¿Cómo pueden los inversores influenciar en la sostenibilidad de las empresas?

Los inversores desempeñan, cada vez más, un papel activo al influir en las organizaciones para abordar los riesgos materiales relacionados con la sostenibilidad o ESG (social, ambiental y de gobernanza).
16

Sin embargo, todavía hay una falta de información exhaustiva sobre los resultados que se pueden esperar de diversas estrategias de influencia de los inversores, como los diálogos con la administración de la empresa, las propuestas de los accionistas y el voto por poder, la desinversión y el compromiso de las políticas públicas.

Para contestar qué interacciones con los inversores tienen un impacto tangible en el desempeño corporativo financiero y de sostenibilidad, qué estrategias son más efectivas y cuáles son los principales impulsores del éxito, Ceres y el Environmental Defense Fund (EDF) publicaron hace unos meses el informe The Role of Investors in Supporting Better Corporate ESG Performance.

A través de una revisión exhaustiva de la literatura y una serie de entrevistas en profundidad con inversores y profesionales de la sostenibilidad, el informe identifica los impactos clave de las estrategias de influencia de los inversores y propone un marco para comprender los impulsores de los esfuerzos exitosos de participación de los inversores.

El impacto de las estrategias de influencia del inversor

La evidencias encontradas en el informe revelan que los esfuerzos de los inversores para involucrar a las empresas en los riesgos y oportunidades relacionados con ESG están asociados con mejores rendimientos para los accionistas.

Por ejemplo, la investigación académica realizada entre 1999 y 2009 sobre compromisos de responsabilidad social corporativa con empresas públicas de EE. UU. muestra que, después lograr compromisos “exitosos” (según lo definido por un conjunto de criterios y cuadros de mandos predeterminados) entre inversores y empresas, estas últimas experimentan un mejor desempeño contable y de buen gobierno.

Así mismo, los diálogos de colaboración que involucraron a 225 organizaciones de inversión durante el período 2007 a 2017 muestran que después de que se produjeron compromisos exitosos, las empresas objetivo experimentaron una rentabilidad mejorada, medida por el rendimiento de sus activos, mientras que en el caso de los compromisos fallidos no se registraron cambios.

La investigación de Ceres también respalda que los esfuerzos de participación de los inversores mejoran la gestión de la empresa de los problemas materiales de ESG.

El análisis de los datos sobre las propuestas de accionistas relacionadas con el clima presentadas a empresas estadounidenses entre 2009-2017, encontró que el 35% de las resoluciones condujeron a compromisos por parte de la empresa en cuestión.

Además, también se descubrió que cuando los inversores negocian retiros de propuestas de accionistas a cambio de compromisos de la compañía, más del 70% de estos compromisos conducen a resultados concretos.

Poder, legitimidad y urgencia para obtener respuesta

No todos los esfuerzos de los inversores para mejorar la gestión corporativa de los riesgos y oportunidades de ESG reciben el mismo nivel de respuesta de las empresas o los mismos resultados.

Existen factores específicos relativos a los inversores que determinan el nivel de influencia que un inversor particular tendrá en una empresa.

Un marco útil para conocer cuáles son los principales impulsores de la influencia de los inversores, es considerar tres atributos que determinan la capacidad de respuesta de los gerentes corporativos a las demandas de los interesados y que no son otros que poder, legitimidad y urgencia.

En el siguiente gráfico se puede ver en qué consiste cada uno de esos atributos.

Atributos del nivel de influencia del inversor. Fuente: Traducción de ‘The Role of Investors in Supporting Better Corporate ESG Performance’.

Estrategias de influencia utilizadas por los inversores

Los inversores tienen una gama de estrategias a su disposición para involucrar a la gerencia corporativa y comunicar sus puntos de vista sobre los riesgos corporativos de ESG a los responsables de las políticas y al público en general.

Cada una de estas estrategias tiene sus propios beneficios, inconvenientes y factores de éxito que deben ser observados y que son expresa y detalladamente citados en el informe.

