El modelo UCAM o cómo tener futuro laboral tras la carrera deportiva

Compaginar una carrera deportiva profesional con la formación académica era una de las grandes asignaturas pendientes del deporte español. La Universidad Católica de Murcia (UCAM) ha dado solución a este problema. Actualmente tiene becados a un total de 91 deportistas de élite y lleva a cabo distintos proyectos deportivos. El Consejo Superior de Deportes también cuenta con el Programa de Atención al Deportista (Proad).
5

¿Carrera deportiva o formación académica? Es la gran pregunta a la que se enfrenta todo deportista en algún momento. Muchos de ellos, en todos los ámbitos y ante la imposibilidad de compaginar ambas funciones al mismo tiempo, optan por centrarse en el deporte y pausar la formación académica para reactivarla de nuevo tras su retirada.

Una opción que no siempre es la más acertada. “Existe una estadística que dice que uno de cada 16.000 deportistas llega a vivir profesionalmente del deporte, con lo que hay que trabajar pensando que se va a estar dentro de esos números y utilizar el deporte como herramienta de formación, no con el objetivo de vivir de ello”, advierte Gonzalo Corrales, extenista profesional y fundador y actual director ejecutivo de Athletes Global Management (AGM), empresa orientada a ayudar a estudiantes y deportistas de todo el mundo a obtener una educación de calidad en Estados Unidos, principalmente a través del deporte.

En España, la Universidad Católica de Murcia (UCAM) está a la vanguardia de este modelo, facilitando a los deportistas poder compaginar estudios y entrenamientos. Un modelo que está dando grandes resultados: 55 deportistas de la Universidad Católica de Murcia formaron parte del equipo olímpico español y nueve de ellos lograron once de las diecisiete medallas de España en Río.

Entre los estudiantes de la UCAM destacan nombres como el de Mireia Belmonte (oro y bronce en natación); Saúl Craviotto (oro y bronce en piragüismo); Carolina Marín (oro en bádminton); Maialen Chourraut (oro en piragüismo en aguas bravas); Ruth Beitia (oro en atletismo); Artemi Gavezou (plata en Gimnasia Rítmica con el equipo español); Lidia Valentín (bronce en halterofilia); Joel González (bronce en taekwondo), y Eva Calvo (plata en taekwondo).

Deportistas olímpicos de la UCAM.

Compatibilidad de horarios

“Me ayudan en todo lo que necesito para mis estudios, dándome la ventaja de poder organizarme como yo quiera. Los horarios de estudios y prácticas se adaptan a mis entrenamientos, algo que no era posible antes”, destaca Eva Calvo, estudiantes del Grado en Ingeniería Informática en la UCAM, que actualmente tiene becados a 91 deportistas de élite.

El binomio estudios-deporte funciona a la perfección en la Universidad Católica de Murcia, aunque ese no fuera su objetivo en un primer momento. “Esta relación nació a través de un deportista, quien nos planteó que tenía problemas para compatibilizar los estudios y la carrera deportiva. Nosotros le facilitamos esa vía y a partir de eso creamos una normativa para adaptarnos al deporte y a los deportistas, así como una ayuda para estos”, explica Pablo Rosique, director general de Deportes de la UCAM, en la entrevista con Compromiso Empresarial.

“Por supuesto, fue clave la consideración por parte del presidente (José Luis Mendoza), un enamorado del deporte, quien no entendía cómo los deportistas estaban tan poco apoyados cuando tenían una representación tan importante a nivel local, nacional e internacional”, continúa Rosique.

En este camino de los últimos años, Mendoza resalta el papel clave del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco: “La unión entre la UCAM y el COE ha sido fundamental para llevar a cabo nuestra labor de servir, patrocinar y ayudar a los deportistas”.

Actualmente, el modelo de la UCAM de apoyo a los deportistas olímpicos tiene una doble vertiente, tal y como destaca Mendoza: “Por un lado, los patrocinamos para que tengan una ayuda económica y, por otro, se forman con nosotros”.

Pero más allá del deporte olímpico y de los deportistas que llenan los grandes titulares de los medios de comunicación, para el presidente de esta universidad privada la gran labor que se está realizando reside en los más jóvenes. “Hay que fomentar el deporte escolar y universitario que prácticamente no existen en España, ya que de ahí nacen los futuros deportistas que irán a los Juegos Olímpicos. Nosotros, somos la universidad del deporte de referencia en Europa. No solo patrocinamos a deportistas olímpicos, también promovemos el deporte de base con miles de jóvenes que lo practican. Quizá algún día de ahí surjan deportistas olímpicos y grandes campeones en sus diferentes disciplinas”, destaca.

