Las fundaciones Rosón Arte Contemporáneo y Pedro Barrié de la Maza muestran la obra de Caio Reisewitz

CE1 octubre 2009
0

La Fundación Pedro Barrié de la Maza y la Fundación Rosón Arte Contemporáneo (Fundación RAC) mostrarán en Vigo y Pontevedra, respectivamente, la exposición de producción propia Caio Reisewitz. Maracutaia.

La muestra, que será inaugurada en ambas sedes el 6 de octubre, supone la revisión más completa de la obra de este artista brasileño realizada hasta la fecha, y es la primera colaboración entre la Fundación Pedro Barrié de la Maza y la Fundación RAC de Pontevedra.

La exposición se complementará con la edición de un riguroso libro que recoge, además de las piezas de la exposición, las obras más significativas realizadas por el artista hasta el momento, así como un texto del crítico David Barro, comisario de la exposición.

Caio Reisewitz. Maracutaia reunirá más de cuarenta fotografías de la producción más reciente del artista, desde 2001. Se trata de una selección de imágenes que incide en la relación entre el hombre y el paisaje y que reflexiona sobre el deterioro del espacio natural y cómo el ritmo en el que avanza y evoluciona la sociedad actual no tiene en cuenta la presencia de la naturaleza en ese proceso. La programación de actividades didácticas paralelas y el libro de Reisewitz se guiarán asimismo por idéntica preocupación ecológica.

Con esta exposición dedicada a Reisewitz, la Fundación Pedro Barrié de la Maza apuesta por la contemporaneidad dela fotografía, continuando su línea de exposiciones temporales dedicada a clásicos de la fotografía, que en los últimos años ha permitido mostrar las imágenes de grandes fotógrafos como Paul Strand, Arnold Newman, Edward Weston, Alfred Stieglitz, Ansel Adams, o la fotografía y el cine de la George Eastman House.

En lo que respecta a las obras seleccionadas –más de cuarenta fotografías de gran formato– y al montaje, el diseño de la muestra se estructura en torno a varias ideas o ejes temáticos: el peligro a la hora de engañarnos en nuestra relación con el paisaje; las contradicciones de la acción humana respecto a esa naturaleza, y nuestra actitud irresponsable, ya sea a partir de la figura de un árbol que ha sido arrancado de raíz, con el ganado que arrasa el verde, con el fuego o con las construcciones que contaminan los paisajes costeros. En definitiva, un mundo de vestigios, sin sujetos y desprovisto de intensidad afectiva y existencial.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.