La Fundación Bertelsmann analiza el perfil de un nuevo tipo de donante que va más allá de su aportación económica

CE1 septiembre 2008
0

A través del taller “Donantes: mucho más que dar. Los servicios especializados a los nuevos donantes” dirigido por Peter de Courcy Hero, ex presidente de la Fundación Cívica de Silicon Valley –la cuarta institución cívica más importante de Estados Unidos por volumen de fondos recaudados– la Fundación Bertelsmann profundizó sobre una nueva tipología de donante que se implica en el destino de sus fondos, en la profesionalización de la captación de recursos y en el futuro de la RSE. El taller “Donantes: mucho más que dar. Los servicios especializados a los nuevos donantes” indagó sobre las claves de éxito de una de las fundaciones cívicas más importantes de los Estados Unidos, tanto por volumen de fondos gestionados como por la red de ciudadanos y empresas que ha conseguido crear en torno a sus proyectos. Situada en una de las regiones clave del desarrollo de la nueva economía americana, la Fundación Cívica de Silicon Valley supo comprender el tipo de donante potencial al que se dirigía, especializarse en él y convertirse en una verdadera institución generadora de riqueza social. “La Silicon Valley Community Foundation funciona como una verdadera empresa, una empresa social. Esta filosofía es la clave de nuestro crecimiento y de los buenos resultados de los proyectos que apoyamos”, comenta Peter deCourcy Hero. Y no son sólo palabras. Las donaciones de particulares y empresas se invierten en fondos de capital riesgo para generar más riqueza social, como el Silicon Valley Social Venture Fund (www.SV2.org) que pese a no haber nacido en un garaje, se gestó en un entorno igualmente particular: la cafetería de la Universidad de Palo Alto a iniciativa de estudiantes hoy emreconocidos emprendedores. Además de ello, la fundación actúa con las empresas del núcleo tecnológico de la región a modo de servicios de outsorcing de sus iniciativas de responsabilidad social empresarial: “Muchas compañías tecnológicas de la región son pequeñas empresas que generan mucho dinero pero que no saben cómo y con quién invertirlo. La Fundación actúa a modo de departamento de RSE de todas ellas aconsejándoles, promoviendo iniciativas y gestionándoles sus recursos de manera socialmente responsable con una profesionalización que seguramente ellas mismas no serían capaces de hacerlo sin dejar de atender a su negocio”, comentó Hero.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.