Los niños, objetivo de las acciones solidarias de los deportistas españoles

Rafa Nadal es un deportista único. También por su lado humando. CE descubre las actividades sociales de la Fundación Rafa Nadal a través de Ana María Parera, presidenta y madre del deportista, y María F. Perelló, directora de Proyectos de la Fundación.
10

Ana María Parera, presidenta de la Fundación Rafa Nadal, junto a su hijo Rafa Nadal.

Número uno en el tenis y considerado por los expertos el mejor deportista español de todos los tiempos. Así es Rafa Nadal en su faceta profesional. Como persona, su entorno más próximo lo define como “muy normal. Muy cercano a los problemas de los demás”. Eso le llevó en 2008 a poner en marcha su Fundación “por voluntad propia”, destaca Ana María Parera, presidenta de la Fundación Rafa Nadal y madre del tenista, en la entrevista concedida a Compromiso Empresarial.

“Lo hizo con el objetivo de contribuir a mejorar el presente y el futuro de colectivos socialmente desfavorecidos; personas que, por su entorno, origen, condición… no tienen las oportunidades que nosotros hemos tenido. En cierta manera, se creó con la idea de devolver a la sociedad parte de lo que nosotros hemos recibido”, añade.

Nadal tuvo claro desde el inicio que “el ámbito de acción tenía que centrarse en los niños y jóvenes; son su debilidad”. También es un “colectivo especialmente vulnerable y que, a la vez, representa el futuro; un futuro que queremos que sea mejor para ellos y, en consecuencia, permita construir una sociedad más cohesionada e igualitaria”.  A pesar de una agenda repleta de campeonatos y viajes (empieza la temporada en enero y la acaba a finales de noviembre), Ana María Parera resalta que está “implicado en todo lo que gira en torno a la Fundación.  Tiene un rol determinante en la toma de las principales decisiones”.

A eso se añade que Nadal ha visitado todos los proyectos que lleva a cabo la Fundación en España y la India, “donde estamos presentes desde hace ya más de siete años. Nuestro primer proyecto fue allí, ya que se creó tras un viaje que hizo Rafael a este país, que le causó un importante impacto. Además, contábamos con el apoyo de la Fundación Vicente Ferrer, con amplia experiencia en el territorio”.  A partir de ese momento, los esfuerzos se diversificaron también a España, a “nuestro entorno más próximo en el que hay, lamentablemente, un elevado número de niños y jóvenes que viven en situaciones de vulnerabilidad. Por ejemplo, tenemos que tener presente que, según los últimos informes de Eurostat, en España uno de cada tres menores está en riesgo de pobreza”.  

Durante estos ocho años de trayectoria, “la Fundación ha estado en continuo crecimiento, atendiendo cada año a más beneficiarios y aumentando los programas llevados a cabo”. Desde los inicios apostó por utilizar el deporte como herramienta educativa y como vehículo para potenciar actitudes y valores tan importantes como el respeto, la igualdad, el esfuerzo, la superación, la autoestima y el compañerismo, entre otros. “Sin duda, nuestro recorrido y experiencia nos demuestran que utilizar el deporte como medio, y no como fin, fue un acierto y lo que nos ha permitido llegar hasta donde estamos”, resume la presidenta sobre la filosofía de la institución.

La Fundación Rafa Nadal apostó por utilizar el deporte como herramienta educativa y como vehículo para potenciar valores tan importantes como el respeto, la igualdad, el esfuerzo, la superación y el compañerismo.

Un trabajo en el que, por supuesto, la imagen de Rafa Nadal (sus búsquedas en Internet superan los seis millones, una cada minuto) ayuda a alcanzar las metas marcadas. “Está claro que para el desarrollo de la Fundación resulta fundamental poder contar con su figura, no solo con el nombre sino también con su presencia o participación en galas y eventos benéficos, así como en las visitas a los proyectos”, argumenta Parera.

Para el futuro, cuando la agenda se lo permita, “quiere implicarse aún más, dedicándose en mayor medida a ella”. Su papel es también indispensable en cuanto a la recaudación de fondos, ya que no solo participa en los eventos con fines benéficos creados por la Fundación, sino que además “se involucra en acciones y acuerdos que suponen una fuente de ingresos para la entidad”.

Los proyectos de la Fundación Rafa Nadal

María Francisca Perelló, Xisca, es la directora de Proyectos de una Fundación perfectamente engrasada para conseguir ejecutar todas sus acciones: “Actualmente llevamos a cabo cuatro proyectos de acción social y uno de becas académico-deportivas. Además, estamos trabajando en la puesta en marcha de un nuevo proyecto de becas”.

El Centro Fundación Rafa Nadal, inaugurado en 2015 en Palma, es el primer objetivo propio de la institución. Perelló resalta que atienden “a 200 niños y jóvenes de uno de los barrios más desfavorecidos de la ciudad, a los que ofrecemos un programa educativo complementario a su formación escolar que contempla tres ámbitos de trabajo: socioeducativo, deportivo y psicoterapéutico. Nuestra atención con los menores se realiza de forma personalizada y cualitativa para cada uno de ellos, lo que permite maximizar y aprovechar las posibilidades de mejora”.

