Los kilómetros más solidarios de Euromaster

La compañía de mantenimiento de vehículos ha puesto en marcha la iniciativa #kmsdefelicidad, en colaboración con Cruz Roja, para conseguir juguetes para la infancia. También se ha unido al equipo Raúl Gómez, más conocido como ‘Maraton Man’.
36

Carlos Verduras, director de Marketing de Euromaster; Fernando Moreno, que recorre a sus 70 años 1.400 kilómetros para donar juguetes, y Raúl Gómez 'Maraton Man'.

Correr para alcanzar la felicidad. La particular y la colectiva; en este caso la de miles de niños y niñas de España. Es lo que persigue Euromaster (compañía de mantenimiento de vehículos presente en 17 países de Europa, con más de 2.300 centros de servicio, 411 de ellos en España) con su iniciativa #kmsdefelicidad.

Hasta ahora, todas las acciones que tenían al running como protagonista solidario se canalizaban a través de carreras populares (Vid. Las carreras más solidarias del calendario ‘runner’ de 2017). Pero Euromaster, en colaboración con Cruz Roja, le ha dado una vuelta a todo para transformar en una acción solidaria todos esos kilómetros ‘perdidos’ que los runners hacen en sus entrenamientos diarios.

“Queríamos hacerlo accesible al mayor número de personas posibles. Las carreras son en días y lugares puntuales. Un entrenamiento se puede hacer en cualquier sitio, a cualquier hora, y corriendo cualquier distancia”, explica Carlos Verduras, director de Marketing de Euromaster, quien resalta que para unirse a #kmsdefelicidad “no se necesita más que a uno mismo, las zapatillas, y las ganas para salir a hacer ejercicio con el extra de saber que podemos hacerlo además contribuyendo con una buena causa. Todo suma”.

Una participación que se puede llevar a cabo registrándose en la web Kmsdefelicidad.com, “a partir de ahí cada entrenamiento que uno haga lo sube a las redes sociales Twitter o Facebook con una foto que demuestre dicho entrenamiento (puede ser a través de un selfie, pantallazo de la APP de entrenamiento con el recorrido o foto de su reloj de entrenamiento) y al añadir el hashtag #kmsdefelicidad suma un juguete por cada kilómetro recorrido, así de fácil. Nosotros contabilizamos los kilómetros y los sumamos a nuestro contador en la web”.

Este es el tercer año que Euromaster colabora con Cruz Roja, consolidando una alianza “muy fluida y fácil”, como aseguran desde ambas entidades. Los dos años anteriores se realizó La rueda de la felicidad, con la ilusión de poder regalar miles de sonrisas entre los más desfavorecidos, especialmente entre niños y niñas de toda España y Portugal. “Eran campañas que duraban un mes y medio y el resultado siempre ha sido muy positivo. Pero este año queríamos superarnos, y decidimos apostar incluyendo tres nuevos elementos”, avanza Verduras.

El primero de esos elementos es que la iniciativa durara todo el año para permitir que más personas pudieran participar. El segundo, que hiciera falta que la gente se moviera para alcanzar el objetivo, por eso la campaña se ha unido al running. Desde el punto de vista de Verduras, “es un deporte que conecta con la gente porque está muy de moda, además de promover un estilo de vida saludable; una filosofía compartida también por la compañía”. Por último, que cualquiera pueda sumar su granito de arena, independientemente de que sea o haya sido cliente de la marca.

Para donar #kmdefelicidad basta con registrarse en la web y entrenar, subiendo a redes sociales una imagen que demuestre la distancia recorrida y añadir el hashtag.

Más de 61.000 juguetes entregados

La iniciativa y el éxito obtenido hasta la fecha es muy celebrada dentro de Cruz Roja, como destaca Nuria Prat, directora de Cruz Roja Juventud en Girona: “Con la colaboración de empresas comprometidas como Euromaster podemos ayudar a las familias que más lo necesitan. Iniciativas solidarias como ésta nos permiten garantizar el derecho al juego de miles de niños y niñas con más dificultades. Sólo el año pasado, Cruz Roja entregó juguetes para más de 61.000 menores en todo el país”.

“Cada año pensamos en acciones de RSC que nos permitan colaborar con la sociedad de una forma diferente. A nosotros nos gusta el deporte y queríamos reforzar nuestra colaboración con Cruz Roja para conseguir juguetes para la infancia”, señalan desde Euromaster, donde están seguros de que han “empujado a los usuarios de redes sociales a hacer deporte sumándole un elemento motivador como es el de hacerlo además por una buena causa”.

‘Maraton Man’, el apoyo de un ‘influencer’

No obstante, habría que añadir un elemento más a los formulados por Carlos Verduras. Y ese elemento es Raúl Gómez, más conocido como Maraton Man (por su programa de televisión en Movistar+) y padrino de la iniciativa.

Raúl Gómez es todo un influencer del running, con una legión de seguidores en las redes sociales: 169.000 en Twitter. “No solo moviliza a toda esa gente que le sigue, sino que él mismo está sumando muchos juguetes al contador”, afirma el director de Marketing de Euromaster, quien destaca también sus valores: “Es muy cercano y le encanta el running, pero sobre todo es una gran persona volcada en ayudar a los demás. Estamos convencidos de que será embajador de Kilómetros de felicidad por mucho tiempo”.

