Contenido patrocinado

Cómo conseguir un gasto energético más eficiente

La llegada del invierno lleva consigo un mayor consumo de recursos energéticos. El mercado ofrece diversas fórmulas para que ese gasto sea mucho más eficiente y que, además se note en el total de las facturas: utilizar bombillas y electrodomésticos de bajo consumo, ajustar el termostato de la calefacción… y encontrar tarifas que se ajusten a las necesidades de cada vivienda.
21

Parafraseando a George R. R. Martín, se acerca el invierno. Una época en la que el gasto energético se incrementa: se pasa más tiempo en casa, empujados por el frío y el mal tiempo; se lava (y seca) más ropa; se encienden más luces para paliar las largas horas de oscuridad. Y, por supuesto, se gastan recursos energéticos para calentarse.

Es un valor añadido orquestar nuevas fórmulas para ahorrar en este ámbito, bien con medidas de eficiencia energética, como utilizar bombillas y electrodomésticos de bajo consumo, mejorar los aislantes de paredes y ventanas o controlando a distancia los aparatos de gasto eléctrico de la casa. También con hábitos más eficientes, como ajustar el termostato de la calefacción en torno a los 20ºC, reducir la temperatura del agua de la lavadora o el lavavajillas o configurar el frigorífico entre los 3ºC y los 7ºC. Pequeños gestos que, a la larga, salen rentables.

Por otra parte, el mercado ofrece ya interesantes opciones para recortar la factura eléctrica a través de la discriminación horaria. Los nuevos contadores inteligentes o de telegestión, que deberán estar en todos los hogares españoles cuando arranque 2019, permiten conocer al detalle el consumo exacto de cada hogar en cada momento. De hecho, envían los datos de forma automática a la compañía sin que sea necesaria la lectura física por parte de un técnico.

Tarifas de ahorro

Según los informes de Red Eléctrica, las horas punta de consumo energético en los hogares españoles se concentran en la tarde-noche. Más concretamente entre las 21:00 y las 23:00 horas se registra el 18% del gasto total diario de media en España. Aunque el comportamiento es diferente según el caso al igual que los hábitos.

Gracias a esos nuevos contadores, se puede saber cuáles son las franjas horarias de mayor consumo eléctrico en cada hogar. Una información que no solo es para la empresa proveedora, también el cliente puede recibirla, siempre que sepa manejarse en el mundo digital. Con toda esta información, es más fácil dar con una tarifa adecuada y personalizada que permita un mayor ahorro.

Entre las ofertas que en la actualidad aparecen en el mercado eléctrico, llama la atención la tarifa Tempo Happy propuesta por Endesa, que tarifica a cero euros el consumo en los intervalos de tiempo que más interesen al cliente, y deja a un precio fijo la energía consumida en otras franjas horarias. En concreto, la compañía da la opción de escoger entre tres opciones; dos horas consecutivas durante todos los días de la semana, un día completo de la semana que se prefiera o la última novedad que consiste en que Endesa te indica las 50 horas de mayor consumo de luz al mes para que ese consumo sea gratis.

Es decir, a una familia con hijos le compensaría más decidirse por esa variante de dos horas consecutivas en el momento del día que mayor consumo realice. Probablemente, en las horas de la noche en la que todos los miembros coinciden en casa haciendo la cena, viendo la televisión, poniendo una lavadora, jugando al ordenador…

En el lado contrario se encuentra esa persona que vive sola y que no para en casa ni un minuto. Pero que dedica un día a la semana a todos los quehaceres del hogar: cocinar, hacer la colada, pasar el aspirador… O a los que tienen una segunda residencia en el pueblo y suelen ir allí solo los fines de semana. Para ellos es más rentable la opción de un día completo.

Por último, si no tienes rutinas de consumo energético establecidas y prefieres no tener que estar pendiente de horarios, la tercera opción es la más cómoda para ti.

Se calcula que con esta tarifa pueden conseguirse ahorros anuales de hasta 150 euros, y facturar a cero euros el 20% del consumo total mensual. Pero también crearse nuevos hábitos de contención de gasto fuera de los horarios de tarificación especial, con lo que se consigue una utilización de la electricidad mucho más eficiente.

La población smart

Cada día que pasa, el mundo digital ofrece novedosas herramientas que ayudan a ser más sostenibles. A través de los teléfonos inteligentes o smartphones, instalando previamente los gadgets adecuados en las casas y conectándolo todo a Internet, se puede controlar en remoto la temperatura del termostato o la puesta en funcionamiento de un aparato conectado a la red eléctrica.

También es posible programar el horario de funcionamiento de algunos aparatos para que ‘trabajen’ mientras no haya nadie en casa, sin necesidad de estar conectados a Internet. Como el del robot de cocina capaz de tener la comida lista minutos antes de que los comensales lleguen; o el aspirador que recorre la casa limpiando el polvo del suelo y que vuelve a su base de carga cuando se le está acabando la batería.

Imágenes como estas hace tiempo que dejaron de ser de película de ciencia ficción y que pasaron a formar parte de la vida rutinaria de los españoles. Especialmente de la de aquellos que valoran el entorno smart, esa inteligencia tecnológica que puede hacer la vida más fácil.

Para este tipo de consumidor, la llegada de la telegestión energética ha sido un ‘suma y sigue’ con el que puede controlar a tiempo real su gasto eléctrico. Este sistema se basa en la recogida, el análisis y la optimización de datos a través de un software de monitorización y de un registrador de datos (lo que comúnmente se conoce como contador).

Además del control del gasto, este nuevo método de gestión genera otros beneficios. Por ejemplo una mayor rapidez en la detección de incidencias, la realización de operaciones de manera remota (las lecturas de consumo, las altas o bajas del suministro, cambios de potencia, etc.) y las facturaciones basadas en una lectura real de datos, y no en estimaciones, como ocurría hace unos años.

21
Comentarios