Trampolín académico para emprendedores con discapacidad

La Fundación Prevent y el Instituto de Iniciativa Emprendedora de Esade han saldado con éxito la primera edición del programa Aprende y emprende para dotar a jóvenes con discapacidad de la base necesaria para montar su propio negocio desde cero, o bien acelerar una iniciativa de reciente creación.
Nuria García9 marzo 2015
0

La Fundación Prevent y el Instituto de Iniciativa Emprendedora de Esade han saldado con éxito la primera edición del programa Aprende y emprende para dotar a jóvenes con discapacidad de la base necesaria para montar su propio negocio desde cero, o bien acelerar una iniciativa de reciente creación.

De este programa académico han surgido ideas con tirón como una promotora de grupos musicales alternativos o un vino solidario para concienciar sobre las enfermedades neurodegenerativas.

Aprende y emprende nace en abril de 2014 como programa de formación y mentoring académicamente exigente que va dirigido a emprendedores con discapacidad y un perfil académico muy variado. La Fundación Prevent se puso en contacto directamente con Esade para ver qué temática y contenidos tendrían cabida en un curso que ha discurrido bajo la batuta de Mauricio Rolo y Mercè Saura, el coordinador de Aprende y emprende y la responsable del Instituto de Iniciativa Emprendedora.

El objetivo era que ese abanico de conocimientos específicos permitiera a estos jóvenes construir y hacer arrancar una serie de ideas con el soporte académico (cinco meses de clases) a cargo de profesorado de Esade y una formación transversal (talleres y conferencias) que ha sido impartida por profesionales de importantes empresas españolas como Cuatrecasas, DKV, Grupo Uriach, FCC,  Prevencontrol, Grupo OTP y Serunión, entre otras.

Han sido más de 100 horas distribuidas en seis módulos formativos: proceso emprendedor, finanzas, introducción a la estrategia, marketing, jurídico y gestión de empresas.

Fundación Prevent, que trabaja en el ámbito de la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad, ya ofreció su apoyo a emprendedores con discapacidad dos años después del inicio de la crisis cuando las oportunidades de acceso al mercado laboral para ellos se redujeron “drásticamente”.

Montse Moré es la directora de esta fundación y explica que este escenario llevó a muchas personas a plantearse el autoempleo como salida laboral. “Nos trasladaron sus ilusiones, pero también muchos miedos y dudas”.

En la fundación se creó la iniciativa Ahora tú de apoyo a emprendedores con discapacidad cuya única condición era querer emprender, con independencia del nivel de madurez de la idea, de la edad del emprendedor y su formación académica.

En el marco de Aprende y emprende, cada participante ha contado con el acompañamiento de un tutor durante la formación y el desarrollo del plan de negocio. Mercè Saura, desde Esade, incide en que el requisito era ser universitario o estar cursando una carrera. El perfil de estudios y las discapacidades han sido muy diversos.

La implicación para estos docentes ha supuesto un reto. Coinciden en que han tenido una experiencia “nueva e inimaginable” por la fuerza de superación de los participantes. Mauricio Rolo, encargado de la coordinación, dice que ese compromiso institucional va mucho en la línea política de RSC de Esade. “Todos han quedado muy satisfechos por la parte académica, y también por la parte humana”, afirma.

La discapacidad no es obstáculo

Esta primera edición de Aprende y emprende ha congregado a 21 participantes. Quince han sido los proyectos presentados el día de la graduación, el pasado mes de diciembre, de los cuales siete han estado operativos hasta la finalización del programa. La previsión es que cuatro iniciativas más se pongan a funcionar durante este año.

Se han otorgado 6 becas de 5.000 euros cada una para estimular las ideas emprendedoras mejor valoradas. La mayor parte de estos conceptos de negocio en esta primera edición se orientan a la prestación de servicios cuya singularidad, en muchos casos, es fruto de la vivencia personal de los propios emprendedores, además de su formación y experiencia.

Un caso destacado es el de Pau (ingeniero superior en Telecomunicaciones) y Gina (licenciada en Finanzas Internacionales), que han creado Ilusión+, una marca propia de vino “solidario” y de alta calidad que quiere concienciar sobre las enfermedades neurodegenerativas.

