La discriminación laboral por edad se agrava en España

Así se desprendió ayer de la jornada 'Edadismo, la discriminación por edad en el mercado laboral', organizada por la Fundación Selectiva en Deusto Business School.
150

Iñaki Ortega, director de Deusto Business School Madrid; Eva Alonso, consejera delegada de Value Tree; Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Análisis de Asociación Española de Banca (AEB); Javier Martín Cavanna, director de Fundación Compromiso y Transparencia; Alejandro Vigil, presidente de la Fundación Selectiva, y Benigno Lacort, CEO de Senior Economy Forum.

El talento sénior en España está cada vez menos aprovechado y la mayoría de las empresas del IBEX 35 se olvidan de su importancia. Esta es una de las conclusiones que se han extraído del evento organizado por la Fundación Selectiva en Deusto Business School para hablar sobre Edadismo, la discriminación por edad en el mercado laboral.

El informe Carrera y talento sénior. Informe de transparencia y buen gobierno sobre la gestión del talento sénior en las empresas del IBEX 35, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia, en colaboración con itwillbe y Fundación Knowdle, establece que el 71% de las empresas cotizadas en el IBEX 35, presta muy poca atención o nula a los trabajadores de más de 50 años de sus plantillas.

Según Alejandro Vigil, presidente de la Fundación Selectiva, «la discriminación por edad (edadismo) está muy presente en el mercado laboral. Si nos fijamos en los datos del paro de la última Encuesta de Población Activa, es más que evidente que esta discriminación se ha cebado con los mayores de 45 años. Un colectivo que representa cerca del 40% de los desempleados en España, superando en más de 10 puntos a los jóvenes”.

Si a estos datos del paro se une el crecimiento negativo de la población, por la baja natalidad y la alta esperanza de vida en España «nos encontramos con una situación que se irá agravando a corto, medio y largo plazo».

“Ante esta realidad social ha nacido la Fundación Selectiva con la misión de luchar contra la discriminación laboral de los mayores de 45 años en su carrera profesional eliminando las barreras existentes en las empresas e impulsando buenas prácticas”, afirma Vigil.

Asimismo, Javier Martín Cavanna, coautor del informe y director de Compromiso y Transparencia, explicó que “pese a tratarse de un problema grave llama poderosamente la atención el poco interés que las empresas han venido prestando a esta cuestión. Se pueden contar con los dedos de una mano las compañías que tienen políticas y prácticas concretas para evitar la discriminación real de los mayores de 50 años”.

Durante la mesa redonda Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, indicó que «ahora estamos en un momento de toma de decisiones; tenemos que dejar de procrastinar con el tema del empleo sénior», subrayó.

Además, el autor de La revolución de las canas señaló los que son para él los pilares para luchar contra el edadismo: «el pilar público, la norma tiene que incentivar el trabajo; el cultural, con informes como el de Carrera y talento sénior y las buenas prácticas que recoge; el pilar empresarial, donde hay que cambiar mentalidades, y el pilar individual, tenemos que ser conscientes de que vamos a tener una carrera muy larga y prepararnos”.

Otro de los participantes, Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Análisis de la Asociación Española de Banca (AEB), apuntaba que “tenemos un 1,4 millones de personas de más de 45 años sin empleo, el 70% de larga duración, lo que genera una gran frustración». Delrieu recordó que «hay que superar prejuicios como que con la edad tienes menos capacidad de desarrollarte, eres menos productivo o no puedes emprender», para revertir la situación.

Para Benigno Lacort, CEO de Senior Economy Forum, «tenemos que evitar que en España haya cuatro millones de personas con talento, que no trabajan, y, por tanto, que no pueden producir. Hay que prevenir y aprovechar el momento para desarrollar oportunidades para los sénior”. Porque, como subrayó, «tenemos un sector económico muy importante para generar PIB que estimule el empleo”.

Finalmente, Eva Alonso, consejera delegada de Value Tree, destacó “la importancia de que cada persona gestione su propia economía como la de una empresa” y achacó el problema del edadismo a que en la empresa «manda mucho el resultado de corto plazo».

1 de 5

Eva Alonso, consejera delegada de Value Tree; Juan Carlos Delrieu, director de Estrategia y Análisis de Asociación Española de Banca (AEB); Javier Martín Cavanna, director de Fundación Compromiso y Transparencia; Benigno Lacort, CEO de Senior Economy Forum, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School Madrid.

2 de 5

Javier Martín Cavanna, fundador y director de Fundación Compromiso y Transparencia.

3 de 5

José Miguel Roca, responsable de la Fundación Knowdle.

4 de 5

Luis Carbonero, colaborador de itwillbe.

5 de 5

Luis Carbonero Zalduegui y José Miguel Roca Chillida, coautores del informe, y Alejandro Vigil, presidente de la Fundación Selectiva.

Los datos de la EPA confirman la situación

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número actual de parados asciende a 3.354.200 en el primer trimestre de 2019. Esto supone una subida del 0,25% si se compara con los datos del cuarto trimestre de 2018 (3.304.300 desempleados). Los parados representan a día de hoy el 15% de la población activa del país.

Centrándose en el colectivo sénior, el número total de desempleados mayores de 45 años ascienden a 1.302.400. Es decir, 43.500 personas más que a finales del año pasado.

¿Cómo estaban los séniors hace diez años con una tasa de desempleo similar? A finales del 2008, había 723.500 parados mayores de 45 años. Con estas cifras se observa una tendencia al alza. Hoy en día los desempleados séniors representan el 39% de los parados mientras que hace diez años estaban en el 23%.
 

150
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.