“Con la crisis se nota la falta de ganas de invertir, pero hay cambio de aires”

CE24 octubre 2011
0

Anne Evans Borden tiene una amplia experiencia como consultora en administración, altos ejecutivos y asociaciones sin fines lucrativos. Fue socia del MAC Group (ahora Gemini Consulting) y directora de la National Gallery of Art de Washington, DC. En los últimos años, ha formado parte de las juntas directivas de varias organizaciones sin fines de lucro, incluyendo la presidencia de la Escuela de Música Levine.

En 2001 entró en el mundo de los emprendedores sociales cofundando el Nomadic Kenyan Children’s Educational Fund (NKCEF) para apoyar la educación secundaria de los niños nómadas en Kenia. NKCEF se fusionó en 2010 con el Fondo de Educación de Kenia y Anne se mantiene en el patronato de la entidad. Es nativa de Carolina del Norte, se licenció en el Wellesley College y es máster en Administración Pública y Privada por la Escuela de Organización y Gestión de la Universidad de Yale.

Actualmente es vicepresidenta de Recursos Estratégicos de Ashoka, responsabilizándose de la estrategia global de sus ingresos. Ashoka es la primera asociación mundial de emprendedores sociales innovadores. Desde su fundación en 1980 ha seleccionado a más de 2.500 emprendedores en 70 países.

Esta organización identifica y apoya a emprendedores sociales que implementan soluciones innovadoras para resolver los principales problemas de sus regiones y crea oportunidades para que, colaborando entre ellos, alcancen un mayor impacto en la sociedad promoviendo una nueva infraestructura para el sector ciudadano.

La visión de Ashoka parte de la premisa de que «todo el mundo puede cambiar el mundo», por lo que trabaja para construir una sociedad en la que todas las personas cuenten con la libertad, la confianza y el apoyo de su comunidad para resolver cualquier necesidad social. Una sociedad donde se fomente la innovación y el deseo de transformación, de manera que las personas encuentren en ellas mismas la fuerza y el poder necesarios para generar cambios.

¿Cómo llegó a este puesto?

Soy la vicepresidenta de Recursos Estratégicos de Ashoka, que es un papel muy distinto al tradicional vicepresidente de Desarrollo. Cada programa y cada país con oficina de Ashoka es responsable directamente de su propia captación de fondos.

Mi papel es dar apoyo estratégico, coordinar al mejor equipo posible, dirigir y apoyar donde sea necesario, compartir ideas interesantes de una parte de Ashoka con otra, identificar y determinar el correcto seguimiento de oportunidades y colaboraciones, y crear y definir sistemas para que todo funcione bien.

Mi perfil es muy variado. Comencé mi carrera como consultora de gestión, después fui la administradora de la National Gallery of Art, más tarde un consultor independiente, miembro de la junta de patronato de ONG y cofundadora de una organización que ofrece educación escolar a los maasai y otros grupos en Kenia. De una forma u otra la captación de fondos siempre ha sido una prioridad en todos estos puestos. Esta variedad de experiencias encaja perfectamente con Ashoka.

¿Qué divisiones tiene su departamento? ¿Tiene un aspecto internacional?

Mi responsabilidad es global en todos los aspectos. Tengo un equipo que está especializado en trabajar con individuos y fundaciones privadas, así como con empresas. También gestionamos los presupuestos anuales de ingresos y desarrollamos productos en apoyo de los programas globales de Ashoka. Parte de nuestro papel es gestionar y asegurar la efectividad de los muchos equipos (denominados lead responsible person teams) formados por individuos de distintos programas y países de Ashoka que se unen para trabajar juntos en una oportunidad específica.

Además, también superviso colaboraciones estratégicas como McKinsey & Co, Google, y el Corporate Executive Board, nuestras actividades en Singapore, nuestra red de apoyo, el apoyo legal a Ashoka y nuestros becarios.

Siempre estamos en constante búsqueda de personas con talento y emprendedoras que realmente les apasione el cambio social para ser parte de nuestro equipo –sea en Recursos Estratégicos conmigo o en otro departamento de Ashoka– Me encantaría saber de cualquier persona que encaje en esta descripción.

¿Cuál es el presupuesto de ingresos del que es responsable y cuál es la principal fuente de ingresos para cubrir ese presupuesto?

Nuestros ingresos están superando los 40 millones de dólares en 2011, y en promedio procede de partes iguales de individuos, empresas y fundaciones.

Ashoka no acepta fondos gubernamentales y por ello depende sustancialmente de personas emprendedoras, que bien como individuos o como dirigentes en fundaciones y empresas, entienden el papel fundamental que los emprendedores sociales juegan en encontrar soluciones innovadoras a los problemas más arraigados de la sociedad.

¿Qué cree que hace que su organización sea exitosa en la captación de fondos?

En Ashoka funcionamos como un equipo de equipos, con una capacidad muy fluida de movimiento y de cambios en la composición de equipos para adaptarnos al ritmo rápido de transformaciones que vemos en nuestro trabajo y en el mundo. Nunca es estático, siempre fascinante, y sí un continuo reto. Pero como hay que ser emprendedor para trabajar en Ashoka, ¡a la mayoría de nosotros nos gusta esta forma! También creo que las relaciones que tenemos con individuos, que precisamente ellos mismos son emprendedores y nos apoyan para conseguir cambios importantes, es particularmente satisfactoria. Tenemos a veces relaciones con algunos de ellos que llegan al punto de que trabajan con nosotros codo con codo como si fueran un miembro más del equipo.

¿Qué retos ha traído el 2011 y cuáles anticipa para el 2012?

El 2011 acaba para nosotros el 31 de agosto y ha sido más fácil que el 2010. Hemos notado la falta de ganas de invertir y tomar riesgos, lo mismo que muchas otras organizaciones, pero estamos percibiendo un cambio de aires.

¿Cuál es su experiencia con donaciones corporativas? ¿Cree que se puede calificar de exitosa?

Las empresas en concreto entienden que la innovación es clave para su supervivencia, y eso es lo que Ashoka entiende mejor. Trabajamos para crear colaboraciones conjuntas con las empresas y mucho de lo que ofrecemos está dirigido a hacerles aprender de las innovaciones de los emprendedores sociales, creando modelos híbridos social/negocio para servir a segmentos importantes del mercado que no están totalmente atendidos, y ayudarles a aumentar las capacidades de cambio de sus empleados y futuros empleados, por ejemplo, gente joven. En mi experiencia, cada vez más empresas nos buscan.

¿Cuál es su técnica de captación de fondos preferida?

Escuchar. Cada persona tiene un objetivo o un problema que resolver, y la única forma de saber cuál es, y si Ashoka puede ayudar, es haciendo que se abran y escuchando activamente.

Si pudiera hacer cualquier cosa en fundraising, ¿qué le gustaría realizar o qué sueña con poder hacer algún día?

Todo en lo que trabajo es para el bien de la sociedad. Ese es mi sueño, y por suerte, mi realidad.

Por Bettina Alonso
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.