Con el apoyo de

El futuro medioambiental se escribió en la COP21 con el Acuerdo de París

La conferencia de París sobre cambio climático, la COP21, cerró un acuerdo histórico a pesar de que las expectativas eran bajas. Tras dos semanas de duras negociaciones se alcanzó un acuerdo vinculante, que se revisará cada cinco años. Se trata del primer acuerdo en el que se unen países desarrollados y en vías de desarrollo donde el objetivo común es reducir la temperatura global y bajar las emisiones de efecto invernadero.
Lidia Soria23 diciembre 2015
0

La cumbre tuvo lugar en París apenas unos días después de los atentados en la capital francesa, que se cobraron la vida de 130 personas. A pesar del estado de emergencia decretado por el Gobierno francés tras los ataques terroristas, el presidente del país, François Hollande, decidió seguir adelante con la celebración de la cumbre del clima por su vital importancia para el mundo y el simbolismo de que el acuerdo se alcanzara en París.

Líderes de 195 países, entre ellos los grandes esperados China y Estados Unidos, se reunieron en la capital gala para cerrar el acuerdo medioambiental más importante de los últimos tiempos. 2016 pasará a la historia como el primer ejercicio en el que entra en vigor el acuerdo alcanzado en la COP21.

El pasado 12 de diciembre, la sesión plenaria aprobó sin objeciones el Acuerdo de París por el Clima. El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, era el encargado de anunciar su aprobación. Sus palabras tuvieron una gran acogida entre todos los asistentes a la cumbre. Todas las delegaciones vivieron como un gran triunfo el acuerdo en París.

“Invito a la COP a adoptar el documento del Acuerdo de París. No veo ninguna objeción. El Acuerdo de París por el Clima queda aprobado”. Eran las palabras del titular francés de Exteriores, que conmocionaban incluso a los participantes. El comisario europeo de Energía y Clima, el español Miguel Arias Cañete, celebraba el acuerdo tras todo el trabajo de su equipo para lograrlo.

La Unión Europea celebraba ser la artífice de uno de los grandes acuerdos que durante años han bloqueado Estados Unidos y China. Tras la cumbre de París ha quedado patente el compromiso de los grandes actores “más contaminantes”, como recordaban los parlamentarios europeos que acudieron a la cumbre previa de Lima. “Su contribución es sin duda crucial”, señalaba entonces el vicepresidente de la delegación europarlamentaria, Jo Leinen.

El acuerdo alcanzado establece como objetivo lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga por debajo de los dos grados centígrados y compromete a todos los países firmantes a realizar esfuerzos para mitigar el incremento de la temperatura. “COP21 es realmente un punto de ruptura para todos nosotros. A partir de ahora tenemos verdaderas bases, ecológicas, para salvar nuestro planeta con este acuerdo que era necesario para el mundo entero”, afirmaba el ministro francés.

Puntos fuertes del acuerdo de la COP21

– El documento acordado considera que el aumento de la temperatura global debe mantenerse por debajo de los 2 grados centígrados de aquí hasta finales de siglo.

– Cada cinco años los compromisos nacionales serán revisables para comprobar el grado de cumplimiento.

– Los países desarrollados seguirán ofreciendo financiación a los más pobres para ayudarles a subirse al carro de la reducción de emisiones. No se cerraron cifras concretas en la cumbre, aunque en reuniones previas se acordaron 100.000 millones anuales hasta el año 2020. Los países en vías de desarrollo recordarán a los que ya pasaron su revolución industrial que quienes mayor culpa tienen de la situación medioambiental actual son aquellos países que ya han pasado por su desarrollo para que sigan proporcionando financiación.

– Es un acuerdo vinculante jurídicamente. Sin embargo, no se contemplan sanciones si no se cumplen los compromisos. En este punto se espera que la rendición de cuentas cada cinco años sirva de estímulo para cumplir los objetivos.

Las ONG piden más

Algunas ONG consideraron insuficientes las conclusiones del Acuerdo de París. El activista de Ecologistas en Acción Samuel Martín Sosa señalaba en París a Efe que tras el acuerdo “no se puede confiar en los políticos porque llevan fracasando 23 años”. “El cambio climático lo tenemos que liderar los ciudadanos”, sentenció.

Fueron varias las ONG que salieron a la calle para manifestarse en contra de las conclusiones de la cumbre del clima de París. A pesar de que el estado de emergencia en Francia había provocado que se anularan las manifestaciones, los activistas no duraron en salir a la calle para pedir mayores esfuerzos a los líderes en el terreno medioambiental. Para muchos el acuerdo alcanzado no sienta las bases de “una verdadera transición energética”.

Pero no todo eran críticas. La ONG Plan International celebraba, por su parte, el acuerdo alcanzado en la Cumbre de París, aunque también planteaba alguna preocupación sobre cómo se financiará. La directora de Plan International España, Concha López, destacaba la importancia de la educación en el ámbito medioambiental y la necesidad de reconocer las habilidades de los niños y niñas para incluirlos en la toma de decisiones. “Los niños y niñas deben ser agentes de cambio”, aseguraba.

Por otro lado, hacía entrar otra variable en la ecuación del clima: el futuro de los países más vulnerables. “La respuesta contra el cambio climático debe basarse en la protección de los derechos de los grupos más vulnerables… Los países tienen que tener presente la defensa de los derechos humanos en la respuesta que den para combatir el calentamiento global”, explicaba.

Felicitaciones en los países

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, reconoció también que el texto acordado es un “documento histórico” principalmente porque su carácter es vinculante y los firmantes están obligados a cumplirlo legalmente.

Por su parte, el presidente de Francia, Francois Hollande, reconocía que el acuerdo puede tener fallos si se mira desde una perspectiva particular y nacional, pero lo realmente importante es que se ha puesto como prioritario el interés del planeta en general. “Es un acuerdo universal sin precedentes… es importante para todos porque cuida los intereses de nuestro planeta”, recordaba en su discurso.

Además de Francia, Reino Unido, Estados Unidos o España aplaudieron el acuerdo alcanzado en París como un paso imprescindible para asegurar la sostenibilidad del futuro del planeta. “Es el acuerdo más ambicioso sobre cambio climático de la historia”,  señalaba el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. En línea con Hollande, Obama también reconoció que puede no ser perfecto, pero se trata de “la mejor oportunidad para salvar el planeta”. Su homólogo británico, David Cameron, consideraba el texto como un compromiso global “donde todos han asumido su parte para frenar el cambio climático”.

Y desde España, Mariano Rajoy felicitaba al comisario europeo de Clima por su trabajo previo en la firma del acuerdo. Prometió en París la puesta en marcha de una ley de Cambio Climático siempre que consiguiera volver a gobernar el país. El objetivo sería contar en España con un marco institucional favorable que fomente políticas de reducción de emisiones y apueste por el desarrollo sostenible.

0
Comentarios