Con el apoyo de

CitySens: la apuesta de Endesa para crear ciudades más sostenibles

CitySens busca trasladar la experiencia adquirida sobre ‘smart cities’ a las Administraciones locales, facilitándoles soluciones que mejoran la vida de los ciudadanos, minimizando el impacto ambiental, ahorrando energía y reduciendo la factura energética. La propuesta de Endesa permite ahorros de hasta el 30% en el coste de la energía mediante el uso de solar fotovoltaica y de hasta el 80% en alumbrado LED, y ofrece soluciones para la movilidad sostenible.
38

Endesa acaba de presentar CitySens, una iniciativa dirigida a las Administraciones locales con el objetivo de ayudarles a conseguir ahorros de hasta el 80% en materia de alumbrado público mediante tecnologías LED, y de más del 30% en el coste de la energía en edificios públicos gracias al uso de infraestructuras de autoconsumo con placas de energía solar fotovoltaica, facilitando además la ejecución de las instalaciones de forma integral.

En el marco del X Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana (Greencities) celebrado el pasado mes de marzo en Málaga, la compañía explicó que CitySens contempla además la instalación de 8.500 puntos de recarga hasta 2023 para vehículo eléctrico, entre otros beneficios. ¿El objetivo?, trasladar el conocimiento y la experiencia adquirida sobre smart cities a las Administraciones locales, aportándoles soluciones que mejoran la vida de los ciudadanos, minimizan el impacto ambiental, ahorran energía y reducen la factura energética.

En la misma línea, CitySens busca mejoras en la eficiencia de los edificios en materia de climatización con un potencial de ahorro del 40% a través de la renovación o sustitución de instalaciones térmicas, calderas, bombas de calor o plantas enfriadoras obsoletas e ineficientes, y hasta del 70% en iluminación, en este caso mediante la incorporación de tecnología LED.

En cuanto al alumbrado público -que suele suponer sobre el 40% del coste de la factura eléctrica de los municipios-, esta iniciativa apuesta por la sustitución de luminarias por tecnologías LED y control smart para ahorrar hasta el 80%. Y es que, según datos de la compañía, hasta dos tercios de los 8 millones de puntos de luz de alumbrado público que existen en toda España aún mantienen “tecnologías obsoletas”. De ahí el consiguiente potencial de ahorro, a lo que se suma la reducción de la contaminación lumínica.

Movilidad más inteligente

En esta materia, CitySens contempla la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en el marco de un plan para dotar de estos puntos a todo el territorio nacional. Durante su primera fase (2019-2020), está prevista la instalación de más de 2.000 puntos de acceso público, que garantizarán que cualquier vehículo eléctrico pueda desplazarse a cualquier punto de España.

En una segunda fase, hasta 2023, Endesa se plantea instalar 6.500 puntos de recarga adicionales, centrándose en los núcleos urbanos y respondiendo a la demanda que llegará con el previsible aumento de la movilidad eléctrica. La compañía se hace cargo de todo el proceso, desde el estudio e implantación de los puntos de recarga hasta el mantenimiento, suministro eléctrico y gestión de los puntos instalados.

En cuanto al transporte público urbano, CitySens incluye propuestas para los ayuntamientos en materia de autobuses eléctricos, basadas en su experiencia en Barcelona con la empresa pública TMB y el despliegue de infraestructura ultrarrápida que permite recargar hasta un 80% de la batería del eBus en tan solo 8 minutos, así como autobuses propulsados por gas natural, frente a los transportes que se mueven con combustibles fósiles. Endesa también puede proveer a los municipios de estaciones de servicio de gas natural vehicular, como las que ya se encuentran en Huelva, Córdoba (dirigida a Mercacórdoba) o Algeciras, esta última creada para uso logístico.

A todo ello se suma la posibilidad de contar con soluciones tecnológicas que aplican la inteligencia artificial en la medición y optimización del consumo energético, permitiendo a los municipios un control continuo de su consumo, la generación de informes realizados por expertos para identificar oportunidades de mejora o la implementación de esas soluciones y la posterior verificación de los ahorros.