Como confiesa Raúl Gómez en la entrevista con Compromiso Empresarial, y a pesar de tener una cargada agenda con actos y grabaciones, no tuvo dudas en unirse a esta iniciativa desde el primer momento. “¿Sumar mis kilómetros e incentivar a la gente a colaborar sumando los suyos para convertirlos en juguetes para los niños que más lo necesitan? Me parece algo muy bonito, muy especial y vamos camino de conseguir nuestro objetivo de llegar a los 20.000 juguetes. Me hace feliz ver cómo con poco a veces puedes hacer feliz a los demás y en este caso a los niños”.

"Tenemos que conseguir entre todos que la infancia sea lo más feliz posible; unos niños felices son unos adultos felices y ese es el futuro”. Raúl Gómez 'Maraton Man'.

La sonrisa de un niño

En su programa de televisión Maraton Man recorre el mundo en busca de los sentimientos que provoca el running en la gente. Una mochila de experiencias en la que destaca, sobre todo, la importancia de los niños y la posibilidad de hacerles felices. “He viajado por medio mundo en los últimos años y para mí no hay nada mejor que ver sonreír a un niño. Tenemos que conseguir entre todos que la infancia sea lo más feliz posible; unos niños felices son unos adultos felices y ese es el futuro”, apunta este cómico metido a runner.

Gómez recuerda con especial amargura su experiencia en el Nepal, donde “niños de seis años se pasan todo el día cargando piedras”. O en la India, “donde muchas niñas son abandonadas en la calle; su mirada ha perdido la inocencia. Ahí es donde las desigualdades entre los dos mundos te dan la bofetada. Ver tantas vidas de niños que no lo tienen fácil hace que este proyecto sea tan especial para mí. La sonrisa de un niño es una BSO magnífica, aceptaría casi cualquier reto por la sonrisa de los niños”.

Un cariño recíproco, como cuenta a CE: “Me hace muy feliz leer a padres decirme que a sus hijos les encanta el programa. Es un espacio en la tele muy positivo, lleno de historias de superación, valores, optimista, donde mostramos diferentes culturas y siempre con una sonrisa, donde defiendo que pase lo que pase, la vida mola”.

El reto de llegar a los 10.000 kilómetros está superado. “En un primer momento nos marcamos esa cifra como un número redondo y ambicioso, pero la realidad es que los resultados están superando todas nuestras expectativas y este objetivo ya lo superamos hace algunos meses. Por ello hemos decidido duplicar nuestra ambición e ir a por los 20.000 juguetes. Vamos en muy buena línea y estamos seguros que con un último esfuerzo lo conseguiremos”, explica Verduras. Ahora mismo la cifra está muy cerca de los 18.000, y subiendo.

La clave del éxito, para Raúl Gómez, está clara: “Es una iniciativa con la que es muy fácil engancharse. Algo tan sencillo como correr y compartir tus kilómetros de felicidad para que niños de España tengan un juguete”.

El reto de llegar a los 10.000 kilómetros está superado. La nueva cifra asciende a los 20.000 kilómetros convertidos en juguetes.

Un objetivo conseguido gracias a la suma de esfuerzos individuales, protagonizados por cientos de personas anónimas, entre los que destaca Fernando Moreno, ya conocido por todos como ‘El héroe de la felicidad’. A sus 70 años, este ciclista aficionado se atrevió a recorrer los 1.400 kilómetros que separan su casa en Olot (Gerona) de Santiago (Galicia), para colaborar en la suma de los Kilómetros de felicidad.

En un recorrido de unos 20 días de duración, ‘El héroe de la felicidad’ pasó por localidades como Logroño, Burgos o León hasta llegar a la mítica Plaza del Obradoiro en Santiago. A su paso por cada ciudad, Fernando iba sumando más apoyos.

Maraton Man destaca la inspiración y motivación que transmiten personas como Moreno: “Es un luchador y una gran persona. Gente así contagia ganas de entrenar y superarse cada día. Su historia es muy bonita y estoy seguro de que va a conseguir llegar al destino y donar todos esos juguetes”.

Para Moreno, mientras, fue un reto personal focalizado en su familia: “Desde que me enteré del objetivo de Euromaster y Cruz Roja con esta iniciativa me puse a entrenar. Después de 20 años sin coger la bicicleta fue duro, pero las piernas cada vez iban mejor y mis nietos me dan muchas fuerzas. Hago esto por todos los niños y niñas que no tienen un juguete”.

Y es que la vida, como dice Maraton Man al final de su programa, ‘mola’. Acciones como esta, sin duda, contribuyen a conseguirlo.

36
Comentarios
  1. Nuria

    Querría recordarles que esta campanya no la lleva Cruz Roja, la ha creado y la lidera Cruz Roja Juventud, que es la Associacion Juvenil y creo que se tendria que especificar en el articulo. Gracias