Nace “Amigos de Energía sin Fronteras”

0

La construcción de dos pozos de agua en el cantón de Defalé, de la región de Kara, en la mitad norte de Togo, con un presupuesto en torno a los 20.000 euros, es la primera iniciativa que se proponen acometer los Amigos de la Fundación Energía sin Fronteras.

A los siete años de su constitución, Energía sin Fronteras (EsF) crea el grupo de «Amigos» con el propósito de reforzar su base social en tres aspectos: «Tratando de que los ciudadanos se identifiquen con los valores solidarios de nuestra fundación y sus objetivos (llevar agua y energía a lugares apartados), hacer que los ‘amigos’ sean los difusores y altavoces del mensaje de EsF, y abrir una fuente participativa de financiación de nuestros proyectos en base a las aportaciones individuales».

Así resumió José María Arraiza, presidente de la junta directiva de EsF el proyecto «Amigos», que marca una etapa de consolidación de la Fundación EsF como una ONG dedicada a proyectos de agua y energía. A su vez, Mariano Cabellos, presidente del patronato de la fundación, recabó la colaboración ciudadana para poder multiplicar en breve plazo el número de beneficios de los servicios de agua y energía, de la mano de EsF.

«Hemos decidido proponer a los futuros amigos», indicó José María Arraiza, «que sus aportaciones se destinen, no a un fondo general de nuestra Fundación, sino a un proyecto concreto. En tal sentido, las aportaciones que nos hagan llegar serán ingresadas en una cuenta a nombre del proyecto elegido y, en el curso de la ejecución del proyecto, un equipo de voluntarios que dirige nuestro compañero Luis Ruiz se encargará de transmitiros información puntual de los pasos que se vayan dando».

Togo es todo un símbolo del compromiso en la cooperación internacional. Responde a la idea rectora, contenida en los Objetivos del Milenio, de reducir en dos tercios la mortalidad infantil en el mundo antes del 2015 y de reducir a la mitad el número de personas que carecen de suministro sostenible de agua potable y de servicios de saneamiento.

EsF aceptó en 2008 la propuesta de la prestigiosa Fundación Hulmen, que lidera la implantación de servicios esenciales en esa zona de Togo, para acometer un programa que requerirá una financiación de 230.000 euros.

Por medio de la Fundación Hulmen, se garantiza una gestión eficiente de estas nuevas infraestructuras. Dada su importancia vital, el conjunto de la red hidráulica es regida por los Comités de Usuarios del Agua, en tanto que cada pozo cuenta con un responsable directo de su conservación y del consumo reglamentario del recurso.

0