Las nuevas tecnologías y el sector agroalimentario triunfan en el Programa Crece

El proyecto de emprendimiento social impulsado por las fundaciones UnLtd Spain y Edmond de Rothschild ya está dando soporte a las seis ganadoras de la edición 2016: Auara, CerQana, Escuelab, Huertos de Soria, Koiki y Nostoc Biotech. Algunas de ellas ya están colaborando entre sí, aprovechando las sinergias creadas en los últimos meses.
0

El emprendimiento social sigue siendo uno de los puntos de atención de la Fundación UnLtd Spain y Edmond de Rothschild Foundations, que ya están dando soporte a los ganadores de la edición 2016 del Programa Crece.

Seis jóvenes compañías ya constituidas con una característica común: hacer sostenible un negocio capaz de dar solución a una problemática social.

En concreto se trata de Auara, CerQana, Escuelab, Huertos de Soria, Koiki y Nostoc Biotech, que actúan en ámbitos muy diversos, que van desde la agricultura ecológica a la tecnología asistencial o el transporte sostenible.

Gracias al Programa Crece, los seis van a recibir formación en liderazgo y habilidades emprendedoras, además de un completo programa de mentoring, asesoramiento y capital semilla.

“Con nuestra ayuda esas ideas de gran impacto social se convierten en sostenibles, ahí está nuestro valor”, apunta Manuel Lencero, cofundador y CEO de UnLtd Spain, que es la entidad responsable de la formación de los seis emprendedores ganadores de la actual edición.

Auara: el agua mineral con fin social

Es una nueva marca de agua mineral natural sacada del manantial Carrizal II, en la provincia de León. ¿Pero qué tiene de social? “Nuestro objetivo es el de invertir nuestros dividendos en proyectos que sirvan para llevar agua potable en regiones que carezcan de ella”, asegura Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de Aura.

“Para 2020 nos hemos marcado el objetivo de asegurar agua potable para 50.000 personas que ahora no pueden disfrutar de ella, y evitar el empleo de 10 millones de litros de petróleo en PET para envases”, concreta el portavoz de Auara.

La marca de agua mineral cuenta con un envase 100% reciclable y de base cuadrada, para garantizar un transporte más eficiente.

La compañía tiene dos proyectos muy definidos sobre los que destinará sus fondos. Uno tendrá lugar en Roka (Camboya), donde se dotará de agua limpia un paritorio y se instalarán sanitarios para las familias. El otro consiste en dotar de un pozo al colegio Tamarou (Benín) para evitar que los niños dejen las clases para ir a recoger agua limpia a puntos lejanos para sus familias.

CerQana, adaptando la tecnología

Se trata de una aplicación que modifica el sistema operativo Android para fomentar la autonomía de personas dependientes. El objetivo es adaptarlo a las capacidades de cada usuario para mejorar su autonomía.

“La tecnología de CerQana simplifica el acceso a aplicaciones y llamadas en un smartphone. Además, gracias al GPS, toda persona autorizada podrá saber dónde está el dueño del aparato en cualquier momento”, explica Alfonso Escriche, CEO de la compañía.

Según éste, la app ya está funcionando y cuenta con el respaldo de fundaciones como Cedes, en Zaragoza, cuyos miembros ya han podido probarla. “No sólo es capaz de recordar tareas diarias para ayudar al implicado a organizarse. Si no puede contestar la llamada de un contacto preferente, la aplicación responde automáticamente y activa el manos libres; y si la persona implicada sufre una caída o se desorienta, avisa a sus familiares”, asegura el responsable de CerQana.

Escuelab, la llamada de la ciencia

Fundado por Cristina Balbás, una joven bióloga molecular de la cantera de Princeton, este proyecto busca acercar la ciencia a la sociedad y despertar vocaciones científicas en los más pequeños a través de acciones lúdicas: Escuelab.

