Microemprendedores brasileños con bajos recursos reciben asesoramiento para impulsar sus negocios

Aliança Empreendedora, con el lema de “todos podemos emprender”, es un referente en Brasil para los emprendedores con menos recursos contribuyendo a la expansión de sus conocimientos, forjando redes de contactos o asesorándoles sobre cómo acceder a los mercados y al crédito.
Nuria García23 enero 2015
0

Aliança Empreendedora, con el lema de “todos podemos emprender”, es un referente en Brasil para los emprendedores con menos recursos contribuyendo a la expansión de sus conocimientos, forjando redes de contactos o asesorándoles sobre cómo acceder a los mercados y al crédito.

En un país donde alrededor del 27% de la población adulta gestiona su propio negocio, esta suma de fuerzas permite a muchos microemprendedores realizar su sueño, al tiempo que promueve la inclusión socioeconómica y hace posible que la economía sea un lugar para todos.

Aliança Empreendedora existe desde 2002 pero su trayectoria oficial como organización arranca en 2005. La directora de Gestión de Conocimiento, Caroline Appel, explica cómo Aliança fue fundada por un grupo de jóvenes universitarios procedentes de las llamadas “empresas junior”, iniciativas surgidas en un contexto puramente estudiantil, y gestionadas por universitarios. Esas empresas llenas de savia nueva ya trabajaban con personas de bajos ingresos en la ciudad sureña de Curitiba. La aventura no quedó ahí: “No querían ir a parar a multinacionales porque entendían que así moriría su espíritu emprendedor. Querían mantenerse en la línea que se habían marcado con sus empresas”.

Los esfuerzos de estos estudiantes arropaban principalmente a emprendedores individuales, personas que llevaban un pequeño negocio, a veces solas, a veces con otro socio. Más adelante, empezaron también a trabajar con grupos de cooperativas y asociaciones que producían principalmente alimentos, artesanía y artículos de moda.

Caroline cuenta cómo, con el paso del tiempo, reciben la invitación de llevar Aliança Empreendedora a otras dos ciudades, Sao Paolo y Recife. Se establecen allí nuevas oficinas pero deciden frenar una expansión mayor por todo el país. Hay dos razones que justificaban esta medida de no abrir más sedes: los costes para mantener la red de apoyo al emprendimiento resultaban muy elevados y también porque es difícil empezar de cero en una ciudad donde no se conoce bien el entramado administrativo.

Optaron por cooperar con organizaciones locales que ya estaban dotadas de unos contactos y tenían un rodaje a nivel local. Era la solución más sostenible.

A través de toda esta red, se ha podido ayudar a más de 18.670 pequeños emprendedores de todo el país gracias a la mediación de 60 organizaciones colaboradoras y a través de casi 100 proyectos realizados en 19 estados de Brasil.

Este es el saldo de los diez años de existencia de Aliança con sus metodologías exportables a otros lugares; algunas pensadas para emprendedores individuales, otras metodologías destinadas a grupos productivos y otras más concretas aplicadas a negocios de recogida y reciclado de materiales (los llamados cartoneros en Brasil).

Además, Aliança cuenta con una línea de trabajo para negocios inclusivos, es decir, una forma de cooperación con grandes empresas para incluir a pequeños emprendedores dentro de la cadena productiva de una gran marca.

Es el caso de Danone en la ciudad de Salvador de Bahía, donde se está incorporando a mujeres de comunidades muy pobres (favelas) como vendedoras de productos lácteos puerta a puerta. “Tienen un impacto social consiguiendo ingresos para ellas y para sus familias. Danone gana y ganan las personas que se integran en dicha cadena productiva”, asegura Caroline.

Gasolina para emprender

La metodología de Aliança busca el estímulo marcando a los microemprendedores metas siempre alcanzables, a la vez que intenta suscitar respuestas rápidas en los participantes ante las posibles dudas que puedan surgir.

Funciona como una “gasolina” para el emprendimiento combinando teoría y práctica para adaptarse de la mejor manera a las necesidades e intereses de los beneficiarios.

Al término de la formación, los participantes tienen que ser capaces de analizar las dificultades que pueden encontrarse en su negocio, así como hallar la manera de solventar dichos problemas.

