pacto Mundial, concretamente en los Principios 1 y 2, sobre los derechos humanos, y el Principio 10, sobre la lucha contra la corrupción.

En este sentido, están trabajando “muy intensamente” para facilitar a las entidades españolas una serie de herramientas que les permita hacer memorias de sostenibilidad; valorar la ética de las Pymes; gestionar los riesgos de corrupción, e implantar los derechos humanos en las organizaciones, entre otras actividades.

Actualmente han conseguido que 2.600 entidades se comprometan con los Diez Principios de la organización, posicionando a España “como el país más importante a nivel internacional para el Pacto Mundial”, que según explica Isabel Garro, esto ha permitido “elevar las impresiones de nuestro sector privado a las negociaciones de Naciones Unidas sobre los ODS y que el 53% de nuestras grandes empresas reconozca haber detectado mejoras en su relación con los proveedores desde que pertenecen al Pacto Mundial”.

Isabel Garro
Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial.

Trabajar por la transparencia

En acciones más relacionadas contra la lucha contra la corrupción, Pacto Mundial lleva desde 2010 trabajando de forma intensiva en España para que se cumpla su Principio número diez: «Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno», para lo cual ha creado un innovador sistema de gestión online con el que las organizaciones de menos de 250 trabajadores pueden hacer tangibles los riesgos de corrupción para gestionarlos y acceder a material e información actualizada.

Asimismo, en diciembre de 2013 la organización Red Española del Pacto Mundial adoptó una comunicación por la transparencia y contra la corrupción, en la que expresamente destacaba la “necesidad de reforzar la ética en todas las organizaciones sin excepción” y animaba a los firmantes a desarrollar políticas y programas para prevenir la corrupción, planteando a las empresas el reto de unirse para trabajar en favor de una economía global más transparente.

Según afirma Isabel Garro: “Hay mejora en la sensibilización y un apoyo importante por parte de la Directiva Europea de información no financiera, pero a nosotros nos sigue pareciendo muy importante desplegar acciones entre las Pymes, que son casi todo el tejido empresarial”.

Pacto Mundial trabaja estimulando alianzas colaborativas público-privadas, con el objetivo de que “la transparencia se entienda como cultura de las organizaciones, no sólo para salvar una obligación legal”. En este sentido también promueven un nuevo modelo de futuro sostenible en España bajo el prisma de los derechos humanos, donde el sector público involucre al sector privado en la definición de los marcos legales.

Los casos de Volkswagen o el de la carne procesada ponen de relieve la importancia de aplicar el principio de la transparencia a todas las áreas de una organización, incluyendo los aspectos laborales, el respeto a los derechos humanos y el medio ambiente.

Por este motivo, desde Pacto Mundial trabajan la transparencia como “algo global a la gestión” y tras la presentación de su estudio afirman estar “más seguros de que entre todos tenemos que promover la educación escolar y empresarial en medio ambiente, la alimentación sostenible y los valores sociales para fomentar una cultura de consumo responsable y, además, establecer una mayor presencia de estos valores en los medios de comunicación para alcanzar ciudadanos más informados y con más capacidad de decisión” concluye Isabel Garro para Compromiso Empresarial.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.