“Las empresas con cadena de suministro sostenible están mejor preparadas para la covid-19”

La pandemia de la covid-19 interrumpió, en su inicio, muchas cadenas de suministro en todo el planeta. Pero esas cadenas también han sido vitales a la hora de dar una respuesta a la crisis, manteniendo suministros médicos, alimentos y otras necesidades clave fluyendo allí donde más se necesitaban.
17
<p>Alejandra Miranda, responsable de desarrollo de negocio para Latinoamérica, península ibérica y Francia de EcoVadis.</p>

Alejandra Miranda, responsable de desarrollo de negocio para Latinoamérica, península ibérica y Francia de EcoVadis.

La pandemia ha sido una prueba de fuego para comprobar la resiliencia y la flexibilidad de las cadenas de suministro a nivel mundial en su misión de mantener en funcionamiento las operaciones esenciales.

Aunque ya era algo de suma importancia antes de esta crisis, la pandemia también ha supuesto un aumento del interés de la sociedad y de las organizaciones en la sostenibilidad. Se espera y desea de las empresas y sus actividades un comportamiento más sostenible, comprometido y respetuoso con el planeta y la sociedad.

Entre las características que se esperan de una empresa socialmente responsable está la de tener una cadena de suministro sostenible, independientemente de si esta es cercana y sencilla o si se ramifica internacionalmente de manera compleja.

Coincidiendo con la publicación del informe Índice de Riesgo y Rendimiento de la Sostenibilidad Empresarial de EcoVadis, Compromiso Empresarial entrevista a Alejandra Miranda, responsable de desarrollo de negocio para Latinoamérica, península ibérica y Francia, que da diferentes claves para comprender la importancia de poder contar con cadenas de suministro responsables.

Antes de entrar más profundamente en materia, ¿qué es EcoVadis y qué destacaría de la trayectoria de la organización desde su fundación en 2007?

EcoVadis es una empresa calificadora de riesgos de sostenibilidad, evaluamos el desempeño de sostenibilidad de todo tipo de empresas alrededor del mundo. Nuestros clientes toman decisiones de compra teniendo en cuenta los ratings de las evaluaciones de sostenibilidad, conjuntamente con criterios como de precio, los criterios de calidad y tiempo de entrega.

Realizamos una evaluación completa de sostenibilidad que incluye factores medioambientales, sociales, éticos y de cadena de abastecimiento. Estos cuatro grandes ejes agrupan 21 criterios como pueden ser temas de biodiversidad, de manejo de energías, emisión de CO2, pero también, por ejemplo, condiciones de trabajo, en términos de prácticas anticompetitivas o de corrupción.

Uno de los eventos más importantes en nuestros 13 años de vida, ha sido la inversión de 200 millones de dólares que recibimos de la parte de CVC Capitals a inicios de este año. Esta es la inversión más grande realizada en el sector de ratings de sostenibilidad, lo que demuestra la creciente importancia de este tema en el mercado.

¿Cuáles cree que son los principales problemas que las empresas encuentran a la hora de hacer compras sostenibles?

En términos estratégicos, definir los objetivos; establecer las compras sostenibles como eje fundamental de la estrategia general de negocio de la empresa. En términos tácticos, contar con un programa objetivo de medición del desempeño de sostenibilidad de las empresas. También la gestión del cambio a nivel interno y externo con empleados y proveedores.

¿Y las principales razones por las que las empresas deciden realizar una gestión de compras responsable y sostenible?

Entre las principales razones destacaría ganar ventaja competitiva respecto a la competencia e incrementar su presencia en el mercado generando innovación; disminuir riesgos asociados a la interrupción de la cadena de abastecimiento (p.e. exposición reputacional o pérdida de capitalizaciones del mercado), y alinearse a las regulaciones de reporte extrafinancieras y responsabilidad en la cadena de abastecimiento.

No existe un perfil de empresa específico que trabaje sobre su cadena de abastecimiento. EcoVadis trabaja con más de 65.000 compañías en más de 180 industrias, 160 países y de todo tamaño. Las empresas que trabajan en este tema entienden que la sostenibilidad ya no es un tema adicional, sino que se ha convertido en una licencia operacional.

Muchísimas empresas de todo tipo todavía no realizan compras con criterios sostenibles, ¿por qué? ¿de qué manera se puede lograr que lo hagan?

