Fundación ”la Caixa” impulsa el empleo de los más vulnerables en plena pandemia

Más de 26.000 personas en riesgo de exclusión han encontrado un trabajo en un año marcado por el coronavirus.
28
<p>La Fundación ”la Caixa” ha incrementado este año hasta los 3,5 millones de euros las ayudas a proyectos de inserción sociolaboral de jóvenes y personas vulnerables ante la actual crisis sanitaria. Fotos: Fundación ”la Caixa”.</p>

La Fundación ”la Caixa” ha incrementado este año hasta los 3,5 millones de euros las ayudas a proyectos de inserción sociolaboral de jóvenes y personas vulnerables ante la actual crisis sanitaria. Fotos: Fundación ”la Caixa”.

Las consecuencias del coronavirus sobre el empleo están siendo demoledoras. Pese a que el llamado ‘escudo social’ y los ERTE están conteniendo la sangría del desempleo, la perspectiva del mercado laboral español es bastante negativa: según el Fondo Monetario Internacional, tras la destrucción de más de 900.000 puestos de trabajo debido a la pandemia, España podría no recuperar su tasa de desempleo previa a la irrupción del virus hasta el año 2026. La creación de empleo el año que viene, según este organismo, no llegará ni a los 200.000 puestos de trabajo.

Estos datos encierran aún más consecuencias sociales. El impacto del desempleo causado por la covid-19 es asimétrico; es decir, no tiene los mismos efectos en todos los trabajadores ni en todos los empleos.

El teletrabajo, hasta ahora un elemento poco común en el mercado laboral español, puede convertirse en un arma de doble filo y seguir ahondando las desigualdades entre trabajadores.

Los que disponen de una mayor cualificación son, normalmente, los que disfrutan de mejores salarios y los que mayores posibilidades tienen de teletrabajar durante la pandemia. Por el contrario, los trabajadores con baja cualificación –y también menores ingresos- son los que corren un mayor riesgo de perder sus trabajos, al no poder trabajar a distancia y estar vinculados en gran medida a los sectores más golpeados por la crisis: la hostelería, la restauración, el ocio y el comercio.

Una situación que se agrava aún más en el caso de los colectivos vulnerables: aquellos formados por personas con discapacidad o trastorno mental, jóvenes con fracaso escolar, parados de larga duración, personas mayores de 45 años, mujeres en situación de riesgo, personas privadas de libertad o inmigrantes, entre otros.

Si en una situación económica normal estas personas ya sufren un mayor riesgo de exclusión laboral, en unas circunstancias tan difíciles como las generadas por la covid-19 sus aspiraciones de encontrar un trabajo pueden verse severamente mermadas.

Frente a esta situación, la Fundación ”la Caixa”, con una larga trayectoria en la integración sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión, ha intensificado sus esfuerzos desde marzo.

Lo ha hecho, principalmente, adaptando su programa Incorpora hacia las oportunidades laborales surgidas a raíz de la covid-19, con lo que ha conseguido más de 26.000 contrataciones en lo que va de año; y reforzando su convocatoria de ayudas económicas a 135 proyectos de inserción laboral, de los que se beneficiarán 15.000 personas vulnerables.

26.000 nuevos empleos en plena covid-19

Nada más producirse la irrupción de la pandemia, el programa Incorpora de la Fundación ”la Caixa” fue capaz de dar una respuesta inmediata y generar oportunidades laborales para miles de personas en plena crisis.

Solo durante el primer mes del estado de alarma, entre marzo y abril, la Fundación ”la Caixa” facilitó 1.627 contrataciones para empleos de primera necesidad a personas en situación de vulnerabilidad. Algo posible gracias a la red de 406 entidades sociales del programa Incorpora repartidas por toda España, que con su movilización consiguieron estas inserciones laborales a través de 948 empresas socialmente responsables.

Pero el trabajo de la Fundación ”la Caixa” no se queda ahí: sus técnicos, entidades sociales y empresas colaboradoras han seguido trabajando intensamente durante todos estos meses, en los que han facilitado más de 26.000 puestos de trabajo a personas en situación de vulnerabilidad en más de 9.000 empresas.

