14.576 personas consiguieron trabajo a través de Cáritas

0

En 2009, el Programa de Empleo de Cáritas atendió en toda España un total 95.695 personas, de las que 14.576 consiguieron acceder a un puesto de trabajo, a pesar del impacto de la crisis.

Dentro de este Programa, al que se destinaron unos recursos por valor de 24 millones de euros, se impartieron también a lo largo del último año casi 900 cursos y talleres de formación laboral, en el que participaron 16.000 alumnos, y se pusieron en marcha 21 empresas de economía social, que han generado cerca de 500 empleos directos. Estos son algunos de los datos que se desprenden de la Memoria de Empleo 2009 de Cáritas.

«Mujer, inmigrante, joven y con estudios básicos». Este es el perfil mayoritario descrito por Sebastián Mora, secretario general de la institución, para resumir los datos de los usuarios del Programa de Empleo que se recogen en la memoria y que confirman que casi el 75% de las personas atendidas por Cáritas en este apartado de su actividad son inmigrantes (de ellos, casi el 63% proceden de países extracomunitarios) y casi el 61% mujeres (ante un 39% de hombres).

Sebastián Mora, que se refirió en la presentación de la memoria a los más de treinta años de andadura de los Programas de Empleo de Cáritas (que surgieron como programas contra el paro), señaló «la apuesta de Cáritas por una intervención social que contribuya a la reducción del desempleo».

«La gravedad de la situación socioeconómica actual nos ha llevado a tener que redoblar nuestros esfuerzos y continuar trabajando con empeño para lograr nuestro objetivo», explicó, además de recordar que la prioridad del trabajo de la entidad en este ámbito es «apoyar a aquellos que tienen más dificultades para encontrar y mantener un empleo».

Para ilustrar la diversidad de la labor que lleva a cabo la Confederación Cáritas en todo el país en este campo, junto con la Memoria de Empleo 2009, este año se ha editado también el cuaderno «Cáritas y el empleo. Experiencias significativas», en el que se recogen en detalle cerca de sesenta buenas prácticas de formación, orientación laboral y generación de empresas de economía social.

Con esta publicación se pone de manifiesto, como aseguró el no sólo da de comer al que tiene hambre, sino que acompaña a estas personas y genera itinerarios formativos para abrirles horizontes de dignidad».

La Memoria de Empleo 2009 de Cáritas incorpora también un capítulo final de propuestas a las administraciones para favorecer la incorporación al mercado laboral de las personas más desfavorecidas y menos cualificadas.

Estas propuestas pueden resumirse en cuatro grandes bloques: la puesta en marcha de programas reales y efectivos para estimular el empleo juvenil; el desarrollo de cláusulas sociales para apoyar proyectos de inserción laboral; la derogación del real decreto 1424/85 sobre trabajo doméstico para avanzar en la dignificación del empleo en este sector, y el apoyo a procesos de inclusión laboral para los colectivos en situación social más precaria.

0