En la India trabaja junto con la Fundación Vicente Ferrer en el Centro Educativo Anantapur. “El principal objetivo es reforzar la integración social de los menores atendidos, tanto de género como entre castas, y ofrecerles una mejora en su educación, para que puedan afrontar su futuro con mayores garantías”. Este año participan en el programa 210 niños y niñas, quienes cuentan con entrenamiento de tenis, clases de inglés e informática (en la mayoría de colegios públicos no se imparten estas materias), cobertura sanitaria y una comida diaria.

María Francisca Perelló, 'Xisca', directora de Proyectos de la Fundación Rafa Nadal.

“Paralelamente, con Más que Tenis, promovemos este deporte entre jóvenes con discapacidad intelectual”. Este proyecto, impulsado junto con Special Olympics España, se lleva a cabo este curso en 18 escuelas de toda España, atendiendo a alrededor de 200 jóvenes. “Un cuarto proyecto es el de Integración y Deporte, en colaboración con Aldeas Infantiles SOS, en Barcelona, Granada y Zaragoza”, añade la directora de Proyectos.

Una labor social a la que se suman también los programas de becas académicas y deportivas. En 2016 se puso en marcha Study and Play, que tiene como objetivo facilitar que jóvenes deportistas españoles puedan compaginar el deporte de alto nivel con los estudios universitarios en Estados Unidos. “Finalmente, estamos trabajando en la puesta en marcha de un nuevo proyecto de becas deportivas, en este caso dirigidas a futuras promesas del tenis”.

El apoyo de las empresas

En la Fundación Rafa Nadal son conscientes de que todo lo que hacen no sería posible “sin el apoyo de importantes compañías de sectores muy diversos, quienes están comprometidas con el trabajo que realizamos”. Actualmente, los partners de la Fundación Rafa Nadal son la empresa holandesa de loterías United Post Code Lotteries, la compañía española de complementos alimenticios Drasanvi, la empresa de automóviles KIA, la marca de relojes Richard Mille, y la compañía de equipos de tenis Babolat. Adicionalmente, hay otras empresas que colaboran de forma más puntual con la Fundación, formando parte de los eventos benéficos que celebran periódicamente: Nike, Mapfre, Telefónica o Meliá Hotels International, entre otras.

“Para la consolidación de la Fundación y el avance de los diferentes proyectos es imprescindible la apuesta que estas empresas hacen por la organización, no solamente con una contribución económica que resulta de vital importancia, sino también con su apoyo y confianza”, finaliza la directora de Proyectos.

Pau Gasol durante una actividad de su Fundación.

El big three español

Rafa Nadal pertenece al big three del deporte español. Pau Gasol y Fernando Alonso completan la terna. Profesionales que, como Nadal, han triunfado en sus respectivas disciplinas, rompiendo barreras. Gasol, entre otros grandes logros, es el único jugador español en ganar un anillo en la NBA. Fernando Alonso, por su parte, también es el único compatriota en hacerse con el campeonato del mundo de Fórmula 1. Por partida doble, como Pau Gasol en la NBA. Los dos, también como Nadal, tienen su fundación.

La de Pau Gasol, activa desde 2014, trabaja para reducir la obesidad infantil. “Nuestros programas y actividades comunitarias actúan como una herramienta educativa para motivar un cambio sostenible y saludable en familias en riesgo de exclusión social”, señalan desde la Fundación sobre el proyecto Cero obesidad infantil, que busca conseguir su objetivo a través de promover cuatro componentes claves: “actividad física, alimentación saludable, horas y calidad del descanso y bienestar emocional de los niños y niñas, jóvenes y sus familias”. Su campo de actuación está en España y en Estados Unidos, compartiendo las mismas actuaciones. Como ocurre con Nadal, la fuerte proyección deportiva y social de Gasol ha logrado atraer a un gran número de empresas colaboradoras.

El Grupo IFA participa como patrocinador oficial. “Con su colaboración podemos llegar a más familias españolas y causar una verdadera influencia en su alimentación y salud, a través de distintas actividades como talleres de cocina saludable, demostraciones en directo, campañas de información y formación en redes sociales dirigida a los niños y sus familias”, explican desde la institución.

Asimismo, con la ayuda de la cadena de alimentación, la Gasol Foundation “puede continuar formando a más familias con la realización de talleres, campamentos y escuelas, así como con la puesta en marcha de acciones de prevención y concienciación que sumen a favor del reto común: promover hábitos saludables en la sociedad española y mejorar así la salud de las próximas generaciones”.

Fernando Alonso participa en la IV Carrera Fundación Fernando Alonso.

En el caso de Fernando Alonso, su Fundación está enfocada a la conducción segura. Nació con el objetivo de promover, participar, estimular y desarrollar iniciativas para la seguridad vial, especialmente en la educación y formación de niños. Otro de los pilares fundamentales es la investigación en sistemas de seguridad infantil en el automóvil, con la creación de becas dirigidas a estudiantes universitarios.

Para desarrollar sus actividades cuenta con la colaboración de Liberbank. Entre ambos organismos han puesto en marcha un programa de educación vial dirigido a niños de 3º de primaria. Los objetivos del programa son formar a los menores como peatones y conductores responsables; desarrollar la observación del entorno para identificar los peligros de la vía, y optimizar hábitos y comportamientos seguros como pasajeros. Además, a los más pequeños también se les da una charla sobre ciberseguridad para que aprendan a manejar con cuidado Internet y las redes sociales. La actividad se desarrolla en el rincón favorito de Fernando Alonso: su museo en Asturias.

10
Comentarios