La estrategia del diálogo directo implica la comunicación directa entre inversores y empresas, a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos, cartas y reuniones en persona, y pueden tomar muchas formas (incluyendo los diálogos bilaterales entre la empresa y un inversor, diálogos que involucran a múltiples inversores y diálogos que reúnen a los inversores junto con expertos en temas ESG de organizaciones sin fines de lucro o académicos).

La capacidad de presentar propuestas de accionistas sobre cuestiones ESG es otra estrategia (y mecanismo legal) importante para los inversores, que les permite presentar formalmente una recomendación de acción a una empresa y su junta directiva, siendo una forma rentable para que las compañías y los consejos comprendan mejor las preocupaciones de los accionistas.

Además, hay que tener en cuenta que una proporción significativa de las propuestas de los accionistas son retiradas voluntariamente por los inversores a cambio de compromisos de la compañía para abordar el tema de preocupación.

Otra de las maneras estratégicas de influencia es el ejercicio de los derechos de voto (o la votación por poder, o proxy voting) es un mecanismo formal para que los inversores expresen sus inquietudes, lo que permite al inversor estar de acuerdo, en desacuerdo o abstenerse en la votación de una propuesta de accionistas.

La votación es siempre un mecanismo útil para estimular el cambio, dado que brinda una oportunidad para que toda la base de accionistas evalúe un tema que podría ser motivo de gran preocupación.

También, los inversores pueden participar en políticas públicas en diversas etapas del proceso de formulación de políticas e influenciar a las empresas.

Pueden iniciar discusiones sobre políticas cuando notan lagunas o debilidades en los marcos regulatorios, proporcionan información y puntos de vista que apoyan la toma de decisiones efectiva, facilitan la implementación y la evaluación de políticas, y exigen la terminación o renovación de las medidas políticas.

Algunas organizaciones ayudan a organizar a los inversores para hablar con una voz colectiva, en algunos casos, junto con las voces de la empresa, lo que permite a los inversores amplificar su influencia.

Algunas organizaciones ayudan a organizar a los inversores para hablar con una voz colectiva, en algunos casos, junto con las voces de la empresa, lo que permite a los inversores amplificar su influencia.

La última estrategia que menciona el informe es la desinversión, es decir, la venta de acciones por parte de accionistas insatisfechos, a menudo vinculada al objetivo de cambiar las opiniones de los responsables políticos y del público en general sobre un tema de gran preocupación.

Puede variar desde la desinversión total de una categoría de activos (por ejemplo, de todos los activos de combustibles fósiles) hasta la desinversión parcial (por ejemplo, desinversión de empresas que obtienen más de un porcentaje determinado de sus ingresos de actividades relacionadas con los combustibles fósiles).

Actores externos y el ecosistema de influencia más amplio

Los inversores, como cualquier otro grupo de interés, existen dentro de un ecosistema más amplio que también influye en el comportamiento corporativo.

Tener en cuenta los puntos de apalancamiento que existen dentro del ecosistema más amplio ofrece a los inversores oportunidades para aumentar su nivel de influencia. La colaboración entre diferentes actores es a menudo una forma valiosa de combinar recursos, reducir la duplicación de esfuerzos y compartir conocimientos para abordar problemas complejos de ESG.

Diferentes inversores pueden generar diferentes puntos de presión en una empresa a través de estrategias complementarias. Por ejemplo, si un inversor elige vender acciones y llama la atención sobre el tema, esto puede proporcionarle a un segundo inversor un mayor apalancamiento en el diálogo directo con una empresa.

De esta manera, el inconveniente de una estrategia (por ejemplo, la desinversión termina una relación) puede beneficiar a otra al aumentar la importancia de un problema (por ejemplo, provocar discusiones constructivas durante las negociaciones privadas).

En definitiva, el informe de Ceres demuestra que los inversores tienen un gran poder de influencia en las empresas a través de diferentes estrategias, y que todo ello puede ser utilizado de manera muy sólida para mejorar el desempeño en sostenibilidad y responsabilidad social de esas organizaciones.

16
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.