Colaboración sectorial para maximizar el impacto en los ODS

Lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y aprovechar el potencial que representan está más allá del alcance de las empresas que actúan de manera individual.
14

La ambiciosa (y limitada en el tiempo) agenda que representan los ODS va más allá del business as usual, y sus aspiraciones de transformación solo serán alcanzadas mediante colaboraciones innovadoras a través de pares del sector que se unan para trazar un nuevo camino centrado en una visión común de los Objetivos para sus industrias.

Así lo afirma la guía How to leverage the power of sectoral collaboration to maximize business impact on the Sustainable Development Goals. Se trata de otro de los numerosos documentos realizados por el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) dentro del ámbito de los ODS, a los cuales ya se ha dedicado algún artículo anteriormente.


Noticias relacionadas:

¿Cómo implementar acciones para alcanzar los ODS?
La gestión responsable del agua en las empresas: riesgos y oportunidades
Nuevo marco para la gestión de los riesgos de RSC


La metodología presentada en el documento sienta las bases para un proceso exitoso de desarrollo de la hoja de ruta de los ODS que se puede adaptar a cualquier sector o subsector independientemente de su escala o cobertura geográfica.

Además, brinda suficiente flexibilidad para dar cuenta de la innovación, la tecnología y las asociaciones que darán forma a las soluciones a los ODS hasta el 2030.

Creando hojas de ruta sectoriales

Una hoja de ruta proporciona un plan estratégico que traduce una visión en objetivos y actividades procesables, y aplicada a un sector concreto permite a las empresas líderes colaborar y articular un enfoque común sobre cómo su industria puede maximizar su potencial para contribuir al logro de la agenda crítica de los ODS a través de soluciones comerciales.

Estas hojas de ruta sectoriales pueden ser iniciadas por una asociación industrial o un grupo de empresas con un interés común, y que tengan una representación suficiente de una lista amplia e inclusiva de empresas que formen parte del sector concreto.

Cualquier hoja de ruta producida por el sector debería incorporar una serie de componentes y ejercicios centrales para avanzar en la iniciativa de una manera significativa, al igual que unos facilitadores, tal y como se muestra en la siguiente imagen.

Fuente: How to leverage the power of sectoral collaboration to maximize business impact on the Sustainable Development Goals de WBCSD.

Una hoja de ruta robusta debe venir dada por un enfoque estructurado que incorpore una serie de actividades centrales.

El proceso para desarrollar una hoja de ruta del sector implica tres pasos clave que se explican a continuación.

Establecimiento de la situación inicial

Realizar un mapa de los impactos de los ODS en la cadena de valor determinará dónde y cómo un sector puede contribuir a los Objetivos a través de dicha cadena.

El mapeo de los 17 ODS y los 169 objetivos para un sector es una tarea compleja y debe hacerse ayudándose de la experiencia adecuada y cubriendo los problemas ambientales, sociales y económicos de todo el sector.

Además, el compromiso con los grupos de partes interesadas relevantes también es necesario para garantizar que los resultados sean aceptados por la industria y la sociedad civil.

Como primer paso, un grupo representativo de referentes sectoriales debe compartir sus puntos de vista de alto nivel sobre cómo cada parte de la cadena de valor está alineada con los ODS, teniendo en cuenta las fuentes externas, y luego redactar un modelo simplificado de cadena de valor que sea relevante y representativo del sector más amplio.

Después de probar y revisar el modelo dentro del grupo más amplio de partes interesadas del sector, estará listo para ser utilizado en el siguiente paso del proceso, que se centra en identificar los impactos a lo largo de la cadena de valor.

Cada sector es diverso e incluye empresas con diferentes compromisos y enfoques de sostenibilidad. Establecer la alineación actual de un sector con el objetivo y el nivel de impacto ayudará a identificar los temas de ODS comunes a la mayoría del sector en lugar de lo que puede ser exclusivo de una organización.

Establecer la alineación actual de un sector con el objetivo y el nivel de impacto ayudará a identificar los temas de ODS comunes a la mayoría del sector en lugar de lo que puede ser exclusivo de una organización.

El último paso en el proceso de mapeo es que el sector evalúe la oportunidad en términos de su potencial para impactar cada objetivo y generar valor de negocio en el futuro.