Soluciones integrales para una ciudad mas habitable

Las soluciones integrales que CitySens ofrece a los ayuntamientos se estructuran en dos etapas: la primera, informativa y de asesoramiento para responder a las consultas previas relacionadas con los proyectos de eficiencia energética en alumbrado, edificios sostenibles, generación solar fotovoltaica y movilidad sostenible. En la segunda fase ya se da la prestación de servicios y la contestación a licitaciones públicas.

“CitySens es una transición hacia la ciudad inteligente, un ámbito en el que Endesa lleva una década investigando desde 2009 en su ‘laboratorio’ smart city ‘en vivo’ ubicado en la ciudad de Málaga, donde ya se han llevado a cabo distintos proyectos de innovación relacionados con tecnologías de telegestión, nuevos sistemas de comunicación, eficiencia energética en edificios y residenciales, integración de energía renovable y almacenamiento energético, así como vehículo eléctrico, alumbrado eficiente, gestión activa de la demanda, automatización de la red, o inteligencia artificial y big data”, explica Juan Antonio Garrigosa, responsable de la Línea de Negocio de Endesa denominada B2G (Business to Government).

“La investigación sobre la eficiencia y la sostenibilidad energética en las ciudades cobra hoy una especial relevancia si tenemos en cuenta que la población en Europa será un 70% urbana en 2030, y que este tipo de núcleos de población son los mayores demandantes de recursos y generadores de residuos y emisiones, con el consiguiente impacto ambiental”, señala en este sentido la compañía.

CitySens, es, en definitiva, una apuesta por la colaboración público-privada para llevar a buen puerto proyectos de innovación, en este caso en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, un tipo de colaboración que es “clave” para el éxito de estos proyectos, apunta a Compromisio Empresarial Garrigosa.

“Sabemos que 70% de toda la población en España se agrupa en ciudades, que el 30% de las emisiones provienen del transporte o que el 40% se debe a los edificios, según un análisis llevado a cabo por el Monitor Deloitte; de ahí que hayamos puesto en marcha esta nueva línea de negocios para la descarbonización y para lograr urbes mas eficientes y mas limpias: tanto en materia de hogares, como de industria, o en todo lo que se refiere a la movilidad”, remarca Garrigosa.

Según el Monitor Deloitte el 70% de toda la población en España se agrupa en ciudades, el 30% de las emisiones provienen del transporte y el 40% de los edificios.

“Proponemos soluciones a las ciudades. En materia de movilidad, por ejemplo, estas pasan por una infraestructura de recarga en la vía pública disponible 24 horas”. La previsión es que se puedan instalar unas 2.000 en los próximos dos años, según explica Garrigosa, que señala que la compañía ya trabaja en transporte público con autobuses eléctricos no solo con la empresa de transporte de Barcelona, sino también fuera de España en ciudades como Santiago de Chile, donde ya funcionan 100 autobuses eléctricos.

A esto se suma, “una climatizacion más eficiente e inteligente en iluminación pública”, añade el responsable de Endesa que destaca la clave de este proyecto: “Explicarle a los ayuntamientos todo el potencial de ahorro que tienen por delante y ayudarles a aprovecharlo”.

En lo que se refiere a la inversión y retornos que presenta CitySens, la iniciativa queda abierta a que sean los propios ayuntamientos los que aporten inicialmente la inversión y compren los equipos, o bien firmen acuerdos a diez años con Endesa para que sea la compañía quien haga la inversión y después sea la Administración local la que vaya pagando durante varios años para que la instalación acabe siendo finalmente de su propiedad. De esta forma no es necesario realizar el desembolso inicial de golpe y los beneficios y ahorros generados son inmediatos.

En cuanto a las soluciones para la movilidad sostenible, CitySens ofrece puntos de recarga rápida para que sea posible cargar los vehículos en un tiempo estimado de entre una y dos horas, dependiendo de la potencia de estos. Para corroborar las zonas de instalación idóneas, Endesa realiza un estudio previo para establecer dónde se pueden poner y qué acometida eléctrica es necesaria. “El mayor problema son los tiempos que nos dan las Administraciones, ya que necesitamos acuerdos con terceros para realizarlo y los trámites burocráticos llevan más tiempo que la instalación de la infraestructura real: licitaciones, acuerdos, plazos de empresas colaboradoras…”, apunta Garrigosa.

