Fad y Facebook presentan un programa escolar de teatro social para prevenir prejuicios

El objetivo del proyecto 'Desactiva tus prejuicios' es propiciar en las aulas el análisis y la reflexión crítica en adolescentes y jóvenes sobre los estereotipos y prejuicios, tanto propios como aquellos más presentes en su entorno social y mediático.

Fad y Facebook han presentado el programa educativo Desactiva tus prejuicios, dirigido a docentes y alumnado de secundaria y bachillerato. El objetivo es trabajar en las aulas la reflexión crítica y las actitudes contrarias al odio y la intolerancia, así como la capacidad de los jóvenes para que sean sujetos activos en la lucha contra los prejuicios y estereotipos nocivos.

Para ello se ha desarrollado una propuesta de intervención educativa basada en metodologías extraídas del teatro social, donde el grupo de trabajo es el propio alumnado y las personas encargadas de facilitar el proceso son el personal docente. Con esta metodología se podrán trabajar en clase competencias como la comunicación lingüística y no verbal, competencias sociales y cívicas y la diversidad de expresiones culturales.

Este proyecto tiene como base una investigación sobre estereotipos nocivos en la sociedad española realizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad, según el cual el 80% de los jóvenes en España son conscientes de emitirlos y el 24% lo hace de forma frecuente. Una amplia mayoría, el 94%, es consciente de recibir desvalorización mediante prejuicios nocivos y un 49% afirma que ocurre de forma frecuente, sobre todo en temas que tienen que ver con su género o sexualidad.

El estudio ha analizado quince tipos de prejuicios y, viendo la frecuencia con que se emiten y se reciben, establece tres grupos según la intensidad. En primer lugar, el caliente, que está compuesto por los temas más directamente relacionados con lo político, las migraciones, la igualdad de género o los derechos de los animales. En segundo lugar, el templado, está constituido fundamentalmente por prejuicios nocivos relacionados con la cultura de la imagen personal a proyectar. Y en tercer lugar, el frío, en el que se encuadran prejuicios nocivos que no tienen la talla de los anteriores, en el sentido de que no están tan extendidos entre la población, pero de igual importancia que el resto, como el nivel cultural, la situación económica o la orientación sexual.

Los temas sobre los que más se emiten prejuicios son la forma de pensar acerca de la igualdad entre hombres y mujeres (40%), las ideas políticas (38%) y las ideas de personas extranjeras que viven en España (31%). En cuanto a aquellos prejuicios que se reciben con frecuencia se encuentran las ideas políticas (30%), aspecto físico (29%) y la forma de pensar acerca de la igualdad entre hombres y mujeres (26%).

En cuanto a lo que caracteriza a las personas jóvenes que emiten prejuicios nocivos con frecuencia, el estudio destaca que también los reciben con frecuencia. Hay un efecto de retroalimentación: si alguien emite desvalorización frecuentemente, es bastante probable (77%) que también la esté recibiendo frecuentemente. Por su interacción en plataformas digitales, también están más expuestos a la polémica tóxica, más polarizados políticamente y son más pesimistas respecto al futuro.

El proyecto ha sido presentado en un evento online que ha contado con la intervención del secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana; el Public Policy director de Facebook España, José Luis Zimmermann, y la directora general de Fad, Beatriz Martín Padura. Los datos del estudio han sido presentados por Stribor Kuric, investigador del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de Fad.

Fad y Facebook iniciaron en 2020 este proyecto Desactiva tus prejuicios para analizar y prevenir los estereotipos y prejuicios negativos en la adolescencia y juventud.

Para Padura: “El trabajo de los y las docentes en las aulas es fundamental para que los y las jóvenes aprendan a ser críticos y contrarios al odio. Y, sin duda, el teatro social es una herramienta perfecta para introducir el debate y el diálogo sobre estos temas en los centros educativos”.

Por su parte, Zimmermann ha afirmado que “estamos encantados de seguir colaborando con la Fad para ayudar a concienciar sobre la importancia de eliminar los prejuicios y prevenirlos, algo que va en línea con nuestro trabajo diario. Nuestro objetivo en Facebook es crear una comunidad donde la gente pueda expresarse libremente, pero siempre en un entorno de respeto y seguridad. Proyectos como este son muy importantes para fomentar un debate inclusivo y respetuoso, así como un uso responsable de las herramientas digitales”.

Un programa social basado en el arte

La propuesta de intervención educativa en contextos escolares está dirigida a jóvenes entre 14 y 18 años y está basada en el teatro social como un lugar de encuentro, donde el diálogo y el debate se conciben como el motor principal y en la que se trabajan competencias clave como la comunicación lingüística y no verbal, competencias sociales y cívicas, y la diversidad de expresiones culturales.

Se presentan cuatro técnicas de teatro social para que los docentes puedan escoger la que mejor se adapte a las necesidades del alumnado, las problemáticas del centro escolar y/o comunidad donde se encuentre, así como los recursos de los que dispongan (tiempo y espacio).

La guía docente consta de: marco teórico-metodológico del teatro social, planificación, organización y gestión de los talleres de concienciación y técnicas de evaluación participativa de seguimiento e impacto.

La propuesta escolar se completa con la opción de participar en el concurso Desactiva tus prejuicios dirigido a jóvenes que tengan entre 14 y 18 años de edad. Las y los adolescentes podrán presentar algún producto que surja de su trabajo grupal: textos teatrales o piezas breves representadas o incluso alguna propuesta o iniciativa para desarrollar la metodología en su entorno social próximo.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.