Seis pasos para integrar la economía circular en la estrategia empresarial

Un estudio, elaborado por Forética y el Grupo de Acción, analiza los riesgos de la economía lineal y las oportunidades del modelo circular, y destaca las mejores prácticas de las nueve empresas que componen el grupo.
9

Acto de apertura.

Forética y el Grupo de Acción en Economía Circular, que coordina con nueve empresas, han presentado el informe Cerrar el círculo. El business case de la Economía Circular.

El documento, presentado en el Circular Economy Business Forum, organizado por Forética, incluye una hoja de ruta para integrar la economía circular en la estrategia empresarial, identificando seis pasos que pueden seguir las empresas en la inclusión en su negocio de un modelo económico circular que capture las oportunidades del mercado y diluya los riesgos asociados a la economía lineal:

  1. Riesgos. Identifica los riesgos asociados a una economía lineal –riesgos de mercado, operacionales, regulatorios y de negocio- y las fortalezas y oportunidades de la economía circular para tu sector y organización.
  2. Compromiso. El compromiso interno ha de visibilizarse desde el máximo nivel de la organización y de forma externa para que quede patente que la organización tiene la voluntad de contribuir con un desarrollo sostenible, en general, y la economía circular en particular.
  3. Planificación. Es el momento de planificar cómo se va a llevar a cabo dicho cambio, permitiendo escalar la visión circular a toda la organización y proveedores. Existen distintas aproximaciones para que las empresas se alineen con un modelo de economía circular, que van desde la innovación de productos y servicios existentes, hasta la integración de nuevos modelos de negocio.
  4. Aliados. Una organización comprometida con el cambio de modelo requerirá el apoyo y la involucración de todos los departamentos: producción, marketing, innovación, responsabilidad social corporativa, financiero y compras, fundamentalmente. Y no solo eso, sino que será necesario trabajar conjuntamente con toda la cadena de suministro.
  5. Medición. La medición del progreso y seguimiento de las acciones vinculadas con la transición hacia un modelo de economía circular es clave para asegurar su eficacia, justificar el compromiso e incrementar la ambición en la acción empresarial.
  6. Comunicación. La comunicación externa de las acciones vinculadas con la sostenibilidad en general, y con la economía circular en particular, son un elemento clave de gestión empresarial. La comunicación interna también juega un papel crucial a la hora de involucrar a las personas que componen la organización.

La economía circular una oportunidad para las empresas

La apertura del foro ha contado con la participación del director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, y la subdirectora general de Residuos del Ministerio para la Transición Ecológica, Paloma López-Izquierdo.

Calleja ha destacado que “nos encontramos ante un desafío global sin precedentes” y ha hecho un llamamiento a las empresas como actores imprescindibles en la transición hacia una economía circular. Un llamamiento que se reafirma con el claro impacto económico que tendría esta transición para el tejido empresarial, que se estima en unincremento del 8% del volumen de negocio anual y un ahorro neto anual de 600.000 millones de euros, según el reciente Plan de Acción en Economía Circular de la Comisión Europea.

Por ello, como ha destacado Germán Granda, director general de Forética: “El cambio de una economía lineal a circular no solo supone cambios significativos a nivel social y económicos, sino que permite la aceleración del crecimiento empresarial y una mejora de la competitividad”.

En este sentido, ha señalado, “desde Forética se trabaja, junto a las empresas que integran el Grupo de Acción en Economía Circular, en el liderazgo, conocimiento, acción y diálogo en esta materia, para poder anticiparse a los retos y capturando las oportunidades que plantea la economía circular”.

El estudio analiza los riesgos de la economía lineal y destaca las mejores prácticas de integración de la economía circular de las nueve empresas que componen el grupo: Ecoembes, Endesa, Naturgy, Ikea Ibérica, ING, LafargeHolcim, Nestlé, OHL y Unilever.

9
Comentarios