Aerte propone a la Generalitat una remodelación del sistema de implantación de la ley de dependencia

CE30 agosto 2011
0

El presidente de la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte), Alberto Giménez, ha reconocido la voluntad del actual equipo del Consell por fomentar una atención profesional y de calidad para los ciudadanos, si bien, ha recordado que en el mes de junio de 2011 había un total de 17.866 ciudadanos con Grado III y II de dependencia que no estaban siendo atendidas en la Comunidad Valenciana cuando existen cerca de 4.000 plazas vacías en los centros. La atención a estas personas generaría más de 2.000 puestos de trabajo.

Giménez realizó estas declaraciones tras su reunión con el Conseller de Bienestar Social, al que ha avanzado las líneas maestras del paquete de medidas económicas y de gestión con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema socioasistencial de atención a personas en situación de dependencia.

El presidente de Aerte ha insistido en la necesidad de remodelar la gestión sanitaria y de los servicios sociosanitarios desde el sector público con el fin de obtener importantes e inmediatos ahorros en el gasto total, sin afectar por ello a la calidad y cantidad de servicios que recibe el ciudadano.

Además, desde el empresariado se asegura que la Administración debe promover la creación de plazas para los recursos y zonas en donde se aprecien «déficits considerables», por lo que resulta necesaria la realización del Mapa de Infraestructuras y Recursos Sociosanitarios de la Comunidad Valenciana. Paralelamente, Giménez ha abogado porque la expedición de medicamentos se realice directamente en las residencias sin la utilización de los servicios de oficinas de farmacia, dado que supone un ahorro estimado del 15% en el coste total de dicho gasto entre los residentes.

0