<p>Personas en riesgo de exclusión social se han convertido durante la actual crisis sanitaria en trabajadores esenciales en sectores como la agricultura, el comercio y la sanidad.</p>

Personas en riesgo de exclusión social se han convertido durante la actual crisis sanitaria en trabajadores esenciales en sectores como la agricultura, el comercio y la sanidad.

La clave ha sido adaptar el foco a las necesidades del mercado de trabajo surgidas de la pandemia. Si bien la actual crisis ha paralizado sectores como la hostelería y la restauración, ha aumentado por otra parte la demanda de personal en sectores esenciales, como las actividades sanitarias, los servicios sociales (especialmente en centros residenciales), los servicios auxiliares, el sector agrario y el comercio al por menor y al por mayor.

Gracias al trabajo de Incorpora, personas en situación de riesgo de exclusión han conseguido una oportunidad laboral en plena crisis sanitaria como trabajadores esenciales en hospitales, residencias de personas mayores o tiendas de productos de primera necesidad.

Personal de limpieza, auxiliares de enfermería y geriatría, técnicos auxiliares de farmacia y emergencias sanitarias, vendedores, mozos de almacén, reponedores y peones agrícolas han sido algunos de los perfiles más demandados durante estos meses.

“Desde Incorpora estamos dando respuesta a la demanda urgente de personal en servicios esenciales y facilitando perfiles que se ajustan a las necesidades del momento”, señala el director general de la Fundación ”la Caixa”, Antonio Vila, quien añade que “personas que provienen de situaciones de elevada vulnerabilidad están dando un paso adelante y convirtiéndose en imprescindibles” en al actual contexto de pandemia.

1.200 técnicos apoyando a personas y a empresas

En el éxito del programa Incorpora en un año tan difícil como el actual está siendo clave el esfuerzo de sus más de 1.200 técnicos de inserción laboral, figuras esenciales que prestan una atención personalizada tanto a los usuarios del programa como a las empresas participantes.

Adaptados al teletrabajo desde marzo, han seguido llevando a cabo a distancia cada uno de los pasos del proceso de inserción de las personas vulnerables: desde la prospección y el contacto constante con las compañías que forman parte del programa y demandan candidatos para sus vacantes; el seguimiento del proceso de formación de quienes buscan un empleo; el acompañamiento laboral de estos usuarios y la solución de posibles conflictos que puedan surgir en el marco de la relación laboral entre empresas y trabajadores, hasta el impulso a la adhesión de nuevas empresas para que el programa siga creciendo.

Desde su puesta en marcha en 2006, el programa Incorpora de ”la Caixa” ha sido un modelo de referencia en la integración sociolaboral de personas en riesgo de exclusión. En estos 14 años, 177.000 empresas han contratado a unas 195.000 personas en riesgo de exclusión.

Solo en 2019, 36.800 personas consiguieron una oportunidad laboral a través de Incorpora, un 13% más que en el año anterior.

Una contribución a la integración sociolaboral de personas vulnerables que no habría sido posible sin las 13.600 empresas socialmente responsables que forman parte de esta red y que se han podido beneficiar del servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento de los técnicos del programa Incorpora.

Además de ser los encargados de seleccionar y preparara a las personas más adecuadas para las vacantes de estas compañías, los técnicos del programa ayudan a las empresas a fomentar la responsabilidad social corporativa, transmitiéndoles el valor que tiene emplear a colectivos vulnerables.

<p>El objetivo de la Fundación ”la Caixa” es contribuir no solo a la inserción laboral, sino a la integración social de personas en riesgo de exclusión social, especialmente vulnerables ante la actual crisis de la covid-19.</p>

El objetivo de la Fundación ”la Caixa” es contribuir no solo a la inserción laboral, sino a la integración social de personas en riesgo de exclusión social, especialmente vulnerables ante la actual crisis de la covid-19.

Como destaca el director general de la Fundación ”la Caixa”, “las empresas son agentes de cambio claves para el progreso social. Desde Incorpora, cada vez son más las compañías socialmente responsables que dan un paso adelante para brindar oportunidades a los que más las necesitan”.

Desde el punto de vista de las personas vulnerables que buscan una oportunidad laboral, el programa sirve como un mediador: sus técnicos revisan con ellos las ofertas de trabajo disponibles y cuáles pueden encajar mejor con su perfil.