Se incide sobre tres bloques de conceptos: la identidad del microemprendedor, sus sueños y la imagen que tiene de sí mismo; sus conocimientos y experiencia; y, en tercer lugar, el tipo de contactos que posee (su network). Un método que ha demostrado ser eficiente cuando se trata de trabajar con pequeños emprendedores que suelen comenzar un negocio “con lo que tienen”.

Caroline recuerda especialmente un caso relevante en una comunidad muy distante y aislada, un lugar sin vida comercial. Allí se lanzó un emprendedor local con un establecimiento dotado de conexión a Internet para que la gente del lugar no estuviera tan incomunicada. Después trajo a su tienda otros artículos que, normalmente, obligaban a los vecinos a recorrer muchos kilómetros, por ejemplo, material de papelería. Este joven emprendedor fue añadiendo al negocio otros servicios y productos que no había al alcance de esa población, algo que mejoró mucho la vida de la comunidad, según relata Caroline.

gustavo-kuritbike-brasil

Pero existen muchísimos otros casos como este. Por ejemplo, Gustavo Vinicius Santos de Carvalho y su novia, Helen Ferreira, son dos pequeños emprendedores que han pasado por la formación del programa Geraçao Empreendedora de Aliança. Fue Gustavo, de 34 años de edad, el que se sintió atraído por el perfil de Aliança Empreendedora en Facebook y decidió participar en el programa.

Extrajo buenos contactos. Gustavo reconoce que conocer Aliança Empreendedora fue un “acontecimiento” en su vida como emprendedor, sin duda le abrió muchas puertas y le brindó muchas oportunidades para su negocio. Aprendió también que emprender desde cero, sin ningún recurso inicial, no se consigue sin apoyos.

La actual empresa de Gustavo, Kuritbike, ofrece dos tipos de servicios: tours de bicicleta guiados, y alquiler de bicicletas y otros accesorios relacionados. Cuenta con una flota de 80 bicicletas y emplea a dos personas. En 2014 pasaron a gestionar las bicicletas públicas de Curitiba a través de una concesión, que podría ampliarse aún más y que obligaría a duplicar la estructura de empleados, bicis y equipamientos, como el propio Gustavo adelanta.

Su novia Helen, motivada por el propio Gustavo, se lanzó a abrir una tienda de artículos de regalo y chapas personalizadas que gestiona ella sola. Helen reconoce que está poniendo en práctica todo aquello que aprendió durante el programa y en las tutorías de Aliança Empreendedora.

A nivel público, en Brasil no existen suficientes ayudas para emprendedores con bajos ingresos. “Es muy difícil trabajar con el gobierno en Brasil”, reconoce Caroline. La mayoría de las entidades que financian los proyectos son privadas, o bien fundaciones.

Caroline ofrece a Compromiso Empresarial su visión personal sobre el emprendimiento social en Brasil y su evolución: “Se ha producido un cambio muy grande en la forma que tienen de relacionarse las organizaciones de emprendimiento social. Hay que hablar cada vez más estrechamente con las empresas. La evolución se ha producido en aquello que las empresas -y la propia sociedad- espera de nosotros. Al principio, el sector privado financiaba con su dinero y se desentendía más, pero ahora trabaja más estrechamente con las organizaciones, las empresas están más pendientes”, concluye Caroline Appel.

Por Nuria García
@Compromiso_Empr
0
Comentarios
  1. EDUARDO ANDRADE

    Estimados:

    Reciban un cordial saludo, mi nombre es Eduardo Andrade, manejo el área de representaciones internacionales en una institución del Estado en Ecuador, soy Ing. Comercia con especialidad en Marketing de Quito – Ecuador.

    Debido a los altos índices de desempleo en la región hemos decidido con mis socios expandir una de nuestras franquicias que está enfocada a mejorar la calidad de vida de las personas y familias, brindándoles una oportunidad real de emprendimiento con un enfoque social y mejorando su estabilidad financiera.

    Nuestros países de mayor interés son México, Brasil, Colombia, Chile, Argentina, Perú, Centro América y España.

    Si a través de ustedes podemos contribuir al fortalecimiento económico y social de varias familias emprendedoras en Latinoamérica y el Caribe, estaremos gustosos de coordinar una reunión via Skype para conocerlos.

    Saludos cordiales
    Eduardo Andrade
    Whats App: 593997082217
    email: stsdelecuador@hotmail.com