Mercè Saura opina que Ilusión+ tiene unas perspectivas muy buenas porque el proyecto de empresa está bien estudiado. Pau y Gina exponen su historia: “Nuestra idea nació cuando vivíamos en China ayudando en la importación de vino”. La enfermedad de Pau, la ELA, les hizo regresar a Tarragona y tuvieron la suerte de enrolarse en Aprende y emprende.

“Nuestro proyecto fue moldeándose y cambiando hasta llegar a la idea de crear un vino solidario de marca propia para sensibilizar sobre las enfermedades neurodegenerativas”, explican.

Parte de su margen de ganancias irá destinado a asociaciones que trabajan a favor de los afectados por la ELA, el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

A punto están de lanzar sus primeros productos: Ilusión+ Pau, un vino tinto de garnacha 2013 de Penedés, e Ilusión+ Ferran, un cava brut reserva. A estos se irán sumando poco a poco otras denominaciones, como Montsant o Campo de Borja.

“Se comercializarán a través de la web y también buscaremos acuerdos con grandes superficies para que se unan a nuestro proyecto, así como con otros establecimientos”.

Olga, que tiene una discapacidad visual, es pedagoga y ceramista. Buscaba la forma de labrarse un camino profesional para demostrar todas sus ganas y su experiencia “y donde mi discapacidad visual fuera un elemento positivo en el proyecto”.

Así surgió Projecte Mira’m, una idea pensada para niños con la finalidad de sensibilizar a la sociedad sobre la discapacidad visual a partir de nuevas experiencias y con planteamientos lúdicos y cercanos.

A Olga, como emprendedora, participar en Aprende y emprende le ha aportado “seguridad y motivación personal”, aparte de llevarse buenas ideas y unos cuantos buenos consejos.

Entre otras aspiraciones emprendedoras bien valoradas cabe mencionar Xtranou, una promotora musical especializada en búsqueda y promoción de grupos musicales alternativos, y Mykoan, una línea de productos de merchandising inspirada en adivinanzas pensadas y creadas con mucho ingenio.

Otra iniciativa es Pr3vencon, una empresa de formación y sensibilización sobre seguridad vial y prevención de riesgos laborales, donde el conocimiento técnico se combina con experiencias propias de víctimas de accidentes.

Además, a lo largo de este año van a dar sus primeros pasos proyectos como una embarcación fija en el puerto de Barcelona como servicio hotelero alternativo y un portal web de referencia para turistas con discapacidad que garantice su accesibilidad durante todo el viaje, por citar dos ideas de negocio.

Aprende y emprende ha dejado patente que la discapacidad visual, la auditiva, la física y el trastorno de salud mental no han sido un obstáculo para que estos jóvenes dinamicen el mercado con sus microempresas o asociaciones.

La directora de la Fundación Prevent, Montse Moré, hace balance de una experiencia “altamente gratificante” para todos: “Las lecciones aprendidas han ido mucho más allá del programa académico fijado y se han roto estereotipos sobre la discapacidad, además de alcanzar el principal objetivo”.

Por parte de los jóvenes participantes, atribuye su alto nivel de compromiso en gran medida a la “falta de oportunidades” que suelen tener para participar en un ciclo formativo de tan alto nivel y totalmente accesible.

“La actitud de los emprendedores frente a los retos que el programa les planteaba ha sido ejemplar” y probablemente aquí influye su espíritu de superación diario para alcanzar pequeños y grandes retos “que la propia discapacidad y el entorno imponen a estas personas”, según Moré, quien ha puesto en relieve la labor inestimable de José Antonio del Castillo, como coordinador del equipo docente, y la asistencia constante de las consultoras Lupe Lorenzana y Carmen Donada, desde esta fundación.

La segunda edición de Aprende y  emprende en Barcelona está prevista en junio de 2015. La primera edición que se va a celebrar en Madrid está programada para el mes de septiembre.

Por Nuria García
@Compromiso_Empr
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Ernesto Blanco

    Hola. Mi nombre es Ernesto Blanco. Tengo discapacidad visual y estoy por iniciar un emprendimiento, me gustaría tener información de cómo contactar con los organizadores de este programa para mirar la edición de junio. En caso de que le sea posible, agradecería me enviara dicha información de contacto a mi correo electrónico. Un cordial saludo.