También ofrecen formaciones para potenciar sus competencias laborales y sociales que incluyen, en muchos casos, prácticas en empresas. El objetivo final de Incorpora es que estas personas sean agentes de su propio cambio contribuyendo no solo a su inserción laboral, sino también a su inserción social. En otras palabras: utilizar el empleo como una forma de salir de situaciones difíciles.

Tanto las personas vulnerables como las empresas participantes en el programa cuentan siempre con un técnico de referencia de la Fundación ”la Caixa”, encargado de realizar el seguimiento de las personas contratadas a través de la gran red de territorial.

Sin olvidar la línea de autoempleo: Incorpora ofrece apoyo a las personas en situación de vulnerabilidad que quieren crear su propia microempresa. Solo en 2019, gracias al apoyo de este programa, se crearon 1.356 nuevas microempresas. En el marco actual, este ha intensificado su respuesta a las consultas de los emprendedores en un contexto muy complicado para los negocios.

Reciclando 230 vidas

Una muestra de lo fructíferos que son los acuerdos de Incorpora con empresas y otras entidades socialmente responsables es la alianza entre la  Fundación ”la Caixa” y Ecoembes –la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España-.

Gracias al proyecto Reciclar para cambiar vidas, dedicado a la inclusión social y empleo verde impulsado por ambas entidades, 230 personas en riesgo de exclusión han conseguido un empleo en lo que va de año, a pesar de la covid-19.

A través de este proyecto, Ecoembes y Fundación ”la Caixa” forman en sostenibilidad y gestión de residuos a víctimas de violencia de género, parados de larga duración, personas que han pasado por prisión o jóvenes en garantía social, entre otros, con el objetivo de que puedan incorporarse de nuevo al mercado laboral.

Desde que sellaran su alianza, en 2017, son ya 866 las personas en situación de vulnerabilidad que han conseguido un empleo y una oportunidad para salir de su situación, a través de 36 empresas colaboradoras.

Para Marc Simón, subdirector general de la Fundación ”la Caixa”, “en Incorpora, las empresas son un actor clave precisamente por ser quienes contratan y dan oportunidades reales a las personas a las que, desde el programa, preparamos y ofrecemos la formación necesaria”. En el caso de Reciclar para cambiar vidas, además, “ya no solo se reciclan envases, sino que también se ayuda a reciclar vidas”.

<p>866 personas han conseguido empleo gracias a la alianza de Ecoembes y Fundación ”la Caixa” en el programa 'Reciclar para cambiar vidas'. Foto: Ecoembes</p>

866 personas han conseguido empleo gracias a la alianza de Ecoembes y Fundación ”la Caixa” en el programa 'Reciclar para cambiar vidas'. Foto: Ecoembes

Ayudas a proyectos de inserción que benefician a 15.000 personas

Otra muestra clara del refuerzo de la Fundación ”la Caixa” en la actual crisis de la covid-19 es el incremento hasta los 3,5 millones de euros del apoyo económico de este año a entidades que fomentan la inserción sociolaboral de jóvenes y colectivos especialmente vulnerables ante la pandemia.

Una cantidad que se canalizará en los próximos meses a través de 135 proyectos  seleccionados –entre los 745 presentados- en la convocatoria de Inserción Sociolaboral del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales 2020 y que beneficiará de forma directa a 15.000 personas en riesgo de exclusión.

Al abrirse en pleno estado de alarma (del 30 de marzo al 21 de mayo), la convocatoria de este año pudo ampliar sus bases e incluir entre sus objetivos los nuevos desafíos derivados de la crisis del coronavirus, y que impulsan la inserción laboral de los colectivos sociales más afectados.

Una ampliación que se ha traducido en un incremento significativo del número de proyectos presentados –un 32% más que el año pasado- y el aumento de la dotación económica prevista en más de 200.000 euros, hasta alcanzar la cifra de 3,5 millones de euros.

Como señala Vila, “la nueva realidad requiere un mayor esfuerzo para dar respuesta a las necesidades surgidas en un contexto de crisis social y sanitaria sin precedentes, de manera que era necesario reforzar el apoyo a las entidades que hacen posible el desarrollo diario de los proyectos”.

Formación, apoyo a empresas y autoempleo

Con esta nueva edición del programa de ayudas, la Fundación ”la Caixa” busca potenciar proyectos de inserción que impulsen las capacidades y competencias de los jóvenes, personas con discapacidad y/o trastorno mental y personas en riesgo de exclusión social de acuerdo con las necesidades del tejido empresarial.

