Aprobada la Ley de protección integral a la infancia y la adolescencia

Luz verde a la Ley orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.
<p>Save the Children entregaba esta semana 500.000 firmas de la sociedad civil que respaldaba la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.</p>

Save the Children entregaba esta semana 500.000 firmas de la sociedad civil que respaldaba la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.

El Congreso de los Diputados aprobó ayer el Proyecto de Ley orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia. Esta norma busca la protección de todas las “personas menores de edad que se encuentren en territorio español, con independencia de su nacionalidad y de su situación administrativa de residencia y a los menores de nacionalidad española en el exterior”, explican desde el Gobierno.

Tiene como objeto “garantizar los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes, su integridad física, psíquica, psicológica y moral frente a cualquier forma de violencia (…) estableciendo medidas de protección integral, que incluyan la sensibilización, la prevención, la detección precoz, la protección y la reparación del daño en todos los ámbitos en los que se desarrolla su vida”.

Una noticia muy celebrada por organizaciones como Save the Children, que entregó al Congreso esta semana 500.000 firmas de la sociedad civil que respaldan la necesidad y urgencia de esta ley.

“Llevamos años trabajando para que esta ley sea realidad. Esta iniciativa, surgida de la sociedad civil e impulsada por los gobiernos del PP, del PSOE y del actual de coalición entre PSOE y UP, representa un gran ejemplo del compromiso de nuestra clase política hacia uno de los principales problemas en nuestro país”, aseguraba en el acto Andrés Conde, director ejecutivo de la ONG.

“La violencia hacia niños, niñas y adolescentes es injustificable en cualquier tipo de contexto. Acabar con el abuso sexual, el maltrato o el acoso escolar ha de ser una prioridad y gracias a la aprobación de esta ley finalmente lo será”, añadía.

Por su parte, James Rhodes, pianista, superviviente de abuso sexual en la infancia y reconocido defensor de esta ley, acompañaba a Save the Children en la entrega de firmas y pedía a los políticos “que piensen en sus hijos y que no se demoren más. España sería el país número uno del mundo en protección infantil”.

Las novedades de la Ley de protección a la infancia

Como explican desde la ONG, desde que comenzó su tramitación parlamentaria, la ley de protección a la infancia ya incluía avances “muy importantes” como el registro unificado de violencia, el deber de denuncia, la ampliación del cómputo del plazo de prescripción, la previsión de un proyecto de ley para la especialización de juzgados y fiscalía de violencia contra la infancia, la prevención a través de la educación o los protocolos de actuación en todos los ámbitos en los que hay niños y niñas.

Por ejemplo, en la actualidad el plazo de prescripción de un delito de abusos sexuales a menores comenzaba a correr cuando la víctima cumple 18 años y esta nueva Ley de protección a la infancia lo extiende hasta los 35 años de edad.

Otro gran avance es la capacidad de denuncia por parte de niños y niñas sin necesidad de que se evalúe su madurez. “Es fundamental que niños, niñas y adolescentes sean escuchados en todos los procedimientos que les afecten y se establezcan entornos seguros en ámbitos tan importantes como Internet, la familia o centros educativos. Del mismo modo, es importante la introducción de mecanismos adaptados, seguros y confidenciales para que la infancia y adolescencia pueda comunicar situaciones de violencia, y que se refuerce la prevención a través de la educación y la formación de profesionales especializados, para dar una atención integral a las víctimas de violencia a través de servicios especializados”, explica Save the Children.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.