Nuestra experiencia nos indica que las empresas entienden la importancia de contar con visibilidad y transparencia sobre las prácticas de sus proveedores. El reto radica en que medir el desempeño de sostenibilidad de proveedores sistemática y objetivamente es mucho más complejo que medir temas financieros o conformidad legal. Requiere de conocimiento experto, análisis de materialidad para saber qué riesgos ambientales, sociales o éticos son partes de un negocio, etc.

Las empresas no deben enfocarse necesariamente en la medición per se, sino en cómo utilizarán los indicadores de sostenibilidad en su toma de decisiones de compras y estrategia.

Nuestro rol es justamente proveer a nuestros clientes con ratings de sostenibilidad verificados que los compradores pueden utilizar para implementar su programa de compras responsables.

Las empresas entienden la importancia de contar con visibilidad y transparencia sobre las prácticas de sus proveedores. El reto radica en medir el desempeño de sostenibilidad de proveedores sistemática y objetivamente.

¿Cómo está afectando la pandemia del coronavirus a las compras sostenibles?

La crisis de la covid-19 ha puesto a los equipos de compras en el centro de la tormenta. Fueron y siguen siendo una pieza clave en la estrategia de continuidad de las empresas para mantener actividades. El resultado ha sido un enorme impulso a la implementación de estrategias de compras que incluyen factores cuantitativos e indicadores específicos del desempeño en sostenibilidad de los proveedores.

¿Las empresas con cadenas de suministro sostenibles ven menos afectadas sus ventas por la pandemia que las que no lo son?  ¿Por qué?

Efectivamente, las empresas que tienen programas de compras responsables ya en marcha han estado en una mejor posición para responder de manera ágil a los retos de la covid-19 por tres razones principales.

La primera es que tenían un mejor sistema de identificación de riesgos. Al tener criterios objetivos y verificados de medición de la sostenibilidad como los rating de EcoVadis, las empresas tenían visibilidad sobre los potenciales riesgos de ruptura de abastecimiento por temas de falta de equipos de protección, gestión de la salud de los empleados de los proveedores, solidez de su base de subproveedores, etc.

También desarrollaron planes concretos de gestión de dichos riesgos. Estas empresas estuvieron y están en una mejor posición para poner en marcha planes de apoyo a proveedores vulnerables y diversificarse trabajando con proveedores alternativos si es necesario.

Y finalmente, contaban con relaciones fuertes con sus proveedores, basadas en la mejora continua y la colaboración conjunta, no solamente en negociaciones comerciales de precios. Esto permite navegar en tiempos de crisis con un frente común.

En un momento como este de crisis mundial, ¿en qué aspectos concretos de la cadena de suministro deben las empresas prestar especial atención?

La ‘nueva normalidad’ resultante de la crisis hace evidente la necesidad de incrementar la visibilidad sobre la cadena de abastecimiento, aumentar la flexibilidad y la gestión de riesgos. Esto colocará la sostenibilidad y digitalización como temas centrales de la estrategia de negocio.

Antes de la pandemia, las cadenas de suministro ya se enfrentaban a diferentes retos, ¿cuáles eran sus principales dificultades?

Las empresas que cuentan con una cadena de suministros global experimentan dificultades para controlar y conocer en detalle todos sus proveedores. Asegurar que cumplen con los estándares de sostenibilidad exigidos es un reto mayúsculo, no solamente por la distancia, sino también por el desconocimiento de las políticas y normativas locales.

Esta es una de las razones que explican las puntuaciones registradas en el último Índice de EcoVadis en el apartado de compras sostenibles. El análisis y evaluación de la base de proveedores es esencial, ya que estos son responsables de hasta el 70% del impacto de una empresa en el ámbito de la responsabilidad y responsabilidad.

¿Qué aspectos de la sostenibilidad suelen salir más bien parados de los análisis que hacen a las empresas y cuáles son mejorables?

En nuestra experiencia, no hay aspectos puntuales que tengan mejores o peores resultados de forma genérica en el universo de empresas evaluadas. Esto se debe a que los criterios específicos y su importancia relativa están ligados al perfil de riesgos de cada empresa, dependiendo de su sector, país y tamaño.

