Con el apoyo de

"España ha disminuido la intensidad energética y de carbono de su economía"

La directora de World Efficiency Solutions, Stéphanie Gay-Torrente, habla sobre la adaptación de España al Acuerdo de París. El programa que lidera tiene como objetivo fomentar las oportunidades de negocio que surgen de la responsabilidad medioambiental, necesaria para frenar el cambio climático.
CE28 septiembre 2017
8

El cambio climático lleva años en las agendas de la gran mayoría de gobiernos a lo largo y ancho del mundo. El Acuerdo de París, aprobado a finales de 2015 por 195 países, está sirviendo para poner en marcha políticas cada vez más rígidas en lo que respecta a emisiones de gases de efecto invernadero y para sensibilizar cada vez más a empresas e instituciones.

De hecho, la reciente salida de EEUU de este pacto, una de las envenenadas promesas cumplidas de la Administración Trump, ha llevado las manos a la cabeza a un buen número de empresarios norteamericanos, que han reclamado al presidente que reconsidere su decisión. Sobre todo teniendo en cuenta que EEUU es el país más contaminante del mundo después de China.

En el caso de España, es una de las naciones que mejor está respondiendo a este reclamo. Así lo asegura Stéphanie Gay-Torrente, directora del proyecto World Efficiency Solutions, a Compromiso Empresarial. Su plataforma, que echó a andar hace más o menos un año, tiene como objetivo fomentar las alianzas y las oportunidades de negocios en aquellos nichos de mercado responsables que han surgido a rebufo del Acuerdo de París.

“La última revisión ambiental llevada a cabo por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) y publicada a principios de 2015 puso de manifiesto que España había hecho grandes progresos desde el año 2000 disminuyendo la intensidad energética y de carbono de su economía. Ha reducido la contaminación industrial y la producción de residuos”, comenta la portavoz del proyecto.

Ésta añade que en el Índice de Rendimiento Ambiental de la Universidad de Yale (Environment Performance Index), España ocupa el sexto lugar entre los 180 que conforman el listado. “Ha logrado avances significativos en el ámbito de los recursos hídricos. Por ejemplo, el uso del agua en el sector manufacturero se ha reducido en un 60%. También en el área de biodiversidad y hábitat con varias nuevas leyes ambiciosas. También ha mejorado sus indicadores de calidad del aire, del agua y saneamiento, los impactos en la salud, el clima y la energía gracias al importante desarrollo de las renovables”, desglosa.

Sin embargo, el esfuerzo tanto de España como el de sus vecinos europeos todavía no es suficiente. En los últimos días, el Tribunal de Cuentas de la UE ha advertido a través de un informe de que los esfuerzos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que están realizando los Estados miembros han de acompañarse de medidas de adaptación al cambio climático. Medidas que entran dentro del ‘pack’ del Acuerdo de París (junto con la de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de dos grados centígrados anuales, entre otras) y que todavía no se han desarrollado en la Unión.

Stéphanie Gay-Torrente, directora del proyecto World Efficiency Solutions.

Nuevos nichos de mercado responsables

Todos estos compromisos han abierto nuevas vías de negocio entre empresas de diversos sectores y calados que tienen entre sus máximas reducir el gasto energético y fomentar un consumo responsable. Para hacer confluir sus caminos nació World Efficiency Solutions. Stéphanie Gay-Torrente afirma que todo el enfoque de este proyecto se basa en cinco ejes principales: Energía limpia y accesible; producción y consumo responsables; ciudades y territorios sostenibles; infraestructuras y movilidad verdes, y gestión de los recursos naturales.

Algunas compañías españolas ya han mostrado su interés por esta red de responsabilidad medioambiental. “El pasado mes de junio nos reunimos en Madrid con un grupo de actores económicos e institucionales españoles para explicar nuestro proyecto. En estos momentos, estamos en una negociación avanzada con la Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos, Tecniberia, y con El Economista, el primer grupo de prensa europeo en haberse embarcado en un enfoque ‘cero carbono’, para que compartan su experiencia a través de World Efficiency”, comenta la portavoz.

Además de poner en manos de sus potenciales colaboradores una plataforma en línea para que el contacto sea constante, sus responsables también están organizando un evento en la COP23 de Bonn, que tendrá lugar del 6 al 17 de noviembre, y otro en París, en la Porte de Versailles, del 12 al 14 de diciembre. Charlas y talleres para que sus participantes puedan generar sinergias y todos puedan aprender de todos.

El primer encuentro está organizado en asociación con el World Climate Summit, y en él se presentarán “las últimas soluciones innovadoras desarrolladas o integradas por empresas, sectores o territorios para reducir el impacto de las actividades económicas en el clima: equipos, tecnologías, nuevos modelos de organización, buenas prácticas reproducibles…”. Según la portavoz de World Efficiency, el evento de Bonn contará además con un ciclo de reuniones de negocios dedicado a las asociaciones público-privadas.

Por otro lado, la cumbre de París espera reunir a unos 10.000 participantes, “procedentes de instituciones, colectividades locales y regionales, empresas de todos los tamaños y de multitud de sectores: startups, pymes, grandes grupos; empresas de ingeniería, consultoras, asociaciones profesionales y financieras procedentes de más de 90 países”, asegura Gay-Torrente.

Algunas compañías españolas como Tecniberia y ‘El Economista’ ya han mostrado su interés por esta red de responsabilidad medioambiental: World Efficiency Solutions.

La responsable de la red concreta que durante este congreso se propondrán varias sesiones de conferencias plenarias y talleres en las que se tratarán “temas clave como la economía circular, la eficiencia energética, la construcción sostenible, estrategias diversas para reducir las emisiones de carbono, la financiación verde, la producción eficiente, los recursos hídricos, etc.”.

Más concretamente, habrá espacio para las nuevas tendencias en energías renovables, rehabilitación de edificios y barrios, renovación de infraestructuras ferroviarias, desarrollo de redes de transporte multimodal en zonas periurbanas, recuperación de componentes de alta tecnología, data mining, nuevos modos de cooperación público-privada o mantenimiento de la biodiversidad en zona de construcción, entre otras temáticas.

“Además tendremos la oportunidad de ver cómo funcionan las últimas soluciones e innovaciones en el ámbito de la economía circular, principalmente a través de los ejemplos de cuatro industrias: la construcción, la automoción, la alimentación y la industria del agua”, apunta la directora de World Efficiency.

También pondrán en marcha el Escaparate de la innovación, en el que podrán darse a conocer startups y pymes de todo el mundo. “Veinte de ellas, previamente seleccionadas, se promocionarán ante un jurado de contratistas y tres de ellas pasarán a la final en función de la puntuación obtenida”.

Adaptación al cambio

Por otra parte, la directora de la plataforma apunta que se está desarrollando “un ciclo de capacitación para proporcionar a los participantes los medios para abordar mejor las transformaciones a las que se están enfrentando”. Un contenido que casa perfectamente con las necesidades inmediatas marcadas por el Tribunal de Cuentas de la UE y, más a largo plazo, con algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Hoy en día estos objetivos constituyen una hoja de ruta inevitable si realmente deseamos cambiar nuestro modelo económico a escala mundial. También otros textos importantes adoptados posteriormente, como el Acuerdo de París y la nueva Agenda Urbana de Quito, de octubre de 2016. Todos debemos contribuir y tanto ciudades como empresas tienen un papel importante que desempeñar”, concluye Gay-Torrente.

8
Comentarios