Ayuda en Acción reclama al Gobierno haitiano que libere tierra para ofrecer viviendas dignas

CE14 febrero 2011
0

Ayuda en Acción denuncia que la reconstrucción de Haití podría costar unos 50 millones de dólares adicionales, necesarios para la sustitución de las tiendas de emergencia, a no ser que el Gobierno haitiano y los donantes internacionales –Estados Unidos, Canadá, Francia, España y la Unión Europea– prioricen el problema de la tierra que hasta ahora ha obstaculizado de manera crítica la reconstrucción del país. El informe de ActionAid, «Construyendo para el futuro», llega un año después del terremoto de magnitud 7.0 que dejó 2,3 millones de desplazados.

En este informe, Ayuda en Acción y ActionAid explican que es un deber del Gobierno haitiano liberar extensiones de tierra para facilitar la construcción de viviendas sociales y que, hasta que esto no ocurra, la población afectada no podrá reemprender la vida que tenían antes del terremoto.

«Las organizaciones tienen el dinero y la voluntad para reconstruir los hogares de los haitianos. Pero hasta que el Gobierno no libere la tierra que se necesita, tendremos que invertir el dinero recaudado en reemplazar las tiendas de campaña y adoptar otras medidas destinadas a ayudar a la gente que está hacinada», explica Jean Claude Fignole, director de ActionAid en Haití. «Es inaceptable que, un año después del terremoto, siga habiendo un millón de personas viviendo bajo lonas o en tiendas de campaña sin esperanza de trasladarse», añade Fignole. No hay plan estratégico para refugios, las disputas por la tierra se extienden y hay toneladas de basura sin recoger.

ActionAid y Ayuda en Acción piden al Gobierno haitiano y a los donantes internacionales que inviertan en la reforma de un sistema de propiedad de la tierra que permita redistribuir grandes extensiones de tierra entre las comunidades más desfavorecidas y proveer de vivienda social subvencionada por el Gobierno a alquileres muy bajos.

0