Cómo la responsabilidad corporativa puede ayudar a eliminar la pobreza

A pesar de los significativos progresos recientes, el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que busca la erradicación de la pobreza, sigue siendo un desafío global crítico y las empresas (en alianza con otros actores) tienen un papel fundamental que desempeñar para lograr su consecución.
18

Familias de Cuchumbaya y San Cristóbal (Perú) se benefician del Fondo Quellaveco para mejorar sus niveles de vida y nutrición personal.

Las tasas de pobreza han disminuido en todas las regiones, pero el progreso es desigual y muchas comunidades siguen siendo particularmente vulnerables a posibles crisis económicas, inseguridad alimentaria y cambio climático, agravados por los altos niveles persistentes de desigualdad global.

Con los ODS cada vez más reconocidos por los gobiernos, las empresas y la sociedad civil como el marco internacional para avanzar en el desarrollo, se considera que el Objetivo de eliminación de la pobreza brinda una oportunidad particular para revisar la naturaleza de las acciones de las empresas y la presentación de sus informes sobre cómo contribuyen a ese Objetivo.

Aun así, muchas empresas parecen no apreciar el efecto que la pobreza puede tener o está teniendo en sus negocios, no solo en términos de crecientes riesgos sociales, sino también en términos de las oportunidades comerciales significativas.

Esta última es una de las conclusiones que se desprenden del documento Corporate Reporting on poverty del Global Reporting Initiative (GRI), que a su vez supuso ir un paso más allá de las conclusiones a las que se llegaron en otro estudio precedente titulado Can corporate reporting help end poverty?.

El acercamiento multidimensional a la pobreza

La redacción del ODS 1, “terminar con la pobreza en todas sus formas en todas partes”, es muy amplia y, como tal, no proporciona una guía específica sobre el alcance de las acciones que pueden cubrirse.

Dentro del documento de GRI, se entiende que la pobreza se refiere al estado o condición en que una persona o comunidad carece de los medios necesarios para satisfacer las necesidades personales básicas y participar efectivamente en la sociedad.

Este enfoque multidimensional reconoce que abordar la pobreza es facilitar el acceso tanto a los medios necesarios para satisfacer las necesidades personales básicas, como directamente a las necesidades básicas en sí mismas.

Al identificar las acciones que las empresas pueden tomar para contribuir a la mitigación de la pobreza y aclarar las expectativas sugeridas asociadas con respecto a la divulgación corporativa, GRI enfoca cuatro áreas amplias de las actividades y relaciones de una empresa con las acciones asociadas.

Abordar la pobreza es facilitar el acceso tanto a los medios necesarios para satisfacer las necesidades personales básicas, como directamente a las necesidades básicas en sí mismas.

Esas cuatro áreas donde las empresas deben emprender acciones son:

  • En el lugar de trabajo: brindando oportunidades de empleo y promoviendo la seguridad laboral en las operaciones, pagando un salario digno que permita a los empleados y sus dependientes salir de la pobreza, garantizando condiciones de trabajo justas y beneficios para los trabajadores, y respetando sus derechos laborales.
  • En la cadena de suministro: identificando y abordando actividades de explotación en la cadena, utilizando relaciones comerciales con proveedores para promover un salario digno, condiciones laborales justas y derechos laborales, y fomentando oportunidades para obtener beneficios económicos inclusivos a través de adquisiciones que favorezcan a las comunidades vulnerables.
  • En el mercado: desarrollando productos y servicios inclusivos que sean asequibles, accesibles y rentables, y que satisfagan una necesidad en comunidades vulnerables o faciliten una participación más efectiva en la sociedad, e identificando y mitigando aquellos productos y servicios potencialmente regresivos.
  • En el entorno operativo externo: mediante iniciativas de participación comunitaria que demuestren una respuesta a los intereses de la comunidad, a través de la promoción pública y reforma de políticas, y también con el pago transparente de impuestos que asegure que tanto la letra como el espíritu de la ley tributaria se cumplan.

Estándares e iniciativas sobre pobreza y negocios

Las empresas no están solas frente a este reto, ya que existen numerosos estándares e iniciativas globales que ofrecen orientación sobre aspectos de su desempeño en sostenibilidad, divulgación o ambas cosas, muchos de los cuales tienen aplicación directa en los negocios y la pobreza.

