El mundo del fútbol se une al Juegaterapia para ganar el partido contra el cáncer infantil

Luka Modric, Saúl Ñíguez, Luis Suárez, Joaquín, la Real Federación Española de Fútbol… El deporte rey colabora con la Fundación Juegaterapia a través de diferentes acciones sociales.

Siempre se dice en el fútbol que la mejor defensa es un buen ataque. Y eso es lo que ha hecho la fundación Juegaterapia, que ha conseguido ‘fichar’ a algunos de los mejores futbolistas del mundo en su campaña solidaria del Balón Pelón, que ayuda a los niños enfermos de cáncer a través del juego. Esos futbolistas no son otros que Luka Modric (Real Madrid C.F.), Saúl Ñíguez (Atlético de Madrid), Luis Suárez (Atlético de Madrid) y Joaquín (Betis).

“Pensamos en ellos como referentes de varios equipos importantes de España y que también fueran solidarios y cercanos para que toda la acción fuera amable, pero al mismo tiempo sólida”, explica Lourdes Amayas, responsable de prensa de la fundación Juegaterapia, a Compromiso Empresarial.

“Todos han sido encantadores; nuestros niños han disfrutado mucho del tiempo que han pasado con ellos”, añade Amayas. Los pequeños Elsa y Miguel Ángel, en tratamiento de quimioterapia, han sido los elegidos para participar en el diseño del Balón Pelón genérico de Juegaterapia. Con ello, la fundación busca transmitir que todos son unos auténticos campeones.

Las cuatro estrellas del fútbol también han querido personalizar los distintos balones con un mensaje de superación a los miles de niños enfermos de cáncer. “¡Ánimo, valientes!”, grita Joaquín. Luis Suárez recuerda que está “prohibido rendirse”; Saúl pide en su balón que “nunca dejes de luchar’ y Modric ánima a creer a pesar de todas las dificultades que haya por delante: “Las mejores cosas nunca son sencillas”.

Un balón que pretende convertirse en un compañero de juego para los

millones de niños y niñas que aman el fútbol. “No solo jugarán con él, sino que se sumarán a los valores de compromiso, empatía y solidaridad con los niños en tratamiento oncológico”.

“Cada vez que juegan con el Balón Pelón están ayudando a vencer el cáncer infantil”, manifiesta Valle Sallés, vicepresidenta de la Fundación Juegaterapia. Y es así porque todos los beneficios de su venta están destinados a financiar proyectos de la fundación que mejoran la vida de los niños enfermos de cáncer a través del juego y gracias a los distintos proyectos de humanización que la organización lleva a cabo en diferentes hospitales españoles.

“Elegimos el fútbol como herramienta de apoyo porque es un deporte mayoritario. Mueve montañas y además tiene valores importantes para todo el mundo tales como la deportividad, el esfuerzo, la fuerza, superación de uno mismo. Todas esas cualidades las tienen también nuestros niños enfermos de cáncer y sus familias. Por lo que hacer estos balones ha sido algo muy apropiado”, destaca Amayas, quien añade el importante impacto que tiene contar en su equipo con este elenco de estrellas: “Queremos llegar a todo el mundo, sensibilizar a la gente y que también podamos recaudar muchos fondos para seguir adelante con nuestros proyectos para ayudar a los niños enfermos de cáncer. Es muy importante su participación para visibilizar la situación que viven nuestros niños tan complicada y que necesitan tanta ayuda y cariño”.

Como no podía ser de otro modo, el lema elegido para esta acción está relacionado con el fútbol, y tampoco deja dudas del objetivo a conseguir. Este partido lo vamos a ganar no solo está relacionado con la acción Juegaterapia, sino también de todos aquellos que sufren esta enfermedad. Se puede aplicar a muchas circunstancias de la vida. Tanto en un aspecto deportivo como, por supuesto, para nuestros niños que son unos auténticos campeones”, resume Amayas.

Todo bajo un nuevo proyecto que nace con la misma ilusión que “cuando hace cinco años creamos los Baby Pelones, los muñecos más bonitos del mundo, pensados para homenajear a los peques enfermos de cáncer que lo pasan mal cuando pierden el pelo a causa de la quimio”, destaca Sallés.

Los Baby Pelones llevan un pañuelo en la cabeza diseñados por amigos famosos de la fundación como Elsa Pataky, Alejandro Sanz o Sara Carbonero, entre otros muchos más. En 2017 fue el juguete más vendido en España y ya se han superado el millón de muñecos vendidos, convirtiéndose en la línea de financiación más importante de la fundación y por la que se han hecho proyectos de gran calado como las Estaciones Lunares, cines y jardines en los hospitales.