No se puede decir, por ejemplo, que la gestión de desechos, tratamiento de agua, condiciones de trabajo o políticas anticorrupción sean temas en los que se ve un avance mayor o menor.

Lo que si observamos en el universo de empresas que hemos evaluado es que hay dos brechas claras. La primera en el desempeño de las adquisiciones sostenibles y la segunda en los informes de emisiones de gas de efecto invernadero. De todas las empresas calificadas, solo el 15% informa sobre sus emisiones de CO2. Esta tendencia es válida también en España. Actualmente se habla mucho de ir hacia una economía baja en carbono, pero claramente hay una falta de medición para lograr esto a lo largo de la cadena de suministro.

¿Qué sectores industriales son más sostenibles de una manera general según sus estudios? ¿Existe alguna razón concreta para ello?

El desempeño en sostenibilidad varía mucho. Depende más de la madurez de la dirección y la inclusión de sostenibilidad en la estrategia para reforzar la competitividad empresarial, que de otros factores como el tamaño de la empresa, el sector o el país. Por ende, vemos una distribución muy amplia de resultados en todas las categorías.

Sin embargo, sectores muy regulados (p. ej., productos químicos, productos electrónicos y fabricación de alimentos) muestran un desempeño más alto que sectores como los servicios de información, o el transporte y la construcción, que no muestran una tendencia clara de mejora. Desde una perspectiva geográfica, Europa sigue siendo líder en desempeño de sostenibilidad respecto a las otras macrorregiones.

En conclusión, hay tres factores que impactan la adopción de sostenibilidad en el modelo de negocio que son la presión regulatoria, los estándares internacionales sectoriales y la presión del consumidor por tener acceso a productos más sostenibles.

¿Cuál es el desempeño de las empresas españolas en relación al resto de países en cuanto a compras sostenibles? ¿Qué les hace falta a las empresas españolas para tener un mejor desempeño este aspecto?

Las empresas españolas han mejorado su desempeño de manera constante en los últimos tres años independientemente de su tamaño. Sin embargo, se siguen situando por debajo de la media de los otros países europeos. Como en el caso del resto del mundo, las compras sostenibles son una asignatura pendiente en la que deben trabajar.

Un punto fundamental para lograr una mejora es el apoyo y empuje de la dirección general y los accionistas. La única manera de mejorar las compras responsables es contar con un programa sólido de evaluación de la sostenibilidad y la colaboración de los proveedores, para lo cual se necesitan recursos y herramientas.

Las legislaciones, como por ejemplo la todavía reciente Ley 11/18 que exige la publicación de estados de información no financiera en España ¿suponen un incentivo para que las empresas no solo sean más transparentes sino que realmente mejoren la gestión de la sostenibilidad ahora que están obligadas a reportar?

Las legislaciones alrededor del mundo son cada vez más estrictas en materia de sostenibilidad y España no es la excepción. Efectivamente en el 2018 se aprobó la Ley de Auditoría de Cuentas en materia de información no financiera y diversidad, que busca fomentar la transparencia respecto al impacto social y ambiental.

El informe no financiero debe contener información sobre la manera en que la empresa incluye los temas sociales, de igualdad de género y ambientales etc. en la política de compras. Esto sin duda será un incentivo importante para que las organizaciones desarrollen estrategias de compras sostenibles sólidas y con objetivos concretos.

Para la mayoría de las industrias, la mayor parte del impacto ambiental se encuentra en la cadena de suministro, no en las operaciones internas, lo que significa que es una gran oportunidad para impulsar el cambio.

Tras 13 años de historia, ¿cómo ve el futuro de Ecovadis? ¿Cuáles son sus planes más inmediatos?

Nuestra aspiración es seguir ayudando a empresas de todos los tamaños a mejorar sus resultados en sostenibilidad, centrándonos especialmente en los ámbitos donde tienen más dificultades. Por eso hemos desarrollado nuestro Módulo de acción sobre el carbono, que facilitará el análisis de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de una compañía y sus proveedores. Esto nos permitirá también proponer mejoras y medidas concretas para cada situación y caso concreto.

Queremos que las compañías mejoren sus compras sostenibles, y por eso ampliamos constantemente nuestra base de datos de proveedores, para que las empresas puedan encontrar recursos y colaboradores comprometidos con sus principios.

17
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.