“El nivel de conocimientos científicos en España está un 20% por debajo de la media europea. Necesitamos mejorar en este campo para ser competitivos en el futuro”, afirma Balbás.

Escuelab ha arrancado como asociación sin ánimo de lucro y ya se ha llevado el Premio Nacional de Educación otorgado por el Estado. Tiene tres líneas de trabajo: eventos puntuales de un día en centros escolares, llamados Lab Day; acciones habituales en forma de actividades extraescolares, llamadas Lab Club; y campamentos de verano: los Lab Camp. Además en su web hay toda una serie de contenidos en abierto.

La compañía se ha marcado como objetivo beneficiar en los próximos diez años a más de 30.000 alumnos de forma directa (a través de sus becas) e indirecta (con los contenidos aportados por la web). Como consecuencia, sus responsables creen que estas acciones podrían hacer aumentar el número de matriculados en carreras de ciencias en, al menos, 1.500 personas más de las que actualmente lo hacen en las universidades españolas.

plaga-araña-roja
Plaga araña roja.

Nostoc Biotech, el fin de las plagas sin químicos

La biotecnología es uno de los sectores con mayor proyección de futuro. Nostoc se encuadra en su división agroalimentaria y ofrece alternativas naturales para acabar con las plagas sin usar químicos. Es decir, respetando el equilibrio del medio ambiente y generando actividad económica en el entorno rural.

“El exceso de la aplicación de productos químicos reduce la fertilidad de los campos y tiene efectos nocivos contra nuestra salud”, concreta Enrique Cat, CEO y cofundador de la compañía. Ésta desarrolla soluciones de fertilización y protección basadas en microorganismos adaptados a los diferentes tipos de cultivo.

Por el momento cuentan con soluciones para mantener a raya a los nematodos, que afectan a los tomates y que el pasado año provocaron pérdidas de 1.000 millones de euros en Almería.

También para la yesca, que afecta a la vid; para la araña roja; los trips y la tuta, y la verticilosis del olivo. Además tienen tratamientos para recuperar suelos contaminados y ofrecen servicios integrales de tratamientos ecológicos según las necesidades del cliente.

Huertos de Soria y Koiki, en alianza

Ambas empresas han empezado a aprovechar las sinergias que les ofrece el Programa Crece y han sellado una alianza para trabajar juntos. Huertos de Soria basa su actividad en la agricultura ecológica, fomentando la integración sociolaboral de los discapacitados psíquicos y otros colectivos desfavorecidos de la provincia de Soria a través de cultivos ecológicos y su comercialización física y online.

La segunda, Koiki, es una empresa de paquetería fundamentada en los principios de la economía colaborativa. Sus colaboradores, personas que pueden estar en su domicilio a cualquier hora (parados, jubilados, personas con movilidad reducida), se dan de alta a través de su aplicación móvil y se ofrecen como receptores y repartidores de paquetes por un módico precio.

La aplicación diferencia a sus ‘koiki’ por zonas geográficas. Es decir: aquellos que soliciten sus servicios se encontrarán a pocos metros, de tal manera que podrán hacer los repartos a pie o en bicicleta, evitando el uso de combustibles fósiles.

A raíz de este acuerdo, la agencia de transportes que trabaja con Huertos de Soria entregará los paquetes de esta empresa a los ‘koiki’ de aquellos barrios en los que tengan presencia, siendo éstos los que entreguen las cestas de la empresa agroalimentaria a su destinatario.

“Esta nueva alianza supone un crecimiento importante de la masa crítica para el servicio de los ‘koiki’, quienes se encargarán de distribuir las cestas de comida en algunos barrios de Madrid (Atocha, Moratalaz-Valdebernardo, Hortaleza, Las Tablas, San Fermín, Coslada-San Fernando y Torrejón de Ardoz), Barcelona, Hospitalet, Gerona y San Sebastián”, explican fuentes de Huertos de Soria.

0
Comentarios