El mercado de las personas con discapacidad es una oportunidad real de negocio, según un estudio

El estudio 'El mercado potencial de las personas con discapacidad España', elaborado por Esade Business & Law School, analiza las oportunidades de creación de valor de las empresas, más allá de la segmentación o la internacionalización.
47

Las personas con discapacidad suponen para las empresas una oportunidad real de negocio si atienden sus necesidades con una oferta de productos y servicios diseñados con criterios de accesibilidad universal y diseño para todos.

Esta es una de las conclusiones que se derivan del estudio El mercado potencial de las personas con discapacidad en España: Oportunidades para la creación de valor compartido, realizado por Fundación Once en colaboración con Esade Business School y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

Este trabajo ha sido presentado hoy en Madrid en una jornada del Foro Inserta Responsable bajo el título El talento diverso como fuente de innovación hacia el mercado potencial de clientes con discapacidad y necesidades especiales en España.

“El reto consiste en que las personas con discapacidad se conviertan en un objetivo preferente para las empresas. Sólo en España, representamos más de once millones de potenciales consumidores y clientes, incluidas las familias. Acceder a todos los productos en igualdad de condiciones es un tema de derechos, pero también de rentabilidad y negocio”, ha explicado la secretaria y directora general de FSC Inserta, Virginia Carcedo.

Por su parte, el presidente del Cermi, Luis Cayo Pérez Bueno, ha incidido en el hecho de que, con este estudio, “hemos aportado un buen argumentario económico, no solo voluntarista, sino contrastado con datos y cifras, porque las personas con discapacidad debemos contribuir también a alumbrar nuevos discursos que mejoren nuestra calidad de vida”.

“Aunque solo sea por las cifras, merece la pena pensar en el nicho de mercado del que hablamos. En el mundo hay alrededor de mil trescientos millones de personas con discapacidad, con un potencial poder de compra de ocho billones de dólares. El problema es que la cadena de negocio sigue centrándose en el producto, más que en los consumidores y sus necesidades reales, y urge cambiar este paradigma”, ha asegurado Ismael Vallés, coautor del informe.

El otro coautor, Manuel Alfaro, ha recalcado el compromiso que deben adquirir las empresas para que las personas con discapacidad sean, de facto, un grupo de interés para su cuenta de resultados: “Existe una buena acogida de las empresas a todo lo que sea ampliar su mercado, pero tienen que introducir cambios en su manera de trabajar, han de contar con la participación de todos los actores implicados en la cadena de valor, también, por supuesto, con los consumidores, pero no al final del proceso, sino al principio”.

Las empresas opinan

El acto ha contado, asimismo, con un panel de directivos moderado por Mar Medeiros, directora del Programa Inserta, en el que se han compartido buenas prácticas de empresas punteras en lo referente a la inclusión del talento diverso como estrategia empresarial.

El director de Cultura Corporativa de Repsol, Jaime Martínez, el primero en intervenir, ha manifestado que “la diversidad es el nuevo contexto de nuestros días. Sin renunciar al paradigma de la igualdad, aún no conseguido, hay que celebrar la diferencia, que será lo que moverá al mundo en los próximos años”. A modo de ejemplo ha destacado la accesibilidad con la que cuentan sus gasolineras así como su sede central, pensada con criterios de diseño para todos.

Por su parte, el vicepresidente del Grupo Vips, Miguel Ángel García, ha asegurado que “existe en nuestro grupo una vocación no sólo de crear empleo para las personas con discapacidad, sino de integrar la diversidad en nuestra cadena de valor”. Ha explicado cómo las hamburguesas que sirve la cadena de restauración están hechas en un centro especial de empleo, cuya plantilla la conforma en su mayoría personas con discapacidad.

La directora de RSC de Alcampo, Yolanda Fernández, ha expuesto algunas de las prácticas realizadas por la cadena de hipermercados, como el etiquetado en braille de todas las marcas propias, impulsado en 2003, la implantación de bucles magnéticos, dirigidos a personas con discapacidad auditiva, o el dato de que el 4% de su plantilla corresponde a trabajadores con discapacidad.

Por último, la directora de Proyectos Sociales de la Fundación Vodafone, Mar Fernández, ha enfatizado el hecho de que “dedicamos todos nuestros esfuerzos para adaptar nuestros productos tanto a las personas mayores como a las personas con discapacidad. Casi el cien por cien de nuestras tiendas son accesibles, y nos importa mucho la formación de nuestro personal, de manera que puedan atender de la mejor manera a nuestros clientes con discapacidad”.

Otras conclusiones del estudio

El estudio pone de manifiesto cómo el avance de la RSC ha contribuido a posicionar a las personas con discapacidad como un nicho de mercado al que prestar servicios y proveer de productos adecuados. En este sentido, el papel de las pymes resulta fundamental por su capacidad de innovación y gestión para dar solución adaptada a cada segmento de mercado.

Los ejecutivos entrevistados para la realización del estudio se han mostrado dispuestos a colaborar con las distintas asociaciones para identificar oportunidades de negocio en productos y servicios de uso universal o adaptado que les reporten un beneficio mutuo. Fórmulas que favorezcan la búsqueda de soluciones innovadoras que permitan rentabilizar las inversiones en I+D. En consecuencia, el informe señala que hay que identificar estrategias de valor compartido que permitan desarrollar soluciones que faciliten la inclusión de forma rentable.

La focalización en las necesidades del colectivo de personas con discapacidad puede constituir una oportunidad para generar valor económico extendiendo esas soluciones a otros colectivos del mercado como las personas mayores. Además, existe la posibilidad de recuperar inversiones en investigación y desarrollo mediante la internalización del mercado.

En algunos casos, y a iniciativa de las asociaciones, podrían activarse mecanismos de compra colaborativa, que permitan reducir costes de intermediación. El informe dibuja dos posibles itinerarios de actuación. En el primero, serían las asociaciones las que deberían llevar la iniciativa, identificando necesidades y organizando un proceso, con la colaboración de expertos que llevara a soluciones concretas y al encargo a una empresa para la fabricación en serie. En el segundo itinerario se trataría de crear una plataforma de colaboración público-privada en la que se pusieran en común necesidades, tecnologías, capacidades de gestión empresarial y financiación para impulsar proyectos.

47
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Jorge Alberto

    Yo Jorge Alberto rojas trabajo haciendo mandados en un. almacén de vidrios y como está cerrado por el conavirus no me vana seguir pagando y yo vivo del día a día. y por eso necesito la ayuda de ustedes para que me den un subsidio o mercado para poderme sostener está cuarentena y también pago arriendo