Examen de los Objetivos del Milenio a un año del vencimiento del plazo para su cumplimiento

0

Las condiciones de vida de millones de personas han mejorado gracias a los esfuerzos concertados a nivel mundial, regional, nacional y local para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que constituirán la base fundamental de la próxima agenda mundial para el desarrollo, según se indica en el nuevo Informe sobre los ODM, presentado por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Según el Informe de 2014 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ya se han alcanzado muchas de las metas marcadas en los ODM, como la reducción de la pobreza, un acceso mayor a fuentes de agua potable mejoradas, la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de tugurios y el logro de la paridad entre los géneros en la enseñanza primaria, aunque también se señala que es posible alcanzar muchas más metas hasta el plazo fijado de 2015.

Si la tendencia continúa, el mundo superará las metas de los ODM relativas al paludismo, la tuberculosis y el acceso a los tratamientos contra el VIH, y es incluso probable que se alcance la meta relativa a la reducción a la mitad de la proporción de personas que padecen hambre. Otras metas, como el acceso a las nuevas tecnologías, la reducción de los aranceles promedio, el alivio de la deuda de los países en desarrollo y la creciente participación de las mujeres en la política han registrado grandes avances.

Ban Ki-moon ha afirmado que “los Objetivos de Desarrollo del Milenio son el testimonio del compromiso de defender los principios de la dignidad humana, de la igualdad y la equidad, y de liberar al mundo de la pobreza extrema. Los ocho Objetivos, y sus metas mensurables y con plazos concretos, establecieron un plan maestro para hacer frente a los problemas de desarrollo más acuciantes de nuestro tiempo».

Salvando vidas

Según el informe, se siguen haciendo grandes avances en la consecución de los ODM. A lo largo de los últimos 20 años casi se ha reducido a la mitad la mortalidad de los niños menores de cinco años, lo cual significa que se evita que cada día mueran unos 17.000 niños.

A nivel mundial, la tasa de mortalidad materna disminuyó un 45% entre 1990 y 2013. La terapia antirretroviral para las personas infectadas con el VIH ha salvado 6,6 millones de vidas desde 1995, y la ampliación de su cobertura podría salvar muchas más.

Entre 2000 y 2012 se evitó que más de 3 millones de personas murieran por paludismo gracias a la considerable ampliación de las intervenciones preventivas y de tratamiento contra esta enfermedad, y según los cálculos, desde 1995, gracias a los esfuerzos en la lucha contra la tuberculosis, se han salvado 22 millones de vidas.

Debido a que los plazos para conseguir las metas de los ODM se cumplen a finales de 2015, los estados miembros de las Naciones Unidas tienen en examen un vasto conjunto de objetivos que serán sometidos a la aprobación de los líderes mundiales en septiembre de 2015. En el informe se sostiene que es esencial mantener a lo largo de lo que queda de año los avances conseguidos hasta ahora en el logro de los ODM para afrontar la futura nueva agenda para el desarrollo.

“Los estados miembros ya están participando plenamente en las deliberaciones para definir los objetivos de desarrollo sostenible que constituirán el núcleo de la agenda para el desarrollo después de 2015. El esfuerzo que hemos dedicado a alcanzar los ODM es un elemento fundamental para el establecimiento de una base estable para nuestra labor de desarrollo después de 2015″, señaló Ban Ki-moon.

Sin embargo, a pesar de los grandes avances logrados, se está desvaneciendo la posibilidad de alcanzar para 2015 algunas metas de los ODM relacionadas con la mortalidad materna y de los niños, o la falta de acceso a los servicios de saneamiento, problemas fácilmente evitables y para los cuales hay soluciones disponibles. En el informe se exhorta a todas las partes interesadas a que centren e intensifiquen sus esfuerzos en las esferas en las que los avances hayan sido demasiado lentos o no hayan llegado a todo el mundo.

Los fondos de asistencia para el desarrollo han alcanzado un máximo histórico, pero están disminuyendo los que se destinan a los países más pobres. Después de dos años de descenso, la asistencia oficial para el desarrollo alcanzó una cifra histórica de 134.800 millones de dólares en 2013. Sin embargo, se proporcionó menos asistencia a los países más pobres, en los que el logro de los ODM a menudo se encuentra rezagado.

El 80% de las importaciones provenientes de los países en desarrollo ingresó en los países desarrollados libres de aranceles, aunque estos se mantuvieron en el nivel más bajo de la historia. La carga de la deuda de los países en desarrollo se mantuvo en torno al 3% de los ingresos de exportación, lo cual supone una disminución de casi el 75% desde 2000.

Pese a los considerables avances registrados en los últimos años, en el informe se señala que, si bien en muchos países sigue sin haber estadísticas fiables adecuadas para hacer un seguimiento del desarrollo, una mejor presentación de datos estadísticos sobre los ODM ha facilitado que se hayan obtenido resultados más cercanos a la realidad.

Por ejemplo, el que el número de estados miembros que presentan informes sobre los avances conseguidos en la lucha contra el VIH/sida aumentara de 102 en 2004 a 186 en 2012 ha ayudado a movilizar los esfuerzos a nivel mundial, de modo que la financiación de los programas de la lucha contra el VIH se triplicó en comparación con 2004, y 9,5 millones de personas que en 2012 vivían con el VIH tuvieron acceso a tratamiento con antirretrovirales.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.