No solo patrocinamos a deportistas olímpicos, también promovemos el deporte de base con miles de jóvenes que lo practican. Quizá algún día de ahí surjan deportistas olímpicos y grandes campeones en sus diferentes disciplinas”. José Luis Mendoza

Europa se fija en la UCAM

La relación de la Universidad con los deportistas “está estructura en diferentes vías. Tenemos clubes patrocinados en casi todas las modalidades deportivas de equipo, clubes propios (UCAM Murcia Club de Baloncesto, UCAM Murcia Club de Fútbol y UCAM Cartagena Tenis de Mesa), deportistas que pertenecen a nuestro club o deportistas que solo estudian en nuestro centro”, desgrana Rosique. Al final, y al margen del modelo de relación, “la prioridad es que ellos puedan realizar su formación para el día de mañana. Desarrollar una carrera que luego les sirva cuando dejen de hacer deporte. Ese es el objetivo”. Todo eso se consigue “gracias a la iniciativa privada, donde participan un grupo de cien empresas de la zona”, añade Rosique.

La institución también tiene una gran participación solidaria en distintas actividades, como destaca el director general de Deportes de la UCAM: “Casi todas las asociaciones tienen carreras a beneficio de las propias entidades. Nosotros colaboramos también con el reparto de 40.000 camisetas en competiciones solidarias o haciendo participes a los deportistas olímpicos en diversas actividades y eventos. En definitiva, son múltiples las oportunidades y acciones solidarias que llevamos a cabo”.

El modelo UCAM y sus grandes resultados ha llamado la atención en todo el mundo. Ejemplo de esto es que la Unión Europea ha financiado un proyecto para trasladar lo que se hace en la UCAM a otras universidades de Reino Unido, Italia, Grecia y Malta. Pero el interés también llega de otros puntos del mundo. “Vienen de China, de Japón, de Alemania o de Francia para conocer cómo lo hacemos. La clave está en la tutorización a deportistas donde los profesores juegan un papel clave. El mérito del claustro es importante y sin su labor sería imposible todo lo que estamos haciendo. Tienen que tutorizar y adecuarse a las necesidades de cada deportista ya que la mayoría estudia carreras a distancia”, destacan desde la institución.

Rosique puntualiza que la UCAM “lleva dos años trabajando en este punto. Ahora veremos los resultados de su implantación en cada país. Pero estamos orgullosos de que Europa se haya fijado en nuestro modelo deportivo”.

¿Qué ocurre tras la retirada?

Un objetivo que también lleva a cabo el Consejo Superior de Deportes. Desde 2009, el organismo nacional tiene en marcha un programa para el desarrollo formativo y profesional de los deportistas de alto nivel conocido como Programa de Atención al Deportista (Proad).

Entre sus objetivos principales, como los de la UCAM, destaca ayudar al deportista a compaginar los entrenamientos con sus estudios o trabajo. También facilitar su incorporación al mercado laboral una vez terminada su carrera deportiva. Para ello, cada deportista cuenta con un tutor personal que lo asesora y apoya en la consecución de los objetivos que se haya marcado.

Un ejemplo de este punto de acción es Marcos Poggi, jugador de la Selección Absoluta de Rugby. Es graduado en Ingeniería Industrial y lleva meses en el mercado laboral. “Me inscribí en el programa para que me orientasen en la búsqueda de cursos y algún máster con los que pueda completar mi formación y ampliar mi currículum. Si hay algo de lo que me arrepiento es de terminar la carrera y engañarme a mí mismo diciendo que no tenía tiempo para hacerlos. Siempre hay tiempo; sí se puede”, destaca.

Sin embargo, uno de los grandes problemas de los deportistas cuando acceden al mercado laboral es la falta de experiencia. Ana Ruth Domínguez, directora del Proad, insiste en que es fundamental que los deportistas estén haciendo algún tipo de actividad durante su carrera deportiva: “Compatibilizar supone un esfuerzo extra para ellos y no es fácil, pero es imprescindible para que tengan una inserción laboral digna y lo más cualificada posible. Por eso en el Proad tenemos en marcha una bolsa de prácticas que les permite adquirir experiencia mientras estudian”.

Asimismo, destaca otros beneficios que tiene para el deportista desarrollar un plan formativo: “Cuando ve que es posible ir aprobando las asignaturas que le hemos marcado como objetivo cada año al tiempo que compite, consigue un equilibrio y una estabilidad que le ayuda a mejorar sus resultados deportivos”.

Año tras año el Proad ha ido incrementando su labor de intermediación con las empresas y entidades con las que colabora para dar respuesta a esas necesidades formativas y laborales. Actualmente existen 90 convenios con compañías de todos los sectores entre las que se encuentran Adidas, Ikea, Sprinter o Gamesa.

También Deloitte colabora con el programa desde sus inicios en 2009. El director de Recursos Humanos de esta firma, Luis López, destaca los beneficios de contratar a un deportista: “Al principio en Deloitte éramos un poco escépticos porque no sabíamos cómo podían encajar en nuestra plantilla, pero pronto nos dimos cuenta de que su calidad humana es inmensa. Tienen una serie de competencias y habilidades que encajan muy bien con lo que buscamos y pedimos a nuestros profesionales”.

5
Comentarios