Para evaluar el nivel de potencial que el sector tiene para impulsar el cambio para cada uno de los ODS asignados, se debe considerar dónde se pueden escalar o replicar los programas actuales, o dónde se necesitan innovaciones y nuevas asociaciones para abordar los desafíos de la sostenibilidad, teniendo en cuenta los cambios en la tecnología, los nuevos productos, los modelos comerciales y la dinámica del sector a través del horizonte temporal de los ODS.

Al establecer una hoja de ruta, es importante que el sector priorice los objetivos en los que tiene mayor influencia y capacidad para tener un impacto significativo a través de la creación de soluciones comerciales, actuar como un conductor para la transformación a escala, y tener presencia en nuevos mercados que generarán valor comercial añadido.

La priorización puede ser cualitativa y se puede lograr al mapear el nivel actual de impacto del sector frente a las oportunidades donde el sector tiene el mayor potencial para contribuir a los ODS.

Por último, una matriz de materialidad le permitirá al sector priorizar los resultados del ejercicio de mapeo y presentar visualmente las áreas donde tiene el mayor potencial para maximizar los impactos positivos y minimizar los negativos a lo largo de la vida de la hoja de ruta.

Identificación de oportunidades de impacto clave

Los resultados del paso anterior proporcionarán una visión de qué ODS son áreas de enfoque prioritarias para el sector. El sector ahora deberá analizar cómo puede aprovechar mejor sus atributos y abordar sus impactos más importantes para contribuir a cada objetivo priorizado.

El sector deberá celebrar sesiones de mesas redondas sectoriales y grupos de interés para proporcionar información sobre posibles oportunidades de contribuir a los ODS.

Como parte del proceso, se deberá hacer un balance de programas y actividades actuales y evaluar el grado en que estos se alinean con las ambiciones de la agenda de los ODS.

Si bien es probable que existan muchas más oportunidades que podrían explorarse, el sector debería centrarse en dónde puede aprovechar mejor sus capacidades para impulsar y permitir un cambio transformador que pueda implementarse a gran escala.

El sector deberá celebrar sesiones de mesas redondas sectoriales y grupos de interés para proporcionar información sobre posibles oportunidades de contribuir a los ODS.

El sector debería contemplar oportunidades adicionales e incluirlas como parte de la planificación del horizonte de medio a largo plazo, con actualizaciones futuras según corresponda.

También puede ser útil desglosar las oportunidades en temas o categorías específicos para hacer que el proceso sea más manejable y aprovechar de manera más eficiente la experiencia específica de campo dentro del grupo de trabajo.

Llamada a la acción

Para aprovechar al máximo el potencial de las principales oportunidades de impacto identificadas en el paso anterior, es importante conocer las barreras existentes que pueden impedir que el sector cumpla con este potencial y las soluciones que ayudarán a superarlas.

El sector necesitará acordar, implementar y rastrear una serie de acciones a corto, medio y largo plazo para cumplir con las oportunidades identificadas anteriormente.

Las acciones a realizar deberán tener un vínculo claro con uno o más objetivos específicos de los ODS y ser medibles, replicables y escalables. Su alcance y escala no serán las mismas para todos los sectores y se basarán en el nivel de madurez del sector en términos de los ODS.

La monitorización regular y la consecución de niveles apropiados de garantía de progreso en relación con los ODS prioritarios será el proceso continuo que respaldará la alineación estratégica, ayudará a identificar tendencias, medir el progreso, informar la toma de decisiones y, en última instancia, impulsar la innovación.

Dicha monitorización deberá revisar el progreso, identificar las barreras emergentes, y encontrar oportunidades para la colaboración y una mayor participación en todo el sector y la cadena de valor.

Finalmente, una estrategia de comunicación que ofrezca actualizaciones transparentes sobre todo el progreso y el desempeño debería ser una parte integral del proceso de la hoja de ruta, de manera que se logre apoyo para la acción dentro del sector mismo, al tiempo que se genera engagement de manera regular y significativa con partes interesadas tanto internas como externas.

Acciones para desarrollar una hoja de ruta del sector

Fuente: How to leverage the power of sectoral collaboration to maximize business impact on the Sustainable Development Goals de WBCSD.
14
Comentarios