La Comisión Europea pone en marcha el Cuerpo Europeo de Solidaridad para jóvenes

La Comisión Europea ha lanzado el Cuerpo Europeo de Solidaridad materializando una de las prioridades que el presidente Juncker anunciase durante el pasado discurso sobre el estado de la Unión.
CE9 diciembre 2016

La Comisión Europea (CE) ha puesto hoy en marcha el Cuerpo Europeo de Solidaridad, solo dos meses después de que el presidente Juncker lo anunciase y como primer resultado concreto de las prioridades de actuación definidas en la hoja de ruta de Bratislava.

A partir del pasado miércoles hoy, los jóvenes de entre 18 y 30 años pueden inscribirse para disponer de nuevas oportunidades de hacer una importante contribución a la sociedad en toda la UE y para adquirir experiencia y unas competencias útiles al principio de su carrera profesional. La iniciativa ha sido presentada en Alcobendas (Madrid) con la participación de un grupo de jóvenes de diferentes nacionalidades que han explicado cómo el voluntariado “nos ha cambiado la vida”, según el madrileño Carlos de la Fuente.

La Comisión ha presentado junto a esta iniciativa, una serie de medidas para impulsar el empleo juvenil, mejorar y modernizar la educación, invertir más en las cualificaciones de los jóvenes y ofrecer mejores oportunidades de aprender y estudiar en el extranjero.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha declarado: «El Cuerpo Europeo de Solidaridad creará oportunidades para los jóvenes que deseen hacer una contribución significativa a la sociedad y les ayudará a mostrar su solidaridad, algo de lo que el mundo y la Unión Europea no están sobrados. En mi opinión, esta ha sido siempre la esencia de lo que la Unión Europea representa. No son los Tratados ni los intereses industriales o económicos los que nos unen, sino nuestros valores. Y quienes trabajan como voluntarios viven estos valores europeos cada día».

Las propuestas presentadas hoy reunirán a escala de la UE, por primera vez, los distintos tipos de acción que persiguen un único objetivo: mejorar las oportunidades para los jóvenes.

En primera persona

En el acto de presentación en Madrid han participado, Dolores Díaz, coordinadora de Juventud, Infancia y Adolescencia del Ayuntamiento de Alcobendas, y Dimitri Barua, portavoz de la Representación de la CE en España. Ambos han resaltado el valor de la cooperación y la solidaridad de los jóvenes europeos como una vía para mejorar las habilidades profesionales y conseguir, incluso, más oportunidades laborales futuras.

También se encontraban tres jóvenes españoles que han realizado recientemente programas de voluntariado en Holanda, como Carlos de la Fuente, de 29 años; Pedro García, de 27, y José Manuel Maroto, de 29; y otros tres que se encuentran en estos momentos acogidos en España realizando tareas de voluntariado, como la alemana de 18 años, Franziska Hahn; la italiana Arianna Capisani, de 30 años, y la austríaca Mona Kaserer, de 20 años. Todos ellos animaron a los jóvenes españoles a realizar voluntariado. Todos han reconocido el valor de esta experiencia, como fuente de aprendizaje personal y camino para descubrir vocaciones laborales y oportunidades.

“El voluntariado europeo es una oportunidad única e irrepetible. A mí me ha cambiado la vida: antes de realizar un programa de colaboración con niños en Holanda, pensaba que mi única salida laboral era la de dar clases en un colegio. Cuando volví, otras muchas puertas se me abrieron y centré mi verdadera vocación. Voy a crear una asociación en el ámbito educativo para que otros jóvenes como yo puedan convertirse en voluntarios y vivir experiencias similares”, ha dicho el madrileño Carlos de la Fuente, un joven voluntario de 29 años.

El nuevo cuerpo pretende duplicar el número de voluntarios en Europa y también crear una reserva de jóvenes dispuestos a trabajar en otros países de la UE.

Cuerpo Europeo de Solidaridad

A través del nuevo Cuerpo Europeo de Solidaridad, los participantes tendrán la oportunidad de participar en un proyecto de voluntariado o de formación, un período de prácticas o un empleo durante un período de entre dos y doce meses.