La Real Federación Española de Fútbol también se suma

Desde hace unas semanas, hay un nuevo integrante: el Baby Pelón de la Roja. La Fundación Juegaterapia y la Real Federación Española de Fútbol lo presentaron antes del arranque de la pasada Eurocopa en las instalaciones de la Federación en Las Rozas (Madrid).

Este nuevo ‘fichaje’ se incorpora al terreno de juego para vencer al cáncer infantil ya que con la recaudación que se obtenga de su venta, hasta el final del Mundial en el 2022, Juegaterapia ayudará a miles de niños y sus familias a superar la enfermedad fomentando el juego y los espacios lúdicos en hospitales de toda España.

La vicepresidenta de la RFEF, Elvira Andrés, señaló en la presentación del acto que “firmamos un convenio de colaboración de un proyecto muy bonito que mueve corazones. Creemos que la labor que hacéis en Juegaterapia es encomiables y nosotros como Federación nos sentimos muy orgullosos de poder contribuir con nuestro granito de arena”.

De este modo, la RFEF se une a la causa de la fundación que lleva once años haciendo más feliz la vida de los niños en tratamiento de quimioterapia que tienen que pasar una parte de sus vidas en los hospitales.

Para ello ha firmado un acuerdo de colaboración con Juegaterapia por el que le cede la licencia que hace posible que el Baby Pelón de la Roja esté disponible para todos los aficionados al fútbol hasta que termine el mundial, el próximo año, y recaudar fondos que irán destinados a los proyectos de humanización en hospitales.

Según la vicepresidenta de Juegaterapia: “Llevamos diez años haciendo la vida más fácil a los niños que reciben tratamiento oncológico en los hospitales. Que nos cedan la licencia para nosotros es maravilloso e importante para seguir llevando sonrisas a los niños hospitalizados”.

En este caso, Celia y Alek, dos peques con cáncer, han sido los encargados del diseño del pañuelo que lleva este Baby de la Roja, lleno de energía, con dibujos hechos por ellos mismos de los jugadores, las porterías, camisetas con el número 11, balones, tacos y un enorme ¡goool! como el que van a meter ellos contra el cáncer.

El Baby Pelón de la Roja viste la camiseta oficial de la Selección Española, con su estrella de ganadores y ha llegado a las tiendas con toda la energía de los jugadores de la selección y la afición para ayudar a los niños enfermos de cáncer a superar su enfermedad.

<p>Los jugadores Marcos Llorente y Rodri Hernández en la presentación de los 'Baby Pelones' de la Selección Española. Foto: RFEF.</p>

Los jugadores Marcos Llorente y Rodri Hernández en la presentación de los 'Baby Pelones' de la Selección Española. Foto: RFEF.

Un campo lleno de muñecos

Pero esta no es la primera vez que Baby Pelón y la fundación Juegaterapia cuentan con la colaboración del mundo del fútbol. ¿Se imaginan que un campo de Primera División se vea inundado de repente por una gran cantidad de muñecos? Esto fue lo que ocurrió en el partido que disputaron el Real Valladolid y el Real Madrid en el Estadio José Zorrilla a finales del mes de febrero de 2021. La iniciativa se enmarcó en el Día Mundial del Cáncer Infantil y con la colaboración de la Fundación del Real Valladolid y con el apoyo de LaLiga.

La presencia de los Baby Pelones en el Estadio José Zorrilla captó la atención de miles de espectadores. Más de 20.000 personas se interesaron para la recaudación

de fondos para construir un jardín en un hospital de oncología pediátrica. De hecho, la noche antes del partido la tienda online de la Fundación terminó colapsando.

“Estamos muy agradecidos a la Fundación Real Valladolid y a LaLiga por apoyarnos en esta iniciativa. Esperamos que los Baby Pelones lleguen a muchísimos hogares para poder seguir haciendo proyectos en otros hospitales y ayudar a más niños y niñas a vivir su infancia jugando, aunque sea desde el hospital”, recalcan desde la fundación sobre esta iniciativa que nació de la idea original de la Children Cancer Free Foundation de los Países Bajos, que un año antes, en 2020, versionó una acción que llevan a cabo anualmente en el campo del Heerenveen.

La iniciativa fue un éxito y Juegaterapia se puso en contacto con la fundación holandesa para replicar la acción en España. A raíz de esas conversaciones, ambas organizaciones se hermanaron y los niños holandeses recibieron sus Baby Pelones en un gesto agradecimiento por parte del equipo de Juegaterapia. Y es que el fútbol une, y más cuando tiene al cáncer infantil como rival.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.