El papel del ciudadano

Aunque el rol de la tecnología en este tipo de proyectos es muy importante, el comportamiento ciudadano es “fundamental” para aceptar y utilizar estas tecnologías, y por eso su evolución debe “acompasarse” a la de la propia tecnología. “Es cierto que el éxito de algunas de estas medidas depende de los hábitos modales de los ciudadanos, y muchas veces se trata de aspectos sencillos, como apagar las luces o hacer recorridos andando”, apunta Garrigosa, que recuerda que el Monitor Deloitte señala que pequeños cambios en estos hábitos reducirían en gran medida las emisiones en las ciudades.

“Estas tecnologías son más modernas, como es el caso de los autobuses eléctricos, y por ello los ciudadanos los reciben muy positivamente: son más limpios, más silenciosos y el servicio es similar o incluso mejor que el transporte público tradicional”. Juan Antonio Garrigosa.

En cuanto a la aceptación social de este tipo de medidas, Garrigosa es claro: “Estas tecnologías son más modernas, como es el caso de los autobuses eléctricos, y por ello los ciudadanos los reciben muy positivamente: son más limpios, más silenciosos y el servicio es similar o incluso mejor que el transporte público tradicional”. “El reto es que estas tecnologías se implanten de manera armoniosa sin que suponga para ellos cambios drásticos”, añade.

Ocurre de manera similar en las empresas. En el caso de Endesa, unos 700 empleados de la compañía tienen ya vehiculo eléctrico propio (no coche de empresa), ya que, desde hace cuatro años, reciben incentivos para su adquisición, como la gestión de la documentación para solicitar las ayudas para su compra, o una plaza de garaje adjudicada en el edificio. “Cambios en los sistemas de climatizacion, instalación de luces LED son pequeños gestos que cualquier empresa puede implementar, que no afectan al confort, y que reportan muchos beneficios, tanto económicos como ambientales”, insiste Garrigosa.

En materia de regulación, gracias a la aprobación este año del Real Decreto de Autoconsumo (RD 244/2019), “se ha dado un gran impulso a estos aspectos y hemos detectado que se han multiplicado las peticiones de estudio y de propuestas económicas”, remarca el responsable de Endesa que, si embargo, señala que también sería de gran ayuda “que las Administraciones tengan un comportamiento ejemplarizante, porque si pides a tus ciudadnos una cosa, tienes que hacerlo dando ejemplo”, remarca.

Tras más de una década investigando en materia de smart cities en la ciudad de Málaga, “todo lo que allí se ha probado sigue vigente”, dice Garrigosa, porque las opciones de mejora “son tan grandes que queda casi todo por hacer. La capacidad de ahorro es enorme”, afirma. La movilidad eléctrica apenas ha dado sus primeros pasos: de los más de un millón de coches vendidos en 2018 apenas 15.000 eran eléctricos.

También queda mucho por hacer en materia de transporte público. “Y existe la necesidad de impulsar esto para alcanzar los objetivos de descarbonización establecidos a nivel mundial de cara a 2025, que son muy exigentes”, afirma Garrigosa.

“Ha llegado el momento de tomar medidas urgentes. La tecnología ya está probada, ahora solo falta aplicarla, y ya es asequible económicamente, porque el coste ha bajado mucho”, defiende. “El freno, la barrera, quizá es el desconocimiento”, apuntilla.

Muchos ayuntamientos no saben qué pueden hacer para ser más eficientes, más sostenibles. No importa si son grandes o pequeñas ciudades: unas son más flexibles, por ser de menor tamaño. Otras son más grandes y por tanto cuentan con más músculo económico para hacer cosas. “Lo fundamental es la adaptación, porque es posible adaptar todas las soluciones de eficiencia a cada una de ellas”, concluye este experto.

38
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.