Haití sigue siendo el país más pobre de América, 11 años después del terremoto

La organización no lucrativa NPH España ofrecerá asistencia sanitaria a 80.000 bebés y niños gravemente enfermos en Haití durante 2021.
0
<p>Foto: NPH España</p>

Foto: NPH España

Hoy se cumplen 11 años desde aquel 12 de enero de 2010 en el que un terremoto de 7,2 grados en la escala Richter destrozó Haití. Más de una década después, Haití sigue siendo el país más pobre de América y uno de los más pobres del mundo.

Un terremoto que causó más de 315.000 muertos y 350.000 heridos; más de 4.000 escuelas en todo el país y 293.383 viviendas destruidas, y daños y pérdidas por un valor total de 7.900 millones de dólares, equivalentes al 120% del PIB de Haití.

Desde la organización NPH España, junto a su socio local Nos Petits Frères et Soeurs (NPFS), se sigue trabajando para mejorar la calidad de vida de los haitianos.

En este 11º aniversario, Xavier Adsara, presidente de la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos (NPH) en Europa, ha querido señalar que “a lo largo de estos años, la labor de NPH ha contribuido a la reconstrucción de un país que quedó hecho escombros en tan solo unos segundos. Hemos construido piscifactorías, escuelas y viviendas, hemos creado programas de deporte que han permitido la inserción social de más de 300 niños y jóvenes vulnerables, hemos financiado más de 400 becas universitarias en medicina, arquitectura, derecho, ingenierías o enfermería… Todo esto ha sido importantísimo, pero no podemos seguir mirando al pasado. Haití necesita urgentemente un futuro digno y, para ello, es imprescindible que todos colaboremos en la medida de nuestras posibilidades”.

Durante este 2021, la organización ofrecerá asistencia sanitaria a 80.000 bebés y niños gravemente enfermos (desnutrición, tuberculosis, VIH, oncología, covid-19, etc..), hasta los 16 años, desde el hospital St. Damien, el único hospital especializado en pediatría para los 11 millones de habitantes de Haití.

Asimismo, NPH ha asegurado que garantizará también la educación a 1.000 niños de primaria y secundaria hasta los 16 años, suministrando el material escolar, uniformes y una comida al día. También apoyará la educación de más de 300 niños con necesidades especiales desde la escuela Kay Germain que NPH tiene en Tabarre, comuna de Haití situada en el distrito de Puerto Príncipe. En este mismo ámbito, la organización prevé apoyar los estudios universitarios de 100 jóvenes que crecieron en la casa hogar que NPH tiene en Kenscoff, zona ubicada al este de la capital haitiana

Por último, a través de su hogar Kay St. Hèléne de Haití, NPH asegurará la alimentación diaria de 450 niños y jóvenes acogidos.

Para atender a casi 11.000 niños desplazados, vulnerables o en riesgo en campamentos de día, NPFS cuenta con el programa FWAL. En dichos campamentos se impartieron clases a niños de preescolar y primaria y se les proporcionó suministros básicos desde el primer día tras el gran terremoto.

En el año 2015 los campamentos de día se convirtieron en la actual escuela FWAL que atiende a 889 estudiantes de la comunidad de Puerto Príncipe y alrededores. También se construyeron dos hogares para niños huérfanos o abandonados a raíz del terremoto: St. Louis (de 7 a 16 años) y St. Anne (de 0 a 6 años).

 

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.