Los negocios inclusivos, una oportunidad estratégica para la empresa Española

El Observatorio Empresarial contra la Pobreza ofrece nueve razones para que las empresas españolas integren en su negocio modelos inclusivos.
CE6 noviembre 2018
35

“Los negocios inclusivos son una oportunidad estratégica para las empresas españolas”. Este es el mensaje que lanza el informe Negocios inclusivos y empresas españolas. El momento de no dejar a nadie atrás presentado por el Observatorio Empresarial contra la Pobreza -OEP-.

En su análisis, el estudio afirma que la implicación de las empresas en una economía más inclusiva es totalmente compatible con su rentabilidad económica, pero ¿por qué deben las empresas incluir modelos de negocios inclusivos?

En primer lugar, es necesario definir a qué hace alusión el término “negocios inclusivos” que, como define el informe, son “actividades económicas que integran en su cadena de valor a comunidades de bajos ingresos, o grupos expuestos a algún tipo de vulnerabilidad, como clientes, proveedores, distribuidores o empleados, que logran ser rentables y, a su vez, generan un impacto social que mejora las condiciones de vida de las personas implicadas”.

En segundo lugar, el OEP destaca nueve razones para que las empresas españolas incorporen modelos inclusivos en sus negocios: 

  1. Los negocios inclusivos permiten a las empresas enfrentarse a retos sociales y cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): los negocios inclusivos suponen tanto un reto como una oportunidad porque fomentan una economía más inclusiva, ponen en marcha fórmulas que rompen con lo tradicional y dan paso a modelos de negocio más creativos y con mayor impacto social.
  2. Las nuevas generaciones quieren empresas implicadas con los retos sociales: en la sociedad y sobre todo en la generación de los millennial existe una tendencia imparable a construir un mundo mejor donde bajo una petición colectiva se pide que las empresas integren valores sociales universales. Las empresas pueden aprovechar esta situación como una oportunidad estratégica para considerar el impacto social que su actividad tiene sobre los grupos más vulnerables.
  3. La rentabilidad económica de las empresas se ve afectada por su grado de implicación social: las empresas que apuestan por formar parte de una economía sostenible e inclusiva consiguen reforzar su posición de liderazgo, fomentar su reputación positiva como marca, convertirse en empresas que atraen talento, avivar la innovación, mayor credibilidad y legitimidad en el mercado y un largo etc. Las empresas deben comprender la importancia de preocuparse e implicarse por el impacto social de su compañía.
  4. La integración de modelos de negocios inclusivos en empresas españolas puede convertirse en una actuación complementaria a las políticas públicas para poner solución a los retos de vulnerabilidad que tiene la sociedad española: se trata de establecer una línea de actuación conjunta entre actores empresariales y públicos con el objetivo de resolver determinados retos del entorno con participación público privada. Para ello, es decisivo establecer el rol de cada uno y apostar por la complementariedad.
  5. La economía social, los emprendedores sociales y las prácticas de sostenibilidad en las empresas son motores de una economía más inclusiva en España: las tres son fórmulas empresariales que tratan de combinar la sostenibilidad económica con el logro de un impacto social. La economía social crece en España, el emprendimiento social está en auge gracias a la aparición de nuevos emprendedores comprometidos con el entorno y cada vez hay una mayor atención al desarrollo de prácticas de sostenibilidad y responsabilidad social en las empresas centradas en cómo lograr un mayor y mejor impacto social. Estas tendencias demuestran que la sociedad se encuentra en un momento favorable para el impulso de este tipo de actuación empresarial.
  6. La internacionalización de la empresa española y la imparable innovación tecnológica son los principales argumentos para que las empresas españolas actúen más rápido en el ámbito de los negocios inclusivos: aspecto que pone el acento por un lado, en la promoción proactiva a través de negocios inclusivos del acceso a mercados nacionales e internacionales y, por otro, en lograr que el potencial de innovación tecnológica se ponga al servicio de las personas, especialmente aquellas en situación de pobreza. También que se dediquen esfuerzos a luchar contra los impactos negativos que sufren las personas más vulnerables a causa de estos avances. La tecnología es un medio muy importante para el logro de los ODS, pero debe gestionarse adecuadamente.
  7. La cadena de valor es el punto de partida para la identificación de oportunidades empresariales en negocios inclusivos: las empresas que integren modelos inclusivos en su cadena de valor no solo conseguirán un mayor impacto social en sus empleados, clientes, proveedores o la comunidad, sino que verán mejorar su negocio al fomentar la innovación, el uso de la tecnología, las capacidades de técnicos y profesionales y el desarrollo de estrategias de clusters sectoriales para el intercambio de conocimiento.
  8. La alta dirección de las empresas debe estar implicada en los negocios inclusivos para garantizar su éxito: se debe sensibilizar a la alta dirección de la relevancia de integrar negocios inclusivos en las empresas a través de campañas de concienciación que lo promuevan, poner como ejemplo las experiencias positivas de otras empresas y generar diálogos para reducir los fallos.
  9. En España aún es necesario un ecosistema más sólido que facilite el desarrollo de los negocios inclusivos: un entorno favorable se consigue, por ejemplo, fomentando un marco regulatorio donde se establezca un sistema de registro y reconocimiento de los negocios inclusivos, incentivos financieros para estimularlo o integrar los negocios inclusivos en programas de promoción de los sectores económicos. La creación de un entorno favorable a los negocios inclusivos ofrece a España la oportunidad de posicionarse como referencia europea en este ámbito.

María Jesús Pérez, portavoz del Observatorio Empresarial contra la Pobreza declara: “Las empresas españolas tienen la oportunidad de integrar en sus estrategias de sostenibilidad acciones en el ámbito de los negocios inclusivos como una manera de aumentar su impacto social. Aquellas que lo hagan de manera coherente con su cadena de valor, identificando qué grupos de interés están en situación de vulnerabilidad, podrán generar cambios muy importantes en la sociedad”.

35
Comentarios