Ristori: “La mitad del suministro eléctrico de la UE provendrá de energía renovable”

Dominique Ristori, director general de la DG Energía y Clima de la Comisión Europea, participó en la sexta edición del Global Annual Energy Meeting 'The Coming Energy Market'.
CE2 noviembre 2017
3

“Las energías renovables se están desarrollando rápidamente. Hoy están presentes en un 30% del suministro eléctrico de la Unión Europea (UE) y en los próximos años esperamos alcanzar un 50%”, ha afirmado Dominique Ristori, director general de la DG Energía y Clima de la Comisión Europea, durante su intervención en la sexta edición de la jornada Global Annual Energy Meeting “The Coming Energy Market”, celebrada en el Espacio Bertelsmann y organizada por Esadegeo y la Comisión Europea, con la colaboración de KIC InnoEnergy y BCG.

“Tenemos la ambición de ser líderes mundiales de la transición energética. Para lograrlo, debemos crear marcos regulatorios –a la vez ambiciosos y estables– con una visión de mercado, más allá de las fronteras nacionales; velar tanto por la seguridad energética como por nuestra competitividad; apostar por la I+D y la implementación de las nuevas tecnologías; practicar una gobernanza que favorezca a nuestra capacidad de alcanzar objetivos en una acción conjunta, en todos los niveles, y trabajar siempre con la implicación de la ciudadanía”, ha añadido.

“En la UE ya contamos con un apoyo político real a nuestro paquete de medidas para la Unión Energética, gracias a que se ha hecho evidente la rentabilidad de las energías renovables. Hemos demostrado que la evolución positiva del PIB es compatible con el desarrollo de una economía basada en la energía limpia”, ha afirmado Ristori. Asimismo, desde que hace dos años se concluyera el Acuerdo de París, “hemos observado cómo se están efectuando cambios de gran calado”. “En 2016, más del 33% de las inversiones mundiales se orientaron al sector de las energías renovables y la eficiencia energética” y “en la UE hay países que ya han ido más allá de los objetivos de 2020, por lo que es probable que el carbono se reduzca más rápido de lo que se predecía”, ha asegurado.

Ristori también ha recalcado la “importancia crucial de dar respuesta a las necesidades energéticas de los países emergentes, en Asia y en África, donde se espera que la población crezca exponencialmente hasta 2050”. “Estas necesidades se deben atender no mañana, sino hoy, y para ello es clave avanzar en una cooperación internacional basada en la seguridad, la solidaridad y la confianza mutuas”, ha añadido.

En este sentido, Javier Solana, presidente de Esadegeo, ha reconocido que el cambio climático “continúa siendo un problema fundamental a escala global que debe ser resuelto con una perspectiva multilateral”. Ello “implica llegar a acuerdos en lo geopolítico, un terreno donde todavía existen resistencias”, ha añadido. Sin embargo, Solana ha transmitido un mensaje positivo y ha asegurado que “continuamos en la senda adecuada”.

Geopolítica de la energía: China y EEUU

“China y los EEUU se reunieron a finales de 2014 para anunciar la realización de grandes aportaciones conjuntas a la transición energética. Sin embargo, con el presidente Trump, la política energética estadounidense ha cambiado enormemente. Su importante apoyo a los combustibles fósiles y su desconfianza hacia el multilateralismo tienen grandes implicaciones”, ha advertido Samantha Gross, miembro de Initiative on Energy and Climate de Brookings. A pesar de ello, Gross ha señalado que “la política federal va en un sentido, mientras que las políticas regionales o locales, así como las tendencias del mercado global y las inversiones, van en otro. Cuando las nuevas tecnologías sean rentables, serán imparables”, ha asegurado.

Según la experta, tampoco se debe olvidar que se trata de una legislatura de cuatro años, por lo que, ha añadido, “sus posiciones en materia energética probablemente dañan más a los EEUU que a la comunidad internacional y, en particular, a la confianza y a su reputación como país aliado”. En cambio, “China ha comprendido que le interesa velar por la energía y el clima, y va a rellenar huecos que los EEUU han abandonado”, ha comentado Gross.

“La iniciativa de la ‘Nueva Ruta de la Seda’ es fundamental para rediseñar el mapa energético global y abrir oportunidades para el crecimiento sostenible en lo económico, social y ambiental”, ha afirmado Shan Li, consejero delegado de Silk Road Finance Corporation. “Esta estrategia de desarrollo económico, impulsada por el gobierno chino, promueve la integración de mercados y una mayor conectividad en una región compuesta por unos 65 países –en Asia, Oriente Medio, África y Europa– que representan el 70% de la población y casi el 55% del PIB mundial”. “38 de estos países, muchos de ellos todavía dependientes de combustibles fósiles como el carbón, son responsables de la emisión de más de la mitad de los gases de efecto invernadero en el mundo”, ha señalado. “El desafío de construir una ‘Ruta Verde de la Seda’ exige establecer marcos financieros y políticos que fomenten la inversión sostenible, contando con el apoyo y el esfuerzo colectivo de la comunidad internacional”, ha afirmado Li.

Perspectiva de negocio: los combustibles fósiles

“El mercado de los combustibles fósiles se encuentra ante un escenario de incertidumbre y todo apunta a que llegaremos a picos de demanda en el futuro”, ha advertido Iván Martén, socio senior, director gerente y vicepresidente de Energy Practice de BCG. Para ser capaces de responder a esa demanda, “debemos entender las palancas que impulsan su incremento”, ha añadido.

Para él, “el petróleo y el gas natural están para quedarse” y, a pesar de ello, “nuestra industria tiene que evolucionar, abandonar los patrones tradicionales para proveer una energía más sostenible y aumentar nuestra eficiencia”.

En ello ha coincidido Ladislas Paszkiewicz, director de la Estrategia Climática de Total, quien ha afirmado que “somos parte del problema, pero también podemos ser parte de la solución”. “La responsabilidad ecológica debe estar equilibrada con la seguridad de la oferta energética: todo pasa por combinar un suministro fiable, limpio y asequible de energía con la reducción de nuestra huella ecológica”, ha asegurado Paszkiewicz.

En este sentido, Jaime Martín Juez, director de Sostenibilidad y Tecnología de Repsol y miembro del Comité Ejecutivo de la Oil & Gas Climate Initiative (OGCI), ha explicado que su empresa ha lanzado “bonos verdes en el mercado financiero, mediante los cuales queremos financiar la reducción de las emisiones de nuestras refinerías”.

Manuel Fernández Álvarez, director gerente de Negocios Mayoristas de Energía de Gas Natural Fenosa, ha comentado que la visión de futuro de su empresa tres ejes motores: “la descentralización, la digitalización y la descarbonización”. Los directivos han coincidido en la necesidad, por un lado, de marcos regulatorios y de inversión que ayuden a compensar las distorsiones del mercado, y por otro, de adaptar sus modelos de negocio y apostar por las nuevas oportunidades de desarrollo en ámbitos como la captura del carbono, el almacenamiento de electricidad, la eficiencia de los motores de combustión interna, o el gas de esquisto.

3
Comentarios