La AESP apuesta por los servicios a las personas para crear empleos

CE10 diciembre 2010
0

La Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP) ha organizado la III edición de la Conferencia Europea de Servicios a las Personas, una cita entre países europeos que se preocupan por atender las necesidades de la sociedad y el equilibrio económico. Para Javier Benavente Barrón, presidente de AESP y que además dirige el Grupo Alares: «La inmensa mayoría de los servicios a la persona se están prestando desde la economía sumergida, una situación que está causando graves problemas tanto a la sociedad del bienestar, como a nivel económico estatal».

Desde su creación, en 2009, la AESP ha defendido la necesidad de llegar a un consenso con el Gobierno para poder atender esta gran problemática, que por otro lado, puede suponer la solución para reducir el número de parados y generar mayor calidad de vida entre la sociedad. Para Benavente, es necesario crear un ordenamiento jurídico adecuado en el que se incluyan determinadas medidas fiscales y de flexibilidad laboral, que permitirán el desarrollo del sector de servicios a las personas.

Los cambios socio culturales de las últimas décadas han provocado un nuevo modelo social basado en la incorporación de la mujer al mercado laboral y el envejecimiento de la población. Estos factores han derivado en la necesidad de crear nuevos recursos capaces de atender la demanda de las personas además de adaptar el mercado laboral.

Según datos de la AESP, los servicios del hogar y de atención a la dependencia son los dos sectores con mayor expectativa de crecimiento. En este sentido, la III Conferencia Europea de Servicios a las Personas ha mostrado los resultados positivos de las políticas que ya se han llevado a cabo en algunos países, para así motivar al resto de los países europeos a que se impliquen más con estos temas.

La AESP defiende especialmente una medida: equiparar los precios entre los servicios prestados desde la economía sumergida con los servicios de la economía regulada, e incluir un IVA muy reducido para la prestación de los servicios, además de deducir en el IRP. Para la asociación es imprescindible disminuir las cotizaciones sociales a los empleadores del sector o deducciones en el impuesto de sociedades a aquellas empresas que ofrezcan Servicios de Atención a las Personas (SAP) a sus empleados como medio de conciliación laboral.

Estas medidas tienen que ir acompañadas de medios de pago transparentes y que incluyan automáticamente las retenciones aplicables, y deben ofrecer un saldo neto neutro para las cuentas del Estado al equipararse los ingresos adicionales por nuevas cotizaciones e impuestos con las deducciones aplicables a particulares y empresas por la contratación de los SAP de forma legal.

0