Podrán así participar en una amplia gama de actividades en ámbitos como la educación, la salud, la integración social, la asistencia en el suministro de alimentos, la construcción de alojamientos, la acogida, ayuda e integración de inmigrantes y refugiados, la protección del medio ambiente y la prevención de desastres naturales. Los jóvenes que se inscriban en el Cuerpo Europeo de Solidaridad deberán suscribir el mandato del Cuerpo y los principios en que se inspira. Las organizaciones participantes deberán ajustarse a la Carta del Cuerpo, que define los derechos y responsabilidades durante todas las etapas de la experiencia de solidaridad.

A partir de hoy, los jóvenes de entre 17 y 30 años pueden inscribirse en el Cuerpo Europeo de Solidaridad en la dirección: http://europa.eu/solidarity-corps. La edad mínima para participar en un proyecto es de 18 años. El objetivo es que a finales de 2020, 100.000 jóvenes europeos se hayan incorporado al Cuerpo.

Garantía Juvenil

La lucha contra el desempleo juvenil es una prioridad de primer orden para la UE. El fomento del empleo es una cuestión de interés común, compartido por todos los estados miembros, y la Comisión apoya estos esfuerzos a través de una serie de políticas y acciones.

A tal fin, hace tres años se pusieron en marcha la Garantía Juvenil y la Iniciativa sobre Empleo Juvenil. Desde 2013 el número de jóvenes desempleados en la UE ha descendido en 1,6 millones y el número de jóvenes que ni estudian ni trabajan ha disminuido en 900.000. Esta alentadora evolución indica que la Garantía Juvenil, apoyada por la Iniciativa de Empleo Juvenil, ha contribuido a marcar la diferencia sobre el terreno. Aproximadamente 9 millones de jóvenes aceptaron una oferta, en su mayoría de empleo.

A fin de garantizar una aplicación plena y viable de la Garantía Juvenil y su materialización en las regiones que más lo necesitan, la Comisión acaba de proponer que se añada un importe adicional de 2.000 millones de euros para seguir desarrollando la Garantía Juvenil en toda Europa y respaldar a un millón adicional de jóvenes de aquí a 2020.

Movilidad de los contratos de aprendizaje

Estudiar y aprender en otro país ha demostrado ser de gran valor añadido para que los jóvenes desarrollen sus capacidades, mejoren sus oportunidades de carrera y refuercen la ciudadanía europea, explican en nota de prensa. Un mayor número de jóvenes de todos los estratos de la sociedad deberían aprovechar estas oportunidades.

Así pues, la Comisión lanzará ErasmusPro, un actividad específica dentro del programa Erasmus+ para apoyar estancias de larga duración de aprendices en el extranjero. La Comisión también propondrá un marco de calidad para los períodos de aprendizaje que establezca los principios básicos para el diseño y la aplicación de programas de aprendizaje a todos los niveles. En 2017 se establecerá un servicio de apoyo a la formación de aprendices centrado en la demanda, que ayudará a los países que introduzcan o reformen sus sistemas de aprendizaje.

Antecedentes del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Durante su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció su intención de intensificar los esfuerzos en apoyo de la juventud. En particular, anunció la creación de un Cuerpo Europeo de Solidaridad como parte de una agenda política más amplia orientada a la inclusión de los jóvenes en la sociedad, afirmando que «No puedo aceptar ni aceptaré que Europa sea y siga siendo el continente del desempleo juvenil. No puedo aceptar ni aceptaré que la generación del milenio, o generación Y, se convierta en la primera generación en 70 años que sea más pobre que sus padres […]. Seguiremos desarrollando la Garantía Juvenil en toda Europa, mejorando la capacitación de los europeos y llegando a los jóvenes y a las regiones que más lo necesitan».

En la cumbre de Bratislava de 16 de septiembre de 2016, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados miembros de la UE ratificaron su compromiso de luchar contra el desempleo juvenil y de crear más oportunidades para los jóvenes. La llamada Hoja de Ruta de Bratislava establece objetivos y plazos concretos a fin de «crear un futuro económico prometedor para todos, salvaguardar nuestro modo de vida y ofrecer mejores oportunidades a la juventud». Entre estos resultados, el Consejo se comprometió a tomar, antes de que finalizase el año, «decisiones sobre el apoyo de la UE a los Estados miembros en la lucha contra el desempleo juvenil y sobre el refuerzo de los programas de la UE destinados a los jóvenes».

El 4 de octubre de 2016, la Comisión informó sobre los principales logros de la Garantía Juvenil y la Iniciativa de Empleo Juvenil desde su puesta en marcha en 2013.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.