El objetivo final de estas iniciativas es promover la autonomía de estas personas y favorecer su incorporación en el mercado laboral, incluso en un contexto tan complicado como el generado por la covid-19.

Las iniciativas seleccionadas tienen tres focos principales. El primero de ellos es la formación, clave para la mejora de la empleabilidad. Los proyectos seleccionados en este ámbito engloban itinerarios personalizados de acompañamiento durante el proceso de inserción -centrados en las competencias y valores de las personas y las empresas-, planes de empleo personalizados -mediante acciones de orientación-, la intermediación entre las personas y las empresas que potencialmente puedan ofrecerles oportunidades laborales, y el fomento de Formación Profesional dual –aquella que combina las acciones formativas con la práctica laboral en una empresa. En este ámbito de la inserción la Fundación ”la Caixa” ha seleccionado 121 proyectos.

El segundo foco del programa para la inserción laboral es el apoyo a empresas y a centros especiales de empleo. Los nueve proyectos seleccionados en este ámbito pretenden facilitar la transición de las personas vulnerables al mercado laboral ordinario, impulsando acciones concretas para adecuar las nuevas oportunidades de empleo sus perfiles formativos y experiencia, promoviendo además acciones de innovación social y tecnológica para empleabilidad, un elemento clave tanto en el futuro de los trabajadores como de las propias empresas.

Por último, la Fundación ”la Caixa” ha seleccionado cinco proyectos que tienen como objetivo común promover el autoempleo y el empoderamiento de los colectivos más vulnerables.

Entre otras cosas, estos proyectos están enfocados al acompañamiento de las personas en el proceso de creación y consolidación de una microempresa como trabajadores autónomos, además de impulsar acciones de responsabilidad social corporativa con iniciativas de mentoría mediante el voluntariado.

<p>Esta convocatoria es la primera del Programa de Iniciativas Sociales 2020 de la Fundación ”la Caixa”, que se abrió en plena situación de estado de alarma.</p>

Esta convocatoria es la primera del Programa de Iniciativas Sociales 2020 de la Fundación ”la Caixa”, que se abrió en plena situación de estado de alarma.

Herramientas digitales y apoyo emocional para la inserción

De estos 135 proyectos seleccionados, el 47% responden directamente a las nuevas necesidades provocadas por la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas: formación en medidas de higiene y desinfección, la adaptación de talleres a la fabricación de equipos de protección personal o la reorientación hacia las nuevas oportunidades laborales, tanto en sectores como el sanitario y el residencial, como por la rotación de puestos de trabajo causada por las bajas temporales.

Estos proyectos también han incorporado la aplicación de herramientas y metodologías digitales y telemáticas. La transformación digital está siendo clave durante la pandemia y lo será aún más para la recuperación económica, por lo que dotar a las personas vulnerables de competencias y habilidades que les permitan dominar este tipo de herramientas será indispensable para su inserción laboral. La formación y orientación a distancia, además, garantiza una mayor seguridad de las personas durante el desarrollo de estos proyectos.

La crisis sanitaria y social causada por el coronavirus también ha hecho mella en los colectivos vulnerables desde el punto de vista psicológico y emocional. Por este motivo, un 34% de los proyectos de inserción seleccionados en la presente convocatoria del Programa de Ayudas de la Fundación ”la Caixa” incluyen una partida específica destinada a cubrir necesidades básicas generadas por los efectos de la pandemia en muchas personas en riesgo de exclusión. En concreto, al apoyo psicopedagógico individualizado y al apoyo emocional para la preparación sociolaboral.

La inversión total de la tercera convocatoria del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales 2020 de la Fundación ”la Caixa” asciende este año a 17,5 millones de euros que, además de a la inserción laboral, irán destinados a la atención al envejecimiento, a la discapacidad y a la enfermedad, a la lucha contra la exclusión social y la pobreza infantil, a viviendas para la inclusión social, a la promoción de la interculturalidad y a la acción social en el ámbito rural.

Contenido apoyado por La Caixa y elaborado por un redactor de Compromiso Empresarial
Esta noticia se adhiere a los criterios de transparencia
28
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.