La escalera china

Guillermo de Rueda31 marzo 2014

La presencia de China en África es muy reciente comparada con la de los países europeos. En las últimas dos décadas, China se ha transformado en el primer socio comercial de una veintena de países. Su enfoque es radicalmente diferente al occidental. Es el estado chino quien invierte y contrata las contraprestaciones comerciales.

De esta forma, han construido la sede de la televisión nacional congoleña; una carretera y una vía férrea que unirán al país de Sudán; presas en el Congo o Etiopía; han equipado a medio continente con redes inalámbricas y fibra óptica, y, en conclusión, han desarrollado todo un programa de infraestructuras a cambio de concesiones mineras. En la actualidad hay más de 500.000 chinos trabajando en África y en los próximos años esta cifra se doblará o triplicará.

La escalera que les ha permitido desbancar a muchos países europeos es: concesiones mineras; proyectos de infraestructura en mano o plantas de procesamiento de materia primas.

El Gobierno chino no tiene ningún inconveniente en tratar con dictadores como Mugabe, no envía misioneros, pues no tiene ningún interés en convertir a los africanos a ninguna religión y tampoco envía ONG, porque para ellos la cooperación al desarrollo es algo simple y directo: «Yo te construyo y tú me das concesiones». El sistema comercial occidental basado en empresas privadas no puede hacerlo.

Por Guillermo de Rueda
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.