Más allá de las ya muy conocidas herramientas Business Reporting on the SDGs y SDG Compass impulsados por el propio GRI, se mencionan otras menos usadas, en general, por las empresas.

Por ejemplo, la UNGC Oxfam Poverty Footprint, desarrollada por Oxfam y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, permite a las empresas, trabajando en colaboración con socios de la sociedad civil, comprender los impactos de sus operaciones y la cadena de valor en las personas y la pobreza multidimensional, y ponerse en acción.

Existen numerosos estándares e iniciativas globales que ofrecen orientación sobre aspectos del desempeño de las empresas en sostenibilidad, divulgación o ambas cosas, y muchos tienen aplicación directa en los negocios y la pobreza.

Por su parte, la Iseal Alliance es una iniciativa que tiene como misión fortalecer los estándares de sostenibilidad en beneficio de las personas y el medio ambiente.

Su membresía está abierta a todos los organismos de acreditación y estándares de sostenibilidad de múltiples partes interesadas que demuestren su capacidad para cumplir con los Códigos de Buenas Prácticas Iseal y los requisitos correspondientes, y se comprometan a aprender y mejorar.

De particular aplicación desde una perspectiva de pobreza es la Global Living Wage Coalition, que reúne seis estándares de sostenibilidad para mejorar los niveles salariales en las cadenas de suministro.

El documento menciona además como herramientas y estándares la ISO 26000, el LBG Framework, el Future-Fit Business Benchmark y el WBCSD Action 2020, y también ofrece sugerencias en cuanto a qué informaciones debería reportar una empresa relacionadas con la pobreza según su área de actividad y relaciones.

Recomendaciones a las empresas en sus reportes de RSC

Como recomendación general, el documento alienta a las empresas a ser más explícitas al informar sobre su comprensión de la pobreza y las implicaciones del contexto de pobreza para sus negocios.

También recomienda explicar cómo la naturaleza de sus acciones contribuyen al alivio de la pobreza, cómo se realiza la evaluación del impacto social y los resultados de estas acciones, y cómo esta evaluación tiene consecuencias en las decisiones.

A su vez, es necesario tener unas miras más allá del ODS 1, ya que muchos de los Objetivos tienen una aplicación directa para el alivio de la pobreza y algunos pueden considerarse más accionables y específicos para la empresa que el ODS 1.

Bajo esa misma altura de miras, se alienta a las empresas a hacer una mayor provisión para evaluar y divulgar los resultados e impactos sociales más amplios de sus acciones. Si bien existen numerosas herramientas y técnicas disponibles para ayudar a lo anterior, el enfoque de la Teoría del Cambio basado en los resultados se considera particularmente valioso.

Y, como siempre, no se debe perder de vista la necesaria vinculación de los impactos con la estrategia.

Hay que demostrar los impactos sociales y los resultados de las inversiones sociales corporativas, y aclarar cómo se relacionan con los objetivos estratégicos centrales de la empresa, con el objetivo de utilizar la inversión social corporativa como un medio para aprovechar soluciones más efectivas a largo plazo.

1 de 2

Programa de Safaricom Foundation de abastecimiento de agua a una escuela.

2 de 2

Programa de Safaricom Foundation de abastecimiento de agua a una escuela.

Casos de estudio en el ámbito de acción contra la pobreza

En el documento de GRI, además de plantear la necesidad de realizar acciones contra la pobreza por parte de las empresas, ofrecer herramientas para ello y recomendaciones diversas, también se ofrecen tres casos de estudio que aportan una visión más práctica de lo explicado en el informe.

Esos casos son los de la textil española Inditex, Safaricom (la mayor empresa de telecomunicación móvil de Kenia) y Anglo American (empresa minera global con una fuerte presencia en Sudáfrica).

Todas ellas de diferentes sectores, con operaciones en distintos países y regiones, reconocidas como líderes en sostenibilidad en sus sectores.

Cada caso de estudio incluye una breve introducción a la empresa y sus compromisos de sostenibilidad, seguida de una revisión de sus informes más recientes, identificando cómo estos abordan los problemas relacionados con la pobreza en el lugar de trabajo, la cadena de suministro, el mercado y el entorno operativo externo.

18
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.