Las claves de una buena campaña de ‘crowdfunding’ solidario

La Fundación Aprender y las Asociaciones NEN y De Neu han sido las tres galardonadas con los premios anuales de la plataforma migranodearena.org con proyectos modestos pero exitosos. Desde 'Compromiso Empresarial' hemos hablado con ellas para conocer su experiencia y saber cuáles son las características más importantes para conseguir objetivos.
84

Hace unos días se fallaban los premios anuales de migranodearena.org, una plataforma de crowdfunding solidario que este año ha galardonado a: la Asociación NEN (Niños Enfermos de Neuroblastoma), a través del proyecto Tot és possible ARLET; De Neu, Asociación de Enfermedades de los Neurotransmisores, a través del proyecto Estimulación eléctrica cerebral para niños con enfermedades de los neurotransmisores; y a la Fundación Aprender, a través de una campaña para poner en marcha el XI Torneo de Fútbol Sala Solidario a través de la consultora Auxadi.

Cada una de ellas recibió como premio 1.000 euros que se añadieron a las distintas cantidades logradas en cada reto. El primero recaudó casi 4.600 euros (un 131% del objetivo marcado), que inicialmente iban a destinarse a pagar el tratamiento de la pequeña Arlet, una niña con neuroblastoma que desgraciadamente falleció antes de poder someterse a él. Ahora se dedicarán a la investigación de este tipo de cáncer poco frecuente que habitualmente aparece en pacientes pediátricos.

El segundo consiguió más de 4.800 euros (163% del objetivo) para sufragar los gastos de 15 niños con alteraciones en la comunicación neuronal para viajar hasta Barcelona. Allí, los especialistas del laboratorio de metabolismo sináptico del hospital Sant Joan de Déu estudiarán sus casos y darán con una terapia personalizada para cada uno de ellos.

En cuanto al tercer proyecto, ha superado ligeramente los 40.000 euros que se fijaba como objetivo para celebrar su torneo anual de fútbol sala y ayudar con él a niños con trastornos de aprendizaje (DEA), como dislexia, discalculia y déficit de atención, entre otras.

Todas ellas son campañas triunfantes en las que las tres ONG beneficiarias han puesto toda la carne en el asador con el fin de lograr sus objetivos.

A pesar de que ninguna se define como gran especialista en la materia, desde Compromiso Empresarial hemos querido hablar con ellas para conocer su experiencia y poder así desgranar las claves para que un proyecto de crowdfunding solidario tenga éxito.

Cuando una organización tiene reducidas dimensiones y poca fama, no debe marcarse grandes objetivos económicos en una campaña de 'crowdfunding'.

La mejor campaña es la que consigue su objetivo

Cuando una organización tiene reducidas dimensiones y poca fama, no debe marcarse grandes objetivos económicos en una campaña de crowdfunding. Asociaciones como De Neu ponen en marcha campañas modestas “porque nuestra capacidad de movilización también es limitada”, reconoce su presidenta, Purificación Ríos.

“Desde mi punto de vista el diseño de la campaña debe estar adecuado a las posibilidades reales de cada entidad, que dependen de cuestiones económicas, de profesionalización de la ONG, del número de socios que tengas, etc. Y lo primero es proponerse unos objetivos realistas, ajustados. No es lo mismo ser De Neu que la Fundación Josep Carreras, por ejemplo”, añade Nacho Alejos, responsable de Comunicación de la Asociación De Neu.

Ofrecer transparencia, claridad y credibilidad

Tres variables indispensables para que el donante pueda conocer al detalle en qué va a invertirse su dinero e, incluso, conseguir más información sobre el proyecto y lo que le rodea. “Antes de colaborar con un donativo, la persona que va a hacer la aportación se informará sobre ello: a quién va a ayudar, cuál es su misión, visión o valores, etc.”, recuerda el portavoz de la Fundación Aprender.

“El donante va a confiar antes en un proyecto real y tangible, respaldado por una asociación seria y en el que estén trabajando muchas personas especializadas desde hace tiempo”, puntualiza el responsable de la Asociación NEN.

Una opinión que corrobora Nacho Alejos: “Es esencial disponer de una marca y de profesionales que generen confianza. Por ejemplo, nosotros contamos con el apoyo de los mejores especialistas del país en enfermedades de los neurotransmisores que trabajan en centros hospitalarios de prestigio, como es el caso del hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona”.

“Por otra parte, es importante hablar de las personas que se van a beneficiar de la ayuda. Pero también de las que la proporcionan, los donantes. Todos ellos son los protagonistas de esta historia solidaria que hace posible una relación gratificante, incluso entre quienes no se conocen previamente”, añade Alejos.

Tener asociada una historia que ‘remueva las tripas’

Julio García Sánchez, responsable de Comunicación de Fundación Aprender, habla de la utilidad de que el proyecto sea cercano y tenga detrás “una historia que llegue, que emocione, que sea original, que ‘remueva las tripas’… para que se viralice”.

“Es mejor no dramatizar, ser rigurosos y no caer en mensajes victimistas que pueden mover a la donación en un primer momento pero que generan una imagen irreal, estereotipada de las personas a las que representamos”. Nacho Alejos

Desde su punto de vista, la creatividad de los profesionales del marketing es esencial en este campo, “si bien es cierto que muchísimo contenido ha llegado a ser un éxito, sobre todo en redes sociales, fruto de la espontaneidad de los autores”.

En este sentido, Alejos añade que es mejor “no dramatizar, ser rigurosos y no caer en mensajes victimistas que pueden mover a la donación en un primer momento pero que generan una imagen irreal, estereotipada de las personas a las que representamos”, y puede influir negativamente sobre su integración social.

El poder de la comunicación

Y en especial de las redes sociales, donde es necesario estar para poder ‘existir’. “Se han convertido en las herramientas de marketing y comunicación más utilizadas, sencillamente porque es ahí donde nos movemos todos. Ahora bien, no todo vale. Es necesaria una buena segmentación de los públicos para llegar a aquellos que sean lo más objetivos posible de acuerdo con nuestra campaña”, explica el portavoz de la Fundación Aprender.

Este añade que el contenido que se transmite a través de ellas también es crucial. “De nada sirve tener localizado a nuestro público si la historia que se cuenta carece de interés porque no es lo suficientemente atractiva”.

Teniendo esto en cuenta, es necesario seleccionar la vía más adecuada en cada caso. “Suele funcionar bien la difusión a través de Instagram, Twiter y Facebook. Y también enviarlo por mensajería instantánea tipo WhatsApp o Telegram a todos los contactos que hayan dado su permiso para ello”, apunta Joaquín José Molí.

El responsable de comunicación de De Neu añade que el trabajo en este ámbito debe ser constante, aunque no haya campañas en marcha, para crear una comunidad previa y que las acciones que se adopten más adelante tengan un mayor seguimiento. “Son útiles para generar confianza, ser rigurosos, serios, profesionales, veraces, a la vez que cercanos. De hecho, nuestra última campaña se basó especialmente en la fuerza de las personas que están involucradas en nuestra lucha diaria, en las que nos conocen y nos siguen en las redes sociales”, explica.

Desde su punto de vista, cualquier campaña de crowdfunding comienza mucho antes de la primera información que publiques sobre la misma, “porque tu imagen social, creada durante años, es fundamental para el resultado final”.

Cualquier campaña de ‘crowdfunding’ comienza mucho antes de la primera información que publiques sobre la misma, “porque tu imagen social, creada durante años, es fundamental para el resultado final”.

Apoyarse en herramientas digitales

Además de migranodearena.org y de las redes sociales, existen otras plataformas digitales de soporte para organizaciones sin ánimo de lucro. “Nosotros hemos utilizado en alguna ocasión la plataforma hacesfalta.org, de búsqueda de voluntarios, dependiente de la Fundación Hazlo Posible”, indica Julio García.

Joaquín José Molí cuenta que desde la organización a la que representa también se han recaudado fondos a través de GoFoundMe, “fundamentalmente para campañas pequeñas”. Y con herramientas de captación como Helpfreely, Iwopi y con el envío de SMS de forma masiva en colaboración con la Asociación Española de Fundraising.

“En nuestro caso, solo hemos puesto en marcha dos, ambas en migranodearena.org. Es una plataforma que, a diferencia de otras, no te obliga a cumplir un objetivo de obtención de fondos: recaudas desde el primer euro”, comenta Purificación Ríos.

“Es muy fiable, te asesoran y están disponibles cuando los necesitas, lo que para una organización como la nuestra es una garantía y una tranquilidad. Ellos son los expertos en crowfunding y nosotros solo unos alumnos muy trabajadores”, añade la presidenta de De Neu.

Una herramienta para darse a conocer

Según el presidente de la Asociación NEN, este tipo de campañas no solo son beneficiosas por la recaudación económica que se puede obtener, sino que también mejoran la visibilidad de la organización. “Mostrarse como una organización seria es importante de cara a las sucesivas campañas que se realicen”, reconoce.

“Este tipo de plataformas permite compartir y dar a conocer nuestra entidad y nuestro trabajo y, con ello, podemos llegar a más familias que necesitan de nuestra ayuda. Son, por tanto, un buen escaparate y un medio más con el que difundir nuestra filosofía y nuestra actividad. También entre otras instituciones con o sin ánimo de lucro con las que llegar a posibles acuerdos de colaboración”, afirma García Sánchez.

Una opinión que también comparte Alejos, que añade a los beneficios esos “contactos con personas que nos pueden ayudar en nuestra labor”. Es decir, otras entidades y profesionales